Logo Computerhoy.com

Primeros pasos en Linux en 2022: estado actual y distros más populares

Linux

Una vez que tenemos Linux en nuestro ordenador debemos realizar ciertos pasos preliminares, antes de ponernos de forma definitiva a funcionar con el sistema operativo, que nos van a ayudar a tener todo mucho mejor preparado para su funcionamiento. 

Cuando acabamos de instalar Linux en nuestro ordenador debemos dar ciertos pasos, configurar ciertas partes del sistema operativo, tal y como hemos hecho cada vez que instalamos Windows.

Hay ciertas opciones que resultan primordiales y que debemos tener claras para conseguir que todo funcione de mejor manera desde el principio.

Aunque existen muchas distros, y muchas de ellas realmente conseguidas, nosotros nos vamos a basar en la más conocida como Ubuntu, aunque más adelante hablaremos de algunas otras posibilidades que tenemos para instalar Linux en el ordenador.

De todas formas, estos pasos te van a servir para cualquier otra distribución, por lo que es una información muy valiosa y unas configuraciones interesantes que no se nos deberían olvidar realizar.

Índice de contenidos:

Debemos tener Internet

Como es evidente de las primeras cosas que debemos hacer al tener Linux recién instalado es conectarlo a Internet. Como bien sabes existen dos formas, una por Ethernet (es decir, por cable) y otra a través del WiFi que emite nuestro router.

Pues bien, si utilizamos cable no habrá nada más que hacer, puesto que el propio sistema ya reconocerá la conexión a Internet.

Internet en Ubuntu

Si nos decidimos por el WiFi debemos pulsar en los iconos que hay en la parte superior derecha de la pantalla, seleccionado en el momento que lo veamos en Inalámbrica no conectado. Justo en eses momento aparecerán debajo varias opciones, aunque nosotros debemos pulsar en Seleccionar red.

En ese momento todo será muy fácil, es decir, pulsamos en el nombre que ponga nuestra red, introducimos la contraseña y pulsamos en Conectar. Así de fácil.

Los drivers al día

Como ocurre en cualquier sistema operativo tener los drivers y los códecs a la última hará que todo funcione de mejor manera. 

Aunque Ubuntu tiene su propio sistema para detectar todos los drivers necesarios está bien echar una ojeada por si podemos actualizarlos aún más.

Para ello lo primero que tenemos que hacer es pulsaren Software y actualizaciones. En el momento en el que se abra la ventana debemos ir a la pestaña Controladores adicionales.

Ubuntu

Si lo que queremos es utilizar un controlador del fabricante y no el estándar que pone Ubuntu, debemos elegir el controlar de la lista y pulsar en Aplicar cambios. Entre las opciones que salen debemos elegir aquel que ponga probado.

Una vez hemos escrito nuestra contraseña y el sistema ha verificado que somos nosotros, veremos cómo se comenzará a descargarse el controlador, para posteriormente instalarlo. Cuando haya terminado, aunque nos los dice, nunca olvides reiniciar el ordenador.

Actualizar el sistema

Ahora lo que debemos hacer es buscar actualizaciones del sistema, algo que siempre es bueno, puesto que van corrigiendo errores, momentos donde haya falta de rendimiento o mejoras para que el sistema.

Para conseguir instalar estas actualizaciones debemos pulsar en el lanzador de aplicaciones que está en la esquina inferior izquierda.

Entonces veremos como aparecen todas las aplicaciones que tenemos instaladas. Debemos buscar el icono que pone Actualización de Software o algo parecido si tu distro no es Ubuntu.

Actualizaciones en Ubuntu

En ese momento veremos un letrero donde pone Comprobando actualizaciones. Si encuentra alguna verás como te va a permitir ver los Detalles de las actualizaciones, además de tener 3 botones como Configuración, Recordármelo más tarde e Instalar Ahora, lugar donde debemos pulsar.

Después de introducir nuestra contraseña comenzará la instalación de la nueva versión del sistema, indicando si hace falta reiniciar el ordenador.

Ver e instalar nuevas aplicaciones

Como ocurre en cualquier sistema operativo, cualquier distro que elijamos va a tener aplicaciones preinstaladas. Algunas que verdaderamente merecen la pena y otras que simplemente están ahí por acuerdos entre ambas partes.

La normal es tener un navegador, una suite tipo Office, algún programa para reproducir fotos o vídeos y a partir de ahí, ya dependerá de la propia distro, si viene más o menos completa o si tiene muchos acuerdos con empresas de software y nos llenan de este tipo de aplicaciones.

Lo mejor es ir probando todo aquello que nos trae para saber si verdaderamente tiene valor para nosotros o no.

Si queremos instalar alguna aplicación que echamos en falta tenemos varias formas de hacerlo:

  • Tienda de aplicaciones: la primera es la de abrir la tienda de aplicaciones de la distribución que tengamos instalada. Aquí no hay ningún secreto, ya que funcionan como cualquier tienda de este tipo que hay en otros sistemas.
  • Instalador: otra forma es descargarse un instalador desde una web, aconsejando que siempre sea la original o de mucha confianza. El archivo ejecutable de las distribuciones basadas en Debian es .deb y con solo hacer un doble clic ya se instalará una vez descargado.
  • Por comando: el tercer método es utilizando un comenzado (en Ubuntu es sudo apt.get install  + el nombre de la app), algo que está muy extendido en foros y cosas así.

Las mejores distribuciones de Linux

Linux Mint 20.2

Una vez que hemos visto aquello que debemos hacer al iniciarnos en Linux, es el momento de conocer cuáles son las distros más usadas y las más famosas para que puedas elegir cuál de ellas es la que más te conviene o quieres instalar.

Los pasos anteriores son prácticamente iguales en todas las distros por lo que una vez contados, los podréis llevar a cabo en la que bajéis y a partir de ahí ya os quedara a vosotros descubrir más a fondo como es el sistema operativo.

  • Ubuntu: como ya te hemos contado es la más extendida y la más empleada por la mayoría de las personas que tiene Linux, lo que significa también que es la más famosa. Ubuntu tiene distintas versiones aunque hay aplicaciones como Firefox, Thundebird, LibreOffice, VLC o Steam que no faltan.
  • Linux Mint: prácticamente a la par encontramos a Linux Mint. En los últimos tiempos se ha acercado tanto a Ubuntu que incluso hay muchos que afirman que ya la ha superado. Lo cierto es que tienen una pelea férrea por cuál es la más extendida. Tanto el funcionamiento como el diseño son realmente buenos.
  • Fedora: lo mejor de Fedora es que hay tres opciones diferenciadas como son la que se dedica al servidor otra orientada hacia la nube y una tercera que funciona como estación de trabajo. Una de las grandes ventajas de esta distro es sus más que frecuentes actualizaciones.
  • Debian: está entre nosotros desde 1996 y es en la que se basan tanto Ubuntu como Mint. Pese a ser tan antigua sigue siendo un referente sobre todo si queremos orientarnos a estaciones de trabajo y servidores.
  • Zorin: es una de las distros que mejor se adaptan a aquellos que buscan algo parecido a Windows. Además, tiene integrado Zorin un software de proyectos, además de una suite que es compatible con MS Office.

Como has podido leer, comenzar con buen pie en un sistema operativo Linux es más sencillo de lo que parece. A partir de los consejos que os hemos dado ya podremos ser nosotros los que decidamos que tenemos que hacer, que instalar o desinstalar o como gestionar el sistema operativo.

Con todo ello también vamos a poder probar las principales distros que hay ahora mismo, aunque hay muchísimas más.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Linux

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.