Skip to main content

El perro robot Spot empieza a usarse en hospitales para monitorizar a enfermos de coronavirus

spot doctor

MIT

24/12/2020 - 09:40

La pandemia del coronavirus está provocando que distintos avances tecnológicos se utilicen de cara a evitar contagios y los robots Spot pueden ser de gran ayuda.

Son muchas las noticias que hemos leído sobre el perro robot Spot desde que pudimos ver sus primeros vídeos. Estas máquinas de Boston Dynamics lograron captar la atención gracias a su capacidad para moverse y abrir puertas, que a muchos les recordaron a la serie Black Mirror, pero se les están empezando a encontrar funciones muy útiles.

Desde el MIT y el Brigham and Women's Hospital se ha encontrado un nuevo trabajo para estos robots en un momento que se siguen viviendo las fuertes consecuencias de la pandemia del coronavirus. Han sabido añadir a Spot una serie de sensores y cámaras para que puedan analizar el estado de pacientes en hospitales sin necesidad de presencia humana.

Entre los distintos aspectos que monitorizan se encuentran algunos de los más requeridos para comprobar el estado de los pacientes: temperatura de la piel, pulso, frecuencia respiratoria o la saturación de oxígeno en sangre.

Spot puede trabajar desde una distancia de 2 metros sin necesidad de ningún tipo de contacto con los pacientes. Esto se consigue gracias a las cuatro cámaras que le han añadido: una de infrarrojos y tres monocromas que realizan distintas medidas a 670, 810 y 880 nanómetros, según Mashable.

Los investigadores del MIT informan que el algoritmo creado para analizar los datos "calcula la temperatura ambiente y la distancia entre cámara y paciente, por lo que las mediciones se pueden tomar desde diferentes distancias, en diferentes condiciones climáticas y aun así ser precisas”.

Además, se ha implementado una tablet en la parte superior de Spot que sirve de comunicación entre los médicos o enfermeros y el paciente al ofrecer la opción de que se vean y puedan consultarse las dudas que tengan a través del dispositivo.

Uno de los puntos que han tratado de aclarar desde el MIT es que no han logrado ningún gran avance tecnológico, sino que la labor ha sido el poder implementar una serie de tecnologías existentes en Spot para sumar capacidades. Estos robots están muy avanzados, ahora es cuestión de lograr que tengan una utilidad beneficiosa para las personas.

Pero este será un proceso lento por parte de la empresa e investigadores. Primero se valorarán las funciones reales que permiten, antes de lograr la libertad para que realicen sus propias rondas de supervisión de pacientes.