Skip to main content

Samsung Galaxy A80, toma de contacto y primeras impresiones

Cámara del Samsung Galaxy A80

10/04/2019 - 17:17

Pocos fabricantes hay que todavía se atrevan a lanzar un móvil de gama media con tan solamente tres cámaras (en total)... salvo que hagan como Samsung, convirtiendo la cámara principal en cámara frontal. ¿Cómo es posible? El sistema giratorio de la cámara trasera convierte estos tres sensores en los compañeros ideales de los amantes de los selfies.

En esta oleada de móviles con siete, ocho o nueve cámaras –hablamos en total, contando la(s) principal(es) y la(s) frontal(es)– que lleva meses engullendo a todas las marcas que se le han puesto por delante, que un fabricante presente un móvil con tan solamente tres cámaras en total es llamativo. Samsung lo ha hecho con el Samsung Galaxy A80, un móvil que, pese a tener tan solamente tres lentes (en total, ni una sola lente delante), es capaz de convertir su cámara principal en cámara de selfies.

El Samsung Galaxy A80 estrena un sistema de cámaras giratorias que, en la línea de lo que ya hemos visto en estos últimos meses, no deja de ser una vuelta de tuerca más para conseguir que la pantalla ocupe todo el frontal (más todavía, por si no fuera suficiente con el ratio de 88,3% que ya tenía el Galaxy S10). En este caso no hay notch por la sencilla razón de que no existe cámara frontal: la cámara de las fotos de auto-perfil es, a su vez, la cámara que usarás para tus fotografías de paisajes, amigos o animales.

Pese a todo, es un gama media: el nuevo Galaxy A80 incorpora unas especificaciones técnicas que lo alejan de sus hermanos mayores, los S10, ya que con un procesador de ocho núcleos –que Samsung no haya especificado el modelo exacto en el momento de la presentación confirma, o mejor dicho desmiente, que pueda tratarse del mismo Exynos 9820 que montan sus buques insignia–, una pantalla Full HD+ o una batería de 3.700 mAh, es un teléfono que queda reservado para un público diferente al que van dirigidas las joyas de la corona de la marca surcoreana.

  Samsung Galaxy A80
Pantalla

6,7' pulgadas (SuperAMOLED)
2.400 x 1.080 píxeles

Tamaño 165,2 x 76,5 x 9,3 mm
Procesador Ocho núcleos:
2 x 2,2 GHz
6 x 1,7 GHz
Memoria RAM 8 GB
Cámara Cámara rotativa
Sensor principal: 48 Mpx f/2.0
Gran angular: 8 Mpx f/2.2
Sensor 3D de profundidad
Almacenamiento 128 GB
Android Android 9.0
Batería 3.700 mAh con carga rápida

Dado que solo tiene tres cámaras, hablar del apartado fotográfico de este móvil no requiere analizar muchas características: tenemos un sensor principal de 48 megapíxeles (f/2.0), un sensor gran angular de ocho megapíxeles (f/2.2) y un sensor 3D de profundidad (o, como se denomina de forma más técnica, sensor TOF).

Lo interesante es que, además de ser esa la carta de presentación de la cámara principal, resulta que también lo es de la cámara frontal. Esas características que hemos mencionado se aplican también cuando hablamos de las capacidades técnicas del A80 a la hora de disparar fotografías tipo selfie: cuando quieres hacerte una fotografía, la cámara trasera se da la vuelta y se convierte en cámara frontal.

La mutación en cuestión se realiza en pocos segundos:

Más en detalle:

De esta forma, tienes a tu disposición una cámara frontal que ya solamente sobre el papel (42 megapíxeles en el sensor principal, recordemos) supera a cualquier cámara frontal que pueda incorporar ahora mismo el mejor móvil del mercado. Habrá que esperar a ver los primeros resultados de la cámara, pero técnicamente Samsung acaba de dar vida al que tiene papeletas de posicionarse como uno de los móviles más versátiles –lo cual no significa que vaya acompañado necesariamente de la mejor calidad– para hacer selfies.

El mecanismo en cuestión es físico, lo cual abre la puerta a que con el paso del tiempo pueda acabar sufriendo algún tipo de desgaste por el uso. Samsung no ha proporcionado cifras oficiales al respecto, pero por ponerlo en contexto recordemos que Oppo con su Find X puso con éxito a prueba un mecanismo similar durante 300.000 activaciones.

De las tres cámaras que incorpora este teléfono, lo único que se echa en falta es una cámara con algún tipo de aumento "óptico" respecto al sensor principal. A cambio de eso, la marca surcoreana ha optado por incorporar un sensor TOF (Time of Flight), que permite crear modelos tridimensionales de los escenarios. En teoría, eso debería traducirse en un buen resultado fotográfico en los retratos de personas.

En la cámara principal, la versatilidad reside en poder elegir entre la lente principal y la lente de gran angular; en la cámara frontal, las fotografías se realizan por defecto con el sensor principal, pero también existe la posibilidad de ampliar ligeramente la escena a través de un angular más amplio por software.

Samsung Galaxy A80

Por su diseño, el nuevo Galaxy A80 sorprende en la mano sobre todo por su pantalla, que con ese elevado ratio de panel-cuerpo consigue transmitir esa sensación de Infinity Display que Samsung ya lleva años incorporando en sus móviles de más alta gama. Es un panel Super AMOLED de 6,7 pulgadas (Full HD+), y pese a que es seguro que no estará a la altura de la calidad de imagen que ofrece un S10 o S10 Plus, sí parece que cumplirá con las expectativas de un usuario que se adentre en esta familia Galaxy A de Samsung. Una gama que, por cierto, ha jubilado a los Galaxy J.

Durante la toma de contacto no pudimos ver en detalle contenido multimedia en la pantalla de este teléfono, de manera que no podemos más que quedarnos con las buenas sensaciones en la mano que transmite el dispositivo (tiene unos acabados de buena calidad al tacto, aunque es muy grande, más que un S10+).

Pantalla del Samsung Galaxy A80

Pese a que en el momento de la redacción de estas líneas Samsung todavía no lo ha confirmado, todo apunta a que el procesador que da vida a este terminal es el Snapdragon 730. Dicho procesador ha sido presentado hace cuestión de horas, de manera que todavía es muy pronto para hablar de su rendimiento; en cualquier caso, sí está confirmado que está acompañado de 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento interno (no ampliables).

Samsung Galaxy A80
Samsung Galaxy A80
Samsung Galaxy A80

De todas sus demás especificaciones técnicas, la que más sorprende es la que afecta a su batería de 3.700 mAh, la cual cuenta con carga ultra-rápida de 25W. Esta cifra supera a la carga rápida que se ofrece con el Galaxy S10+ (15W), de manera que tenemos muchas ganas de poner a prueba sus tiempos de carga para ver de qué es capaz.

A falta de conocer el precio de lanzamiento, el Samsung Galaxy A80 ya ha hecho méritos suficientes para ganarse un hueco entre los titulares del mundo tecnológico. A modo de referencia, no olvidemos que en estas mismas fechas del año pasado se presentó el Galaxy A9 (2018), un móvil también sorprendente –tenía cuatro lentes en su cámara principal– que terminó costando 599 euros en España. Veremos si, además de quedar por debajo en cuanto a su numeración, el nuevo A80 lo hace también por su precio.

Tags:

#Destacado

Ver ahora: