Skip to main content

Bose QC45, análisis y opinión

analisis bose QC45
A.A.H.

Lo mejor

  • Comodidad extrema
  • Calidad de audio
  • Cancelación de ruido efectiva
  • Autonomía para un día

Lo peor

  • El modo 'alerta' no pausa la música
  • Sin aptX
  • Un plástico no muy premium
QuietConfort 45

QuietConfort 45

Los Bose QC45, o QuietConfort 45, son unos auriculares overear de diadema que cuentan con cancelación activa de ruido, modo transparencia y un sonido muy equilibrado.

19/03/2022 - 12:00

Tras varias semanas de uso y muchísimas horas de música y vídeos consumidos, este es nuestro análisis de los Bose Quiet Confort 45, la renovación de una gama que ya es clásica en la compañía y que destaca por la comodidad, la cancelación de ruido y el equilibrio sonoro.

Si me preguntas qué tipo de dispositivo es mi preferido, y quitando el móvil de la ecuación ya que lo considero una herramienta de trabajo, te respondería que los auriculares. Sin duda, vaya.

Sean de diadema o in-ear, me paso gran parte del día con ellos puestos escuchando música, pero también en reuniones, en llamadas telefónicas o para disfrutar de videojuegos o vídeo sin molestar a nadie. 

Por eso, que haya un nuevo modelo del tipo que sea es algo que me encanta y siempre me gusta ver apuestas arriesgadas como los Sony LinkBuds que analizamos hace poco, pero también toques seguros como lo nuevo de Bose. 

Precisamente, tras estar varias semanas y viajar con los Bose Quiet Confort 45, aquí va mi análisis de unos auriculares que están realmente bien, pero que destacan por el diseño y su ergonomía. Y mira que eso es difícil a estas alturas.

Bose QC45
DiseñoDiadema overear
Peso240 gramos
MicrófonoCuatro micrófonos para llamadas y cancelación activa de ruido
ControlBotones: uno en el cabezal izquierdo y cuatro en el derecho
ConectividadBluetooth 5.1 | Jack de 3,5 mm a 2,5 mm
BateríaHasta 24 horas
PrecioUnos 289 euros Amazon

Apartados del análisis de los Bose QC45:

Comodidad por encima de todo

Vamos a empezar hablando del diseño porque en unos auriculares creo que es un apartado fundamental. Soy un amante de este tipo de auriculares, los de diadema, ya que considero que son los mejores para ir en tren, avión o para estar trabajando en casa o la oficina.

Me permiten aislarme del mundo exterior gracias a la cancelación pasiva y a la activa y, además, me resultan mucho más cómodos que los in-ear en ciertas situaciones. Para hacer deporte o salir a la calle prefiero estos últimos, pero vaya, que los de diadema son mis favoritos.

VIDEO

Así son los Bose QC45

He analizado varios auriculares de este tipo como los ATH-M50x BT2 -análisis- o los Huawei Studio -análisis-, pero al final los que me compré por recomendación de mi compañero Rubén Andrés fueron los Sony WH1000XM3.

Me encantan, me gustan sus materiales, sus controles, su sonido y su nivel de cancelación, pero no me gustan para pasar largos ratos con ellos puestos porque sí, sus almohadillas de las orejas son cómodas, pero la zona superior, la de la diadema, me molesta al cabo de una hora de uso.

Y es un fastidio, pero creo que por eso mismo los Bose QC45 se han convertido en mis nuevos auriculares favoritos para viajar. Y es que, en cuanto los coges te das cuenta de que sí, son ligeros, nada especial, pero ligeros. Sin embargo, en cuanto te los pones, la percepción cambia por completo.

Tanto las almohadillas como la espuma de la cabeza parecen estar fabricadas con algún material 'memory foam' y, además de ser muy, muy cómodo, reparte la presión a la perfección. Ayer tuve un viaje largo y pasé muchísimas horas con ellos puestos y en ningún momento me sentí incómodo.

La oreja queda totalmente recogida dentro de la almohadilla y, como digo, la presión de los auriculares se reparte perfectamente a lo largo de la estructura.

Ahora bien, creo que el precio por tener unos cascos ligeros es el material y aquí tenemos un plástico que no es mi preferido. Considero que en este color negro se marca enseguida con arañazos (no sé en el color más clarito cómo andará la cosa) y el tacto tampoco es el más premium.

analisis bose QC45
A.A.H.

Las partes importantes, como la estructura interna o las zonas en las que se dobla, son metálicas y en ningún momento piensas que tienes algo barato entre manos, pero por ejemplo el tacto y la sensación en mano de los Sony me parece superior.

Y los controles no son táctiles como en los Sony o en los Bose 700, sin ir muy lejos, sino por botones. Esto no es ni mejor ni peor. Me gustan táctiles, pero es que a los botones te acostumbras enseguida y también son más reconocibles y universales. 

Tenemos tres botones en el auricular derecho para subir volumen, bajar volumen y un multifunción que activa el asistente del móvil si lo mantienes activado, pasa la canción si das dos toques, vuelve atrás si das tres y la pausa si solo das una.

analisis bose QC45
A.A.H.

En el auricular izquierdo tenemos un botón bien grande que activa el modo de cancelación de ruido o el de escucha para... bueno, escuchar lo que hay alrededor. Me gusta la función, pero creo que no está bien implementada.

Al estar escuchando música en Apple Music, no pausa el contenido, por lo que realmente no vale para tener una conversación ya que tienes música de fondo y, además, tarda un par de segundos en activarse. Debería ser más inmediato.

Hay opción de conexión por cable y no te tendrás que pelear con la app

Pero bueno, si empezamos a ver los entresijos de estos nuevos Bose, hay que hablar de la aplicación. Lo cierto es que hay muchos tipos de aplicaciones diferentes y tanto Sony como Soundcore, por ejemplo, tienen apps que pueden ser algo complejas. Están repletas de opciones, sí, pero muchas veces buscamos algo más simple.

Aquí tenemos esa app simple, pero quizá es demasiado sencilla y con pocas opciones. El nombre de la aplicación es Bose Music y lo primero que debemos hacer es conectar los cascos con el móvil por Bluetooth. Una vez hecho, abrimos la app y tendremos el dispositivo para ser elegido dentro del menú.

analisis bose QC45
A.A.H.

Pulsamos en nuestro modelo y tenemos solo tres opciones que nos interesan: "Modos", "Fuente" y "EQ" para el ecualizador. El ecualizador, evidentemente, nos va a permitir ajustar parámetros de forma manual o automática, pero todo de una forma muy sencilla. Yo lo he usado como viene de fábrica.

En "Fuente" vamos a poder ver los dispositivos a los que tenemos conectados los auriculares. Es muy útil para habilitar o deshabilitar sin tener que eliminar el perfil de Bluetooth y lo cierto es que funciona bien.

Por ejemplo, los tengo en el iPhone 13 Pro Max -análisis- y en el MacBook Pro M1 -análisis- y dependiendo de dónde esté escuchando el contenido, salta una fuente u otra sin que tenga que hacer nada. De hecho, si estoy escuchando música en el Mac y me llaman al móvil, al descolgar tengo la llamada y el micro en los Bose, algo que está realmente bien en productividad.

analisis bose QC45
A.A.H.

Por otro lado están los "Modos", aunque realmente solo hay dos. Tenemos el modo "silencioso", que es el que activa la cancelación activa de ruido, o el "atento", que es el de escucha exterior. Y aquí está mi queja con esa simplicidad, ya que no tenemos niveles para regular la cancelación activa. O está encendida... o apagada, sin término medio.

Tampoco podemos personalizar los botones ni nada de nada, realmente, pero hay una opción que es muy útil para ahorrar batería. De fábrica, los Bose QC45 llegaron con la opción de apagado automático desactivada. Me di cuenta tras la primera noche, ya que los dejé en el escritorio al 70% y, al volver a ellos a las 8 de la mañana, estaban al 0%.

analisis bose QC45
A.A.H.

Bien, hay varios intervalos de tiempo para un apagado automático, así que podéis usar el que queráis para que nunca os quedéis sin batería. Eso sí, en caso de quedaros al raso, y si tenéis un dispositivo que admita jack de 3,5 mm, podéis conectar los auriculares por cable.

Se trata de un cable de 3,5 mm a 2,5 mm, así que no es el que todos tenemos en casa, pero bueno, viene en la caja y es útil para tareas como la edición de vídeo. Y es que, aunque tenemos Bluetooth 5.1, sigue habiendo latencia y no te recomiendo estos auriculares para jugar a títulos de precisión, como un shooter online, o para editar vídeo.

Para música, vídeos y juegos en el móvil, eso sí, ningún problema. No he tenido queja en cuanto a la estabilizad de la conexión ni en el retardo del sonido.

Un sonido equilibrado con muy buena cancelación de ruido

Y la pregunta del millón: ¿qué tal suenan? Pues lo cierto es que están en la competición si los comparamos con modelos como los WH1000XM4, aunque puede que un pequeño escalón por debajo en la representación de los graves.

Creo que son auriculares que, sin entrar en ecualización, ofrecen un perfil de sonido muy equilibrado con unos graves que no destacan, pero que están ahí cuando deben y unos agudos que también se defienden.

analisis bose QC45
A.A.H.

Creo que en los medios es donde se encuentran más cómodos y pueden "sufrir" (entre comillas, que quede claro) algo en géneros como el metal, pero en líneas generales, ofrecen un muy buen resultado en cualquier género.

Lo que me gusta es que tenemos un tono muy cálido a rasgos generales. Y sí, vas a poder personalizar el sonido con la herramienta de ecualización, pero si no sabes demasiado, te recomiendo dejarlo como está de fábrica. ¡Ah! Y olvídate de códecs HD o modernos como el aptX, ya que tenemos AAC o SBC... y ya.

Lo que te va a enamorar es el rendimiento de la cancelación activa de ruido. Ya digo que me gustaría que hubiera niveles, pero el único que hay te va a convencer en prácticamente cualquier situación.

analisis bose QC45
A.A.H.

Donde mejor trabajan es en entornos con un ruido estable, como puede ser el tren, donde son capaces de mitigar casi por completo ese ruido ambiente y el traqueteo de la vía. 

En una cafetería o en la calle, le cuesta algo más, pero entre la cancelación activa y el buen aislante pasivo, vas a tener una muy buena sensación de 'aislamiento' sin tener que subir demasiado el volumen.

En este sentido me han encantado y los encuentro ideales para trabajar en una oficina en la que sí, habrá algunos ruidos puntuales de fondo, pero la mayor parte del tiempo estarás en tu mundo.

Y eso es gracias tanto a los algoritmos de Bose como al buen trabajo de los micrófonos captando el sonido externo. No tenemos un modo transparencia tan flipante como en los AirPod Max -análisis-, pero sí uno que se puede defender si lo ponemos frente a sus rivales de vídeo y, además, recogen bien nuestra voz en una llamada.

El sonido de la voz es algo metalizado, pero lo bueno es que quien esté al otro lado de la llamada no escuchará demasiado ruido de fondo, algo que se agradece.

No están en el podio, pero te dan para un día de uso sin problema

Y en autonomía ya te he contado el truquito para hacer que la batería dure más, que es fijar un límite de tiempo encendido cuando dejas de usarlo. El mínimo son 5 minutos y es lo que tengo fijado y, desde que lo hice, la experiencia mejoró bastante.

En el día a día vas a tener para entre 20 y 24 horas de música, dependiendo del volumen y género, claro está. Aquí no puedo hacer pruebas con y sin cancelación de ruido porque no tenemos esa opción, pero en un día normal no te vas a quedar sin batería a no ser que no pongas ese límite de tiempo para entrar en reposo.

analisis bose QC45
A.A.H.

Es una autonomía total algo menor que la de rivales de formato y rango de precio, pero creo que no está nada mal. Te aguantan un día de movilidad sin problemas y si, por lo que sea, necesitas más, siempre puedes cargarlos con un powerbank.

Eso sí, no entiendo cómo siguen tardando tantísimo en cargar este tipo de auriculares, ya que vamos a invertir casi tres horas para llenar el 100% de la batería. No los vas a poder cargar mientras los usas y en 10 minutos recuperan un 15% de carga.

En una gama supercomplicada, destacan por su ergonomía

Al final, y teniendo los Sony WH1000XM3 como sistema personal, los Bose QC45 se han convertido en mis auriculares favoritos para viajar por algo tan simple, pero importante al mismo tiempo, como la comodidad extrema que me ofrecen.

Me gusta más el perfil sonoro de mis Sony, así como sus controles y lo que puedo profundizar en la app para configurarlo todo, pero al último Mobile World Congress asistí con estos Bose y las horas tanto de sala de prensa como de tren no me enteré de que llevaba unos auriculares en la cabeza.

analisis bose QC45
A.A.H.

Las almohadillas reparten la presión de manera excelente, el material de la diadema hace que no me moleste en la parte superior de la cabeza y son muy agradables. Aunque la ergonomía es lo que más me gusta, también debo decir que la calidad de sonido y, sobre todo, la cancelación activa están en el top en su rango de precio.

Eso sí, creo que Bose se ha centrado demasiado en la facilidad de uso buscando que el usuario no se complique, pero sinceramente me habría gustado un nivel de cancelación activa que pudiera regular, o incluso desactivar, y unos controles que poder reajustar.

QuietConfort 45

QuietConfort 45

Los Bose QC45, o QuietConfort 45, son unos auriculares overear de diadema que cuentan con cancelación activa de ruido, modo transparencia y un sonido muy equilibrado.

Me gustaría que la app fuera más completa y que la autonomía fuera algo mejor, pero creo que son un paso adelante respecto a los QC35 II y, además, en su rango de precio ofrecen unas prestaciones de lo más equilibradas.

Hay margen de mejora como una mayor rapidez a la hora de pasar al modo transparencia o los detalles que he ido comentando en el análisis, pero se nota que la base es buena, que no es un modelo nuevo simplemente porque tocaba lanzarlo y, si apuestas por ellos, seguramente acabarás de lo más satisfecho.

Nota técnica

87

Y además