Si cuidas estos cinco elementos, pasarás la ITV a la primera

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Cómo pasar la ITV a la primera

Dicen las estadísticas que dos de cada 10 vehículos no pasaron la ITV al primer intento en 2016.

Los neumáticos, las luces y los frenos son las partes que de acuerdo con los datos facilitados por las estaciones más fallos acumulan, pero no los únicos. Para que no te vuelvas con el NO a casa, vamos a hacer un repaso de cinco elementos que revisar antes de llevar tu coche a la inspección técnica.

Un apunte antes de comenzar el repaso, si encuentras algún fallo puedes comprar la pieza que necesitas para repararlo tú mismo o con ayuda y evitar sorpresas desagradables en la ITV en eBay Motor.

1. Luces

Conviene revisar el funcionamiento de las luces de forma conjunta y por separado. Lo más práctico es que busques un ayudante para no tener que bajar y subir constantemente del vehículo. Otra opción es enfocar una pared blanca para ver si todas las luces iluminan correctamente.

El operario de la ITV te pedirá que conectes las luces de posición, las de carretera y los faros antiniebla (si tu coche los tiene); también comprobará el funcionamiento de la luz de freno, la de marcha atrás, de los cuatro intermitentes y de las luces de emergencia.

Otra bombilla que suele pasar inadvertida, pero que te puede sumar una falta leve, es la que ilumina la placa de matrícula.

2. Neumáticos

Antes de pasar la ITV, asegúrate de que la profundidad del dibujo de la banda de rodadura de los neumáticos es superior a 1,6 milímetros, que es el mínimo permitido por la Ley.

Comprueba también que las gomas no tengan grietas, ni deformaciones fruto de bordillazos u otros golpes.

3. Frenos

Hay síntomas que denotan que algo no va bien en los frenos de tu coche: que el pedal esté demasiado duro o excesivamente blando o cualquier otra muestra de que el vehículo se detiene de forma desigual o precisa más metros de los acostumbrados para detenerse por completo.

Los inspectores revisan desde el pedal de freno (que no esté roto o excesivamente desgastado y que el recorrido y recuperación sean los adecuados) hasta el freno de servicio. Se considera defecto grave que alguna rueda no frene, que haya un desequilibrio entre las ruedas del mismo eje superior al 30%, que alguna rueda quede frenada sin pisar el pedal o que la eficacia de la frenada sea inferior al 50% estipulado.

Del freno de estacionamiento valoran su eficacia (menos de un 16% o de un 12% si el coche lleva remolque es defecto grave).

4. Suspensión

La suspensión la componen los elementos móviles que absorben los movimientos e irregularidades del suelo ayudando a tener un mejor agarre a la carretera.

Para preparar la ITV debes prestar atención al estado de los amortiguadores. La pérdida de aceite o la ausencia o rotura de los guardapolvos se considera falta leve. Si falta algún componente (léase barra estabilizadora, tirantes de suspensión, brazos oscilantes o sujeciones) o alguno está roto aparecerá en la ficha como falta grave.

5. Carrocería

Si quieres pasar la ITV a la primera, la carrocería de tu coche no puede tener golpes que le hayan dejado zonas puntiagudas ni con filo.

Respecto a los paragolpes, se considera falta grave la ausencia de alguno de ellos o de algún trozo y que esté a punto de caer por una mala fijación. También es grave la ausencia del tapón de combustible o de algún paso de rueda.

En cuanto a las puertas, además de que estén todas, debes asegurarte de que no hay defectos en las bisagras y que se abren sin problema, tanto desde el interior como desde el exterior.

También suma falta leve que los limpiaparabrisas no hagan su función correctamente o que te falte algún espejo retrovisor. Lo mismo ocurre si existe cualquier daño en un lugar visible de la luna delantera.