Skip to main content

Las tarjetas gráficas Intel Arc serán mucho más potentes de lo esperado: a la caza de las NVIDIA RTX 3070 Ti y RTX 3060 Ti

Intel Arc

30/12/2021 - 10:30

Las esperadas nuevas GPUs de Intel tienen la misión de competir en un mercado desabastecido por la crisis de los semiconductores y donde NVIDIA se reparte casi por completo todo el pastel.

Como bien sabéis el mercado de las tarjetas gráficas lleva décadas siendo un monopolio de AMD y NVIDIA. Entre las dos compañías se reparten los beneficios de un sector que da miles de millones de euros al año.

La cuestión es que si bien a principios de la década pasada había competencia real, desde hace unos 8 años NVIDIA domina en solitario dicho sector. Relegando a AMD a una segunda posición en términos de ventas y beneficios.

Por este motivo los gamers del mundo esperan como agua de mayo que Intel, un gigante del sector de los microchips, de el primer paso en su incursión gráfica con las nuevas y esperadas Intel Arc.

VIDEO

Análisis de la Nvidia RTX 3080

Estas GPUs llevan siendo rumoreadas más de un año y son oficiales desde hace apenas unos meses. Por suerte para todos, dichas tarjetas están muy próximas a estrenarse.

De forma oficial, como ya os anunciamos hace unas semanas, las Intel Arc llegarán durante el primer trimestre de 2022. Y ahora nuevos rumores apuntan más concretamente a marzo.

Dichas informaciones revelan que veremos dos modelos de la gama alta, la DG2-512 de 16 GB de VRAM y la DG2-384 de 12 GB de VRAM. Y según las aproximaciones estas serán mucho más potentes de lo esperado.

En concreto la DG2-512 contaría con frecuencias de entre 2,2 y 2,5 GHz, aunque no sabemos si se trata de frecuencias medias o de frecuencias máximas, con un consumo de 225 W.

Suponiendo que se trata de la velocidad de reloj máxima en ese caso la tarjeta ofrecería hasta 18,5 TFLOPs de cálculo FP32, lo que supone un 40% más que la RX 6700 XT pero un 9% menos que la NVIDIA RTX 3070.

La variante inferior, la DG2-384 de 12 GB de VRAM tendría un ancho de banda de 192 bits, un consumo de 150/200 W y el rendimiento que se le espera es el de una RTX 3060 Ti. En el peor de los casos el de una RTX 3060.

De esta forma en Intel irían, de primeras, a por la gama media/alta de NVIDIA, cuando siempre se creyó que la intención de Intel era competir por la gama media/baja en esta primera generación de tarjetas gráficas.

Y además