Logo Computerhoy.com

Por espacio y prestaciones, ¿los televisores tienen los días contados?

TV y Vídeo
LG C1 OLED de 48”, análisis y opinión

Los proyectores ofrecen prestaciones cada vez más cercanas a las de un televisor convencional, pero sin ninguno de sus requisitos de espacio. ¿Será el dispositivo que sustituya a tu televisor?

Es innegable que los televisores han ido evolucionando para ofrecer servicios y tecnologías que aportaban un valor añadido a la experiencia del entretenimiento. Pero en esencia, el televisor continúa siendo ese enorme dispositivo que ocupa espacio en tu salón lo uses o no.

La llegada de plataformas de contenido como Netflix, Prime Video o Disney+ y de los servicios de televisión online que ofrecen las principales operadoras de telefonía ha desvinculado el televisor de una instalación de antena, lo cual le hace perder puntos frente a otras pantallas en movilidad como portátiles o tabletas.

De hecho, en 2019 el 98,5% de los hogares españoles tenían al menos un televisor, frente al 99,6% de 2005. ¿Está perdiendo fuelle el televisor frente a otro tipo de soporte para el entretenimiento?

Mientras los televisores van creciendo en el tamaño de sus pantallas, el precio del suelo hace que las viviendas sean cada vez más pequeñas, esto me ha hecho preguntarme si el televisor, tal y como lo conocemos en la actualidad, es un dispositivo sostenible en un futuro a medio plazo.

Como ya conté hace algunos meses, por mi trabajo cambio habitualmente de televisor –entre una y dos veces al mes, para ser más exactos— por lo que por mi salón desfilan televisores de todo tipo y tecnología, pero últimamente también están pasando por mis manos algunos proyectores interesantes.

El último fue el Nebula Cosmos Láser 4K que analicé la semana pasada, y que me ha convencido tanto que me ha hecho replantearme si la senda que plantea este proyector “semiportátil” es el futuro reemplazo para los televisores convencionales en unos salones cada vez más pequeños en los que se hace imprescindible optimizar el espacio.

Nebula Cosmos Láser 4K, análisis y opinión

Estas son algunos de mis argumentos para pensar que los proyectores podrían ser el reemplazo de los televisores:

📺 La resolución ya no es un problema. Una de las principales bazas de los televisores frente a los proyectores era la resolución. Las pantallas habían evolucionado hacia el 4K más rápido que los proyectores, por lo que estos se no podían competir con la excelente nitidez que ofrecían los televisores.

La evolución de los sistemas de proyección DLP (Digital Light Processing) con triple chip DMD ha facilitado la llegada de proyectores con resolución 4K a un precio más asequible, entrando en competencia directa con los televisores, sin que la intensidad y definición de los colores se vea afectada.

Nebula Cosmos Láser 4K, análisis y opinión

🔬Que no te engañen, el tamaño cuenta. La falta de espacio en el mueble del salón es uno de los principales condicionantes a la hora de elegir un televisor. Con los proyectores eso no sucede ya que no necesitas un determinado espacio en el mueble de tu salón para disfrutar de una pantalla de hasta 150 pulgadas.

¿Te basta con una pantalla de 60”? No hay problema porque una de las ventajas que ofrecen los proyectores es la de poder adaptar el tamaño de la pantalla proyectada.

En mi caso, mientras probaba el Nebula Cosmos Láser 4K pude disfrutar del cine en gran formato sobre una pared de 2,4 m de ancho, o ver mis las series de Netflix desde el sofá en el hueco que antes ocupaba una Sony Bravia XR X90K de 65”.

💡El láser: la solución al poco brillo de los proyectores. El brillo es un ingrediente imprescindible para obtener unos colores vibrantes y, por ende, un buen HDR.

Con la tecnología de bombillas LED conseguir un alto nivel de brillo era complicado, pero con la evolución de las bombillas láser los resultados son sorprendentes consiguiendo unos niveles de brillo que permiten ver nítidamente el contenido incluso en una habitación iluminada y te olvidas de los problemas de cambio de bombilla. ¡Duran 25.000 horas!

Eso sí, si tienes un ventanal cerca esto puede suponer un inconveniente, pero es algo que también afecta a los mejores televisores OLED del mercado.

📡 Mismo contenido que en los televisores. El contenido es el rey indiscutible, y de poco sirve tener la mejor calidad de imagen y sonido del mundo, si luego no puedes ver tus series favoritas como pasaba en los televisores más top de Panasonic.

Personalmente, me da igual qué sistema operativo tenga el televisor siempre que pueda instalar las apps de las principales plataformas de contenido —ya hay más plataformas que usuarios, pero ese es otro tema—.

En este sentido, tanto el Nebula Cosmos que acabo de analizar, como el Samsung The Freestyle que probé hace unos meses tienen en común usar el mismo sistema operativo que los televisores (Google TV uno, Tizen el otro) y, por tanto, se pueden usar las mismas aplicaciones que en los televisores. ¡Punto para los proyectores! 

🔌 Fácil de instalar: enchufar y listo. Puede que un usuario que se vaya a comprar su primer proyector ahora no sea plenamente consciente, pero hace algunos años lacompra de un proyector implicaba contratar a un profesional para hacer la instalación y configuración en casa. Un dolor de cabeza…y de bolsillo.

La llegada de los proyectores portátiles y los sistemas de ajuste automático han simplificado mucho este paso y ahora basta con enchufar el proyector frente a una pared y él se encarga del resto de ajustes para hacer que la pantalla se vea cuadrada y la imagen bien enfocada.

Nebula Cosmos Láser 4K, análisis y opinión

🏃🏽‍♂️Todo lo que necesitas donde lo necesites. Otra de las ventajas de los últimos proyectores que he probado es que están concebidos como un sistema de entretenimiento todo en uno que te puedes llevar donde quieras y tener la experiencia completa de audio y vídeo al incorporar altavoces en el propio proyector.

Es cierto que estos altavoces integrados no son equiparables a los de un sistema de sonido envolvente, pero es que los altavoces que montan los televisores tampoco son nada del otro mundo, por lo que, en igualdad de condiciones, me quedo con la portabilidad y me llevo el proyector de vacaciones, que la tele ya no me cabe en la mochila.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Hoy destacamos

Y además