Skip to main content

La primera cámara digital portátil, de Kodak, tenía un sensor de 0,01 Mpx y guardaba las fotos en una cinta de cassette

Primera cámara digital de Kodak

Kodak

24/10/2021 - 23:45

Resulta irónico que Kodak inventara el producto que acabaría con la compañía. Decidió olvidarlo, porque era demasiado adelantado para su época.

La historia de Kodak es tan importante y descomunal en el mundo de la fotografía, como trágica. Mantuvo su éxito durante casi un siglo, pero fue condenada al olvido por el dispositivo que ella misma inventó: la cámara fotográfica digital portátil.

Kodak fue fundada en 1892 por George Eastman y Henry A. Strong. Eastman básicamente inventó el carrete de fotos, desterrando para siempre el uso de los caros y delicados cristales para almacenar las fotografías, que se usaban hasta ese momento.

Gracias a Kodak se fabricaron cámaras de fotos asequibles, ligeras, que usaban carretes (filme fotográfico) para guardar las imágenes, y posteriormente revelarlas en papel.

Durante todo el siglo XX Kodak dominó el mercado fotográfico con la venta de cámaras, carretes, y tiendas y laboratorios de revelado de fotos.

Había docenas de miles de puntos de revelado en todo el mundo, generando un negocio tan próspero como hoy puede ser el de Samsung o Apple en el mundo de los móviles.

Pero en 1975, ocurrió una anomalía espaciotemporal en el casi perfecto universo de Kodak. Uno de sus ingenieros, Steven Sasson, inventó la primera cámara digital portátil de la historia, que no necesitaba carretes ni revelado. Puedes verla en la foto de apertura de la noticia.

Era portátil, pero no podías mantenerla a pulso mucho tiempo, porque pesaba 3,6 Kilos. Utilizaba la misma técnica que aún usamos ahora en los móviles, con un sensor CCD que convertía la luz capturada en píxeles.

Eso sí, era un sensor en blanco y negro de solo 100 x 100 píxeles, es decir, 0,01 Mpx.

Lo más curioso de todo es que las fotos digitales se guardaba en un medio analógico: una cinta de cassette. Como este dispositivo grababa datos a baja velocidad, la foto digital se almacenaba temporalmente en una memoria RAM.

El tiempo de captura de cada foto era de... 23 segundos.

Kodak tenía ante sí el futuro de la fotografía, y ella lo había inventado. Pero... decidió abandonar la tecnología digital y seguir con los carretes. La razón que sus jefes le dieron a Steven Sasson, es que "¿quién va a querer hacer fotos que no puede ver en papel?".

Hoy nos parece una excusa absurda, pero en 1975 tenía bastante sentido. En aquella época ni siquiera existían los ordenadores personales, ni los discos duros, ni las pantallas portátiles. Y mucho menos, los móviles.

No había forma de visionar esas fotos guardadas en cinta de cassette de forma sencilla, salvo con un equipo muy caro en una tele, o usando una impresora digital, que aún no había sido inventada.

Pero es fácil suponer que a Kodak también le entró miedo. Aunque decidiese fabricar cámaras digitales y fueran un éxito, su negocio no estaba en la venta de cámaras, sino en la venta de carretes y en el revelado de fotos. Y ese negocio se perdería con las cámaras digitales, como así ocurrió.

Esta decisión posiblemente retrasó una década la llegada de las cámaras digitales. Pero cuando se estrenaron en los móviles, con el Sharp -SH04 en el año 2000, el destino de Kodak estaba sentenciado.

Apenas 12 años después, en 2012, Kodak se declaró en bancarrota. Ya nadie revelaba fotos. Ahora sigue en activo, pero centrada en otras actividades, como los productos farmacéuticos o la venta del puzle más grande del mundo.

Por desgracia, nunca sabremos qué habría pasado si, hace 46 años, Kodak hubiese seguido adelante con el desarrollo de aquella primera cámara fotográfica digital.

EOS 4000D

EOS 4000D

Esta Canon EOS 4000D es una cámara réflex de lo más asequible, con capacidad para tomar fotos en RAW y modo manual para enfoque y otros valores fotográficos. Cuenta con vídeo Full HD.

Y además