Logo Computerhoy.com

Un mes de pruebas y el drone de Amazon solo ha servido a 10 casas y muchos empleados han sido despedidos

Amazone Prime Air
Foto del redactor Carolina González ValenzuelaFoto del redactor Carolina González Valenzuela

Redactora de Tecnología

Un mes después de comenzar las pruebas en EE.UU. los drones de Amazon no consiguen servir a más de 10 casas y su sistema Prime Air sigue teniendo problemas con la normativa de la FAA.

En noviembre, Amazon anunció a bombo y platillo que, tras casi una década de trabajo, por fin había lanzado la entrega con drones en Estados Unidos, concretamente en dos ciudades de California y Texas. Pero a mediados de enero, Amazon Prime Air ha hecho entregas en menos de 10 casas, según personas que trabajan en el proyecto.

Con nombre Prime Air, haciendo alusión a su servicio de entregas rápidas con el medio por el que se desplazan los drones, la principal causa por la que estos no han comenzado sus repartos antes es básicamente por la falta de seguridad. Ya se dieron varios casos de accidentes, pero hay algunos que tuvieron gran relevancia como el de junio de 2021 en Estados Unidos en el que un drone se estrelló y creó un pequeño incendio.

Y es que, a pesar de lo que Amazon ha dicho públicamente sobre las aprobaciones regulatorias sobre sus drones, la Administración Federal de Aviación los está bloqueando si quieren volar sobre carreteras o personas sin permiso caso por caso, de acuerdo con los registros federales. 

Esto ha limitado seriamente el número de hogares a los que pueden llegar en las dos ciudades, Lockeford (California) y College Station (Texas). Amazon había pedido a la FAA que suavizara esas restricciones de seguridad, pero la agencia publicó un nuevo conjunto de normativas a finales del año pasado que rechazaba muchas de las peticiones de la empresa.

Amazon

Amazon Prime Air no termina de cuajar aunque la culpa no es de la FAA ni de la compañía

Gracias al nuevo drone de reparto MK30 de nueva generación, que sustituye al MK27-2, cuenta con una mayor autonomía, una mayor tolerancia a las temperaturas, características críticas de seguridad y la capacidad de volar con lluvia ligera, lo que significa que los clientes podrán elegir la entrega con drones más a menudo y no solo en determinadas ocasiones.

Amazon anunció que las entregas darían comienzo en estos dos lugares americanos, pero el resultado está dejando mucho que desear y precisamente no por su culpa. La FAA sigue poniendo grandes trabas, aunque básicamente sólo están velando por la seguridad de todos.

Amazon

Es cierto que la empresa desarrolló un sistema propio de detección y evasión basado en la Inteligencia Artificial, precisamente para evitar las quejas de la FAA, que permite a los drones MK30 operar a mayores distancias y evitar con precisión otras aeronaves, personas, animales..., pero parece que siguen existiendo grandes problemas.

Os dejamos algunas de las estrictas reglas que deben cumplir estos y otros drones, según extremos de The Verge:

  1. Las operaciones sobre personas están prohibidas, a menos que el Administrador apruebe lo contrario
  2. Está prohibido sobrevolar centrales eléctricas
  3. Se prohíbe el sobrevuelo de escuelas durante las horas de operación
  4. Se prohíben las operaciones por encima o a menos de 75 metros lateralmente de vehículos en movimiento, a menos que el Administrador apruebe lo contrario
  5. Se prohíbe el sobrevuelo de cualquier zona considerada de alto riesgo por el Operador durante el proceso de diseño de la ruta de vuelo
  6. Se prohíbe el vuelo sostenido a menos de 75 metros lateralmente de carreteras, y se prohíben las transiciones sobre carreteras, a menos que el Administrador apruebe lo contrario
  7. El UA debe permanecer al menos a 30 metros lateralmente de cualquier persona durante todas las fases de vuelo, a menos que el Administrador apruebe lo contrario

Lógicamente, todas estas normativas y, sobre todo, la que prohíbe atravesar carreteras, están poniendo en jaque a Amazon. Además, las operaciones de la empresa en California y Texas se limitan a vuelos en un radio de 5 a 6 kilómetros de sus puntos de lanzamiento de drones, lo que también reduce el número de clientes potenciales.

A todo esto debemos sumarle que, debido a que la FAA ha relajado algunas normas para Amazon, ya no necesita tantas personas para cada vuelo, y ya no exige que esos empleados tengan una formación tan experimentada, por lo que no es de extrañar que la compañía despida a muchos trabajadores ahora que los ha hecho prescindibles.

"Seguimos comprometidos con nuestras operaciones de entrega en Lockeford y College Station y continuaremos ofreciendo un servicio de entrega con drones seguro y excepcional a nuestros clientes en ambas ubicaciones. Ampliaremos gradualmente las entregas a más clientes en esas áreas con el tiempo", explican.

Quizá aquí esté la solución: ampliar el radio de entregas y permitir, una vez comprobadas que las escasas pruebas han funcionado, que se expanda a otros lugares de Estados Unidos para cerciorarse que su nuevo drone es capaz de realizar un servicio exquisito.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Servicio online, Estados Unidos

Foto del redactor Carolina González ValenzuelaFoto del redactor Carolina González Valenzuela

Redactora de Tecnología

Redactora de Tecnología, especializada en inteligencia artificial y ciberseguridad.