Skip to main content

Apple Watch Series 4, análisis y opinión

11/11/2018 - 22:00

Por fin, Apple ha traído a España el Apple Watch con conectividad de datos que tanto tiempo llevábamos esperando: es el Apple Watch Series 4, y en este análisis con opiniones te vamos a contar qué nos ha parecido este reloj inteligente tras haberlo probado a fondo. Descubre lo mejor y lo peor de sus características, y conoce de qué es capaz en el día a día.

Cuando Apple presentó el Apple Watch Series 4, el comentario que seguramente más veces se escuchó entre los seguidores de la marca en España fue un "¡por fin!". Y no nos referimos a la renovación en sí del reloj, que era de esperar para este año, sino a una de sus características que, este año sí que sí, por fin podemos decir que sí llegará a España: la conectividad de datos.

Tras la decepción que supuso la no-llegada de la versión con datos fuera del mercado americano con el Apple Watch 3 (lo probábamos por estas fechas el año pasado), el Apple Watch 4 ha enmendado esa carencia y ha supuesto la llegada de la opción de conectividad de datos al catálogo de la marca en España. De esta forma, ahora sí podemos hablar de un dispositivo que realmente puede llegar a ser independiente del móvil.

Pero no nos adelantemos a eso. Primero, hagamos las debidas presentaciones: este es nuestro análisis del Apple Watch Series 4, el nuevo reloj inteligente de Apple que se presentó en la keynote de septiembre y que en estos próximos meses va a convertirse seguramente en el objeto de deseo de todo aquel que ya posea un iPhone. Porque, para empezar, hay que dejar una cosa clara: este reloj solamente te interesa si tienes un iPhone; si no, necesitas buscar otra alternativa.

Apple Watch Series 4

Por características, el Apple Watch de cuarta generación introduce varias novedades interesantes respecto a su antecesor: tiene una pantalla más grande gracias a unos marcos mejor aprovechados, trae un procesador más potente, su altavoz ahora suena más, tiene una nueva función de detección de caídas, es capaz de hacer electrocardiogramas (esto tiene letra pequeña... porque no está disponible en España) y, como decíamos, por fin se ofrece en la modalidad de GPS + LTE.

También un año más, tenemos dos tamaños de esfera disponibles: 40 y 44 mm. El que nosotros hemos probado es el más grande, el de 44 mm, y hablaremos de una experiencia de un usuario con una muñeca grande. Antes de elegir uno u otro modelo, lo mejor es que os acerquéis a una tienda de Apple para ver por vosotros mismos cómo queda en vuestra muñeca cada modelo.

El Apple Watch más barato de este año parte de los 429 euros, mientras que si quieres conectividad de datos debes estirar el presupuesto hasta los 529 euros, que es el precio de partida de la versión que incluye conectividad de datos. A partir de ahí, hay infinidad de variantes en cuanto a colores y diseños de correa.

Principales versiones del Apple Watch 4 Precio
40 mm con GPS 429 euros
40 mm con GPS + datos 529 euros
44 mm con GPS 459 euros
44 mm con GPS + datos 559 euros

Pero antes de entrar de lleno en nuestro análisis del Apple Watch 4, no podemos pasar por alto nuestra guía de compra titulada "Qué debes tener en cuenta al comprar un Apple Watch en 2018". En ella te contamos todas las diferencias entre una generación y otra, por si te estás planteando comprar más barato algún modelo del año pasado.

Más pantalla en el mismo cuerpo

Apple Watch Series 4

El Apple Watch de este año es más grande. De los 38 y 42 mm en los que estaba disponible el modelo del año pasado, ahora pasamos a dos modelos que, como decíamos antes, son de 40 y 44 mm, respectivamente. Dos milímetros de diferencia que, teniendo en cuenta la reducción de peso (entre dos y cuatro gramos) y la reducción de grosor (alrededor de un milímetro), no se llegan a notar negativamente en la muñeca.

  Apple Watch Series 4 – 40 mm Apple Watch Series 3 – 38 mm
Dimensiones 40 x 34 x 10,7 milímetros 38,6 x 33,3 x 11,4 milímetros
Peso 40 gramos 42,4 gramos
  Apple Watch Series 4 – 44 mm Apple Watch Series 3 – 40 mm
Dimensiones 44 x 38 x 10,7 milímetros 42,5 x 36,4 x 11,4 milímetros
Peso 48 gramos 52,8 gramos

Lo realmente interesante está en lo que Apple ha hecho con la pantalla de su Watch. La compañía ha conseguido hacer la pantalla un 32 y un 35%, respectivamente, más grande respecto al modelo del año pasado. Eso es gracias a la reducción de los marcos de la pantalla, lo que ha permitido que el modelo de 40 mm tenga un panel de 1,57", y el de 44 mm, 1,78".

Por todo lo demás, sigue siendo el reloj de Apple de toda la vida: una esfera metálica (de aluminio) en la que tenemos a un lado dos controles físicos, de los cuales uno de ellos es una ruleta ("corona" como la llama Apple) que permite navegar por la interfaz tanto por pulsación como por rotación de la misma.

Apple Watch Series 4

Esa es la teoría. En la práctica, el Apple Watch 4 se siente un año más muy bien en la mano: es un reloj muy cómodo de llevar, como ya pudimos comprobar con el modelo del año anterior, y la correa que nosotros hemos estado usando (denominada como Loop, es la deportiva) se ajustaba muy bien a la muñeca. El cierre de velcro de esta correa cumple muy bien su función.

Las correas, como ya sabréis, tienen un sistema de intercambio muy sencillo de utilizar: aprietas una pestaña que hay debajo del reloj y sacas un lado de la correa; después, aprietas otra pestaña y sacas el otro lado. Y ya puedes colocar una correa diferente, sin necesidad de usar ninguna herramienta. Que compres una u otra versión del Apple Watch no significa que tengas que quedarte para siempre con esa correa: de hecho, puedes incluso comprar correas extra-oficiales a un precio más asequible.

Aquí tienes muchas correas para tu Apple Watch

Nosotros hemos estado utilizando el reloj en la muñeca izquierda, pero el propio reloj te da la posibilidad de elegir en qué mano lo vas a llevar nada más empezar a configurarlo. Lo puedes cambiar también a posteriori desde los ajustes del Watch.

Poco más os podemos decir sobre el diseño. Tenéis las cifras técnicas por un lado, y las sensaciones personales por el otro: pero incluso con eso, no os recomendamos que compréis este reloj sin antes probar físicamente cómo os queda en la muñeca. La elección del tamaño de la esfera es decisiva en la comodidad de uso.

¿Qué puedo hacer CON mi móvil?

Apple Watch Series 4

Si sales de casa con el móvil en el bolsillo y el Apple Watch 4 en la muñeca, lo que obtienes para empezar es una enorme reducción del número de veces que acabas sacando el teléfono solamente para consultar una notificación. Para que os hagáis una idea, nosotros como usuarios activos del smartphone consultamos nuestro teléfono más de 120 veces al día –según datos de la nueva funcionalidad de "Tiempo de uso" de iOS–: os puedo asegurar que, con el reloj en la muñeca, ese número baja en picado.

Lo que permite un reloj inteligente es, como resulta obvio, poder gestionar buena parte de tus notificaciones desde la muñeca. Mientras lleves el móvil contigo, el reloj es un compañero ideal de tu teléfono: te ahorra tiempo al permitirte saber qué te ha escrito tu amigo o quién te está llamando sin necesidad de que estés atado al móvil constantemente. Basta con que lo tengas cerca.

Pero lo interesante no es tanto lo que puedas hacer con el móvil en el bolsillo. El gran reto de los relojes inteligentes reside en servir para algo más que dar la hora en cuanto sales de casa habiéndote olvidado el móvil en la mesilla de noche, y de eso vamos a hablar precisamente en el siguiente punto.

¿Qué puedo hacer SIN mi móvil?

En este apartado, la respuesta es mucho más delicada: todo depende de si contratas o no una tarifa de datos para el reloj. Es algo decisivo para responder a la pregunta de qué se puede hacer con el Apple Watch 4 sin llevar el móvil encima, y si decides no contratar la tarifa para el Watch, lo cierto es que lo que puedas hacer con este modelo no va a diferir mucho de lo que ya se podía hacer con las generaciones anteriores de este reloj.

En pocas frases, si dejas el móvil en casa y sales solamente con el reloj sin tener ninguna tarifa de datos asociada, podrás: registrar tu actividad física (con GPS incluido), escuchar música (desde unos auriculares inalámbricos, no directamente desde el altavoz del reloj) a través de Apple Music (y pronto Spotify), escuchar podcasts a través de la aplicación de Podcasts... y poco más. Sin tarifa de datos, el Watch 4 es un accesorio, no un sustituto del móvil. Salvo que quieras depender de una red WiFi.

Pero todo cambia si sales de casa con el reloj asociado a una tarifa de datos. A día de hoy, en España son dos las operadoras que ofrecen una tarifa de datos para el Watch 4: Vodafone y Orange. Las dos permiten comprarlo además a plazos (aquí tienes los detalles de Vodafone y aquí los de Orange), y el coste de la tarifa queda tal que así:

  Vodafone Orange
¿Necesitas contratar una tarifa adicional? No No
Precio de activación 0 euros 5 euros
Cuota mensual

Tres meses gratis, después 5 euros al mes

Incluido para clientes de Red L y One L

4 euros al mes

Tal y como se puede ver en la tabla, en realidad no se trata de que necesites contratar una tarifa adicional para el reloj, sino que simplemente consiste en extender la tarifa de tu móvil al reloj. Eso significa que compartirás datos, llamadas y mensajes de la misma tarifa, y todo lo que gastes desde el reloj se descontará del paquete de tu tarifa para el móvil.

El proceso de activación, por cierto, requiere realizar algunos pasos a través de la aplicación de Watch en el iPhone. En el propio reloj no hace falta introducir ninguna tarjeta, ya que todo se hace a través de la denominada eSIM.

Si contratas esta tarifa asociada, entonces sí te puedes plantear salir de casa sin el móvil. El Watch 4 te permitirá hacer y recibir llamadas, escribir y contestar a mensajes SMS, ver el mapa, pagar con Apple Pay... salvo detalles como por ejemplo el no poder seguir en contacto a través de WhatsApp, lo tiene casi todo.

WatchOS 5.1.1 ya está disponible (y no mata tu Apple Watch)

Las llamadas a través del Watch 4 se escuchan realmente bien a través del sistema de micrófono y altavoz del propio reloj (y la otra persona también nos oirá perfectamente), e incluso teniendo el brazo a cierta distancia de la boca (mientras trabajamos sentados con el ordenador, por ejemplo) podemos atender una llamada sin necesidad de tocar el teléfono. También está la opción de atender la llamada con unos auriculares conectados de forma inalámbrica.

Por cierto: aunque es un detalle que ha pasado desapercibido, con el lanzamiento del Watch 4 se puso también a la venta en España la versión con conectividad de datos del Watch 3. Su precio empieza en los 399 euros (frente a los 529 euros de esta generación), así que valóralo a la hora de tomar una decisión de compra.

Las funciones del Watch 4 que nosotros hemos utilizado

Aplicación de Watch

En esta parte de nuestro análisis tenemos dos opciones: lanzar una lista infinita de puntos para enumerar todas las funciones que Apple dice que puede hacer este reloj inteligente, o centrarnos solamente en destacar aquellas que nosotros hemos estado utilizando en nuestro día a día. Hemos optado por lo segundo, porque lo primero lo tenéis ya muy bien descrito en la propia web del fabricante.

Empecemos por las notificaciones. Dependiendo de la aplicación, hay notificaciones que solamente se pueden descartar (te pasará sobre todo con aplicaciones "poco" populares) o, en muchos casos, verás que al reloj te llegan notificaciones que también se pueden gestionar: eso incluye desde marcar una tarea como completada, en el caso de la aplicación nativa de Recordatorios del iPhone, hasta contestar a un mensaje de tres formas diferentes –dictando por voz, dibujando letras o escribiendo sobre el teclado virtual del reloj– como es el caso de WhatsApp.

Spotify también ha anunciado la llegada de su aplicación a los smartwatches con Wear OS

En líneas generales, las notificaciones del Watch 4 funcionan como un engranaje perfecto: la vibración del reloj es lo suficientemente fuerte como para notarla en cualquier circunstancia, pero no llega a ser tampoco molesta como para desear quitarte el reloj de la muñeca tras un día largo. Las apps que lo necesitan tienen su respectiva función de atender la notificación de turno sin necesidad de echar mano al móvil salvo casos puntuales, y eso es lo importante.

Pero no todas las aplicaciones son compatibles con la función de contestar desde el reloj. Gmail, por ejemplo, no lo es: puedes leer el correo desde el Watch, pero no podrás contestar a él si no coges el móvil. Esa ha sido la única aplicación en la que de verdad hemos echado de menos esta función: en todas las demás que usábamos en nuestro día a día, las que lo necesitaban sí lo tenían. En WhatsApp, tan solamente hemos echado en falta que el reloj nos notifique también de las llamadas de voz (las ignoraba).

Apple Watch Series 4

Después está la parte deportiva. Esa es la que menos hemos puesto a prueba durante el análisis, pero para nuestro uso os podemos decir que tampoco ha cambiado mucho de una generación a otra: seguimos estando ante un reloj con resistencia al agua (hasta 50 metros) al que se le puede pedir que monitorice nuestra actividad física sea cual sea la que vayamos a practicar. Correr, ir en bici, nadar... eso, sumado a un registro de las pulsaciones bastante cercano a la realidad, hacen del Watch 4 un complemento interesante para los deportistas no profesionales.

La batería, como ya os estaréis imaginando, sigue siendo el gran "pero" de los relojes inteligentes. El Apple Watch no se libra de ello, y siendo honestos si vais a sacarle todo el partido a este reloj lo más probable es que os tengáis que dejarlo cargando cada noche antes de ir a dormir. Si hacéis un uso un poco más moderado, podréis llegar a los dos días de autonomía.

Apple Watch Series 4: conclusiones tras el análisis

Más allá de todo lo que os hemos contado en los anteriores párrafos, hay una forma más sencilla todavía de resumir no solamente este nuestro análisis del Watch 4, sino cualquier otro que podáis leer en la red: si tienes un iPhone, no existe otra opción de reloj inteligente que te ofrezca tantas funciones como el Watch. Es así de sencillo.

Usando el Apple Watch Series 4

A partir de aquí, cada uno debe valorar si las funciones que ofrece el Apple Watch 4 justifican todos y cada uno de los desde 429 euros que cuesta el reloj. Y, más que valorar si lo justifican por sí mismas, el ejercicio de reflexión que hay que hacer debe ir más hacia valorar si esas funciones son las que necesitamos para nuestro día a día. Si solamente necesitamos alguna de ellas (registrar nuestra actividad física, por ejemplo), sin importarnos todas las demás, no sería descabellado pensar en adquirir, en el caso concreto de un deportista, un dispositivo de medición de la actividad física.

De peculiaridades de este reloj tales como el sistema de detección de caídas que incorpora no hemos hablado en este análisis por la sencilla razón de que, por suerte o por desgracia, no hemos tenido la oportunidad de probarlas. Hay muchas funciones que hemos omitido no por gusto, sino porque no las hemos usado en nuestro día a día y, por lo tanto, no consideramos oportuno destacarlas más allá de lo que cualquiera puede comprobar en la lista de características técnicas.

¿Cosas que más nos han gustado de este reloj de Apple? Además de la celebrada versión con conectividad de datos, también destacaríamos positivamente la buena calidad de imagen de la pantalla, el razonable comportamiento de la batería (hasta dos días con un uso moderado, y un día si exprimes todas sus funciones), el excelente rendimiento y, como guinda del pastel, lo maduro que empieza a estar Watch OS en cuanto a su desempeño en el día a día. Como conjunto, y dejando a un lado el precio, el Watch 4 es un producto de excelente calidad.

Podrás comprar en Amazon los nuevos iPhone y iPad como si fueras a una tienda Apple

¿Cosas que no nos gustan del Apple Watch Series 4? El elevado precio, los mejorables ángulos de visión de la pantalla, la ya eterna ausencia de una función nativa de seguimiento del sueño, la ausencia del electrocardiograma en España, la dependencia de un cargador muy específico que, si te lo olvidas en casa al irte de viaje, te deja sin posibilidad de cargar el reloj... como podéis ver, un año más siguen existiendo puntos en su contra.

Tal y como recordábamos al comienzo del análisis, a día de hoy este reloj se puede comprar en España a un precio que parte de los 429 euros.

Si habéis llegado hasta aquí, quizás os interese leer también nuestro análisis del iPhone XS Max. Y, como recordatorio, Apple ha presentado recientemente estos nuevos productos de su ecosistema: MacBook Air 2018, Mac Mini 2018 y iPad Pro 2018. Y si solamente os interesan los relojes inteligentes, echad un vistazo a este artículo: Me quiero comprar un reloj inteligente, ¿qué debo tener en cuenta?

Lo mejor

  • Por fin la versión con datos en España
  • Buen abanico de funciones
  • Salud y deporte a un alto nivel
  • El mejor (y único) compañero para un iPhone

Lo peor

  • El cargador es muy específico
  • Siri sigue dependiendo del móvil
  • Sus funciones se pagan caras
  • Los ángulos de visión de la pantalla

Nota técnica

87