Skip to main content

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

Lo mejor

  • Diseño y materiales premium
  • Experiencia Ambilight
  • Barra de sonido integrada
  • Android TV 9

Lo peor

  • Bloqueos y cuelgues del sistema operativo
  • Tendencia a saturar los colores
  • Input lag más alto que sus rivales
  • Sin gestión de cables
OLED+ 934

OLED+ 934

Philips OLED+ 934 es uno de los últimos televisores OLED de Philips equipado con la 3ª generación del procesador P5 Pro con el que se logra una calidad de imagen realmente impresionante. Cuenta con un sistema Ambilight de tres lado que crea una atmosfera de luz en torno a la pantalla.

14/12/2019 - 08:05

Con un aspecto imponente y unas prestaciones que no se quedan atrás, las nuevas Philips OLED+ 934 se presentan como uno de los televisores más premium del año. Ponemos a prueba el Philips OLED+ 934 y te contamos todos los detalles en este análisis.

Philips presentó en IFA 2019 sus últimos televisores OLED, entre los que destacaban modelos 934 y 984, ambos equipados con paneles OLED+ y un sistema de sonido integrado que viene avalado por Bowers & Wilkins.

En este análisis nos centraremos en el Philips OLED+ 934 de 65 pulgadas, que se sitúa un escalón por debajo del buque insignia de Philips para 2019, pero que mantiene el mismo despliegue de tecnologías y diseño que lo dejan en muy buena posición para plantar batalla a sus rivales.

La marca holandesa ha puesto toda la carne en el asador con un modelo que destaca por su vanguardista diseño, pero que guarda en su interior muchas sorpresas. ¿Realmente merecerá la pena apostar por este Philips OLED+ 934? Te invitamos a descubrirlo en este análisis.

  Philips OLED+ 934
Dimensiones 144,8 x 89,5 x 25,2 cm (con peana)
144,8 x 82,9,3 x 5,2 cm (sin peana)
Peso 32,3 Kg (con peana)  / 27,9 Kg (sin peana)
Tipo de pantalla OLED 10 bits
Tamaño de pantalla 65"
Resolución de pantalla 3.840 x 2.160 px
Relación de aspecto 16:9
Procesador de imagen P5 Pro Perfect Picture Engine
Formatos HDR HDR Dolby Vision, HDR Technicolor, HDR 10+, HDR 10, HLG.
Cámara / control por gestos y voz Control de voz en el mando
Soporte wifi / DLNA
Integración domótica Google Assistant, Alexa,
Conexiones 4 x HDMI 2.0 (4x eARC), 1 x Óptica, 1 x LAN, 2 x USB (1x USB grabador), 1 x Minijack, 2 x Coaxial satélite, 1x Antena, Conexión subwoofer externo
Wi-Fi ac y Bluetooth 4.2
Precio  3.499 euros

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

Modernidad y elegancia a base de materiales premium

En lo que llevamos de año han pasado por mis manos una buena cantidad de televisores, y debo reconocer que este Philips OLED+ 934 es uno de los más bonitos en lo que a diseño se refiere y que, de hecho, le ha reportado algunos de los premios más prestigiosos en la industria de diseño.

En Philips han apostado por la calidad en sus materiales como uno de sus pilares para un diseño muy esbelto en el que el metal toma protagonismo en su trasera, mientras que el tejido Kvadrat y el cristal lo hace en el frontal.

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

Es un televisor que enamora desde el momento en el que lo sacas de la caja, obteniendo una exclamación unánime en todo aquel que se acerca a verla de cerca: ¡Qué bonita es!

Como viene siendo habitual en los paneles OLED actuales, su perfil consiste en una cobertura metálica de apenas 4 mm de grosor que sirve como soporte y protección al delgado y frágil panel OLED, quedando así enmarcado en el frontal por un fino marco metálico de 2 mm que contribuye a aligerar el frontal creando la sensación de todo pantalla en el frontal.

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

No podemos decir que se trate de un televisor pequeño, pero esa ausencia de marcos hace que se aprovechen de forma brillante los 144,9 x 82,9 cm que mide toda la superficie de pantalla. Semejante tamaño y sus 27,9 Kg sin peana recomiendan contar con un ayudante durante la fase de montaje del televisor.

A pesar de lo que pueda parecer, basta con encenderla para descubrir que la pantalla no llega hasta el borde. Un marco de 10 mm protege el delicado OLED separándolo del borde en todo el perímetro.

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

Otro detalle que tampoco pasa inadvertido en el frontal es la barra de sonido que integra la Philips OLED+ 934 y que, además, le hace las veces de peana soportando todo el peso de la pantalla a través de una columna central y aportando una buena estabilidad al conjunto a pesar de sus grandes dimensiones al tratarse de un modelo de 65 pulgadas.

El montaje de esta columna no entraña ningún misterio, y basta con ensamblar mediante unos tornillos este soporte a la trasera del televisor, para luego hacer lo propio y unirlo a la barra de sonido.

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

La unidad que nos ha llegado viene con dos columnas distintas: una para instalar el televisor sobre un mueble, y otra recta para instalarla en la pared mediante un soporte VESA de 300 x 300 mm estándar, de forma que la barra de sonido quedaría suspendida bajo la pantalla.

La barra de sonido muestra un diseño en forma de cuña afilando su perfil hacia el frontal y levantando el conjunto 6,6 cm. Está totalmente recubierta con tela diseñada por los daneses Kvadrat con su característico jaspeado en tonos grises y rematada por un perfil cromado en la parte superior en el que se rubrica la colaboración de Philips y Bowers & Wilkins con los logos de ambas compañías.

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

La columna del soporte para instalaciones sobre un mueble se dobla en forma de V hacia atrás para aportar una mayor estabilidad, y sirve como sistema de gestión para el cable de conexión de la barra integrada, que requiere desmontar una pequeña tapa junto a la columna del soporte, para encontrar su conector.

La trasera del Philips OLED+ 934 está llena de contrastes ya que muestra un elegante acabado en metal cepillado que ocupa el tercio superior, mientras que los dos tercios restantes son lo que ocupa toda la electrónica del televisor y el sistema Ambilight.

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

Todo ello queda oculto tras una cubierta de policarbonato gris que sobresale unos 5 cm del chasis metálico, pero que visualmente está muy bien resuelto no llegando hasta los extremos de los laterales y dibujando un bisel en los tres lados en los que se ubican los LEDs RGB del sistema de luz ambiente sincronizada Ambilight.

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

Si de algo puede presumir la Philips OLED+ 934 que estamos analizando es de conectividad, ya que integra una buena batería de conexiones físicas e inalámbricas. Todos los conectores se ubican en la parte inferior derecha de la trasera (mirándola desde atrás) distribuyéndolos en dos grupos con entradas laterales y hacia abajo para que no molesten si se opta por la instalación en pared.

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

Hacia abajo se encuentra un puerto HDMI 2.0b, dos puertos de conexión de 3,5 mm para entradas de audio y video de componentes, la toma de antena de RF y dos antenas para satélite junto al puerto Ethernet y salida de audio digital, así como una RCA por si quieres añadir un subwoofer externo.

En el lateral, encontramos una ranura CI, dos puertos USB con funciones de grabación al conectarle un disco duro externo, un conector para auriculares y termina con una batería de tres puertos HDMI 2.0b. Ni rastro de conectores HDMI 2.1, lo cual lo coloca en una situación de desventaja de cara al rumbo que tomarán dispositivos gaming durante los próximos años.

Tipos de cables HDMI y sus diferencias

Tipos de cables HDMI y sus diferencias

Hoy ya no concebimos conectar una Smart TV, un monitor o cualquier otro dispositivo multimedia con otra cosa que no sea un cable HDMI. Pero esto no siempre ha sido así. Estos son los principales tipos de cable HDMI y sus diferencias.

Todos los conectores HDMI son compatibles con ARC (Audio Return Channel) y soportan un ancho de banda de 18 Gbps lo cual permite transmitir en 4K a 60 Hz con un submuestreo 4: 4: 4, ofreciendo compatibilidad total con los estándares HLG, HDR10, HDR10 + y Dolby Vision en todos ellos.

En el apartado inalámbrico, el Philips OLED+ 934 que estamos analizando cuenta con WiFi 802.11ac de doble banda (2,4 y 5 GHz) y Bluetooth 4.2 que le permite sincronizarse con su propio mando a distancia así como con otros dispositivos como mandos de juegos o sistemas de sonido inalámbrico o auriculares Bluetooth.

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

Si no tienes el mando a distancia a mano puedes usar el pequeño joystick que se integra en la esquina inferior izquierda, que permite realizar las funciones básicas como encender o apagar el televisor, subir volumen, cambiar la fuente de entrada, etc. Esto activa un menú en la pantalla por el que puedes moverte con ese joystick.

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

Uno de esos contrastes en el diseño de la trasera que mencionábamos antes es que, pese a contar con una trasera muy cuidada, Philips no ha hecho el mínimo esfuerzo por ayudar al usuario con la gestión de cables, limitándose a integrar una simple brida en la zona de conectores, pero dejándolos todos a la vista.

La ausencia total de un sistema de gestión de cables, más allá del propio de la barra de sonido hace que una vez instalada y con todos los dispositivos conectados, hace que la trasera pierda algunos enteros por el inevitable desorden que transmiten los cables sueltos.

Ambilight: un extra que no valoras hasta que no lo has visto en acción

Sinceramente, no soy muy partidario de integrar luces RGB en lámparas, teclados, componentes de ordenador y en general todo tipo de iluminación superflua. Pero en honor a la verdad, debo decir que Ambilight es un añadido que enriquece considerablemente la experiencia visual ante este Philips OLED+ 934 que estamos analizando.

En su trasera hay instalado un sistema de iluminación RGB Ambilight de tres lados exclusivo de Philips que, en pocas palabras, se encarga de ampliar el contenido de la pantalla proyectando sobre la pared trasera los colores que se muestran en pantalla.

Esto hace que la imagen trascienda de la propia pantalla creando una experiencia visual mucho más inmersiva por medio de la luz, al tiempo que minimiza la fatiga visual al ver el contenido a oscuras o en penumbra ya que se mantiene unos niveles de luz más constantes y los ojos no acusan los cambios bruscos de iluminación.

El sistema de iluminación tiene varios modos de funcionamiento y también puede apagarse configurándolo desde las opciones de su menú de ajuste o cambiando el modo desde el botón Ambilight del mando a distancia.

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

Mediante estos ajustes puedes configurar distintos patrones de iluminación para Ambilight:

  • Modo de seguimiento de vídeo: un modo más inmersivo para el vídeo, haciendo que Ambilight expanda los colores de la pantalla proyectándolos en la pared trasera
  • Seguimiento de audio: en el que Ambilight cambia al ritmo de la música que suena. Perfecto para fiestas
  • Mostrar un color fijo: en el que la iluminación se mantiene fija mostrando el color seleccionado independientemente del contenido que se reproduce en pantalla.
  • Seguir bandera: que muestra los colores de una determinada bandera. Ideal para ambientar los partidos de tu selección o apoyar a tu país en acontecimientos deportivos.

Además de configurar el patrón de funcionamiento de Ambilight, desde los ajustes también es posible personalizar el brillo o la saturación de los colores que se muestran, o integrar el funcionamiento de Ambilight en el ecosistema de iluminación de HUE de Philips.

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

Una curiosidad del ajuste de color de Ambilight, es que te permite indicar el color en el que tienes pintada la pared trasera, para de ese modo ajustarse más fielmente a los colores que se muestran en pantalla.

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

Desde el punto de vista de un usuario eligiendo qué televisor comprar, ver que la Philips OLED+ 934 incorpora un sistema de iluminación trasero puede parecer una frivolidad y una característica menor, pero cuando lo pruebas descubres que la experiencia visual se hace mucho más rica. De alguna forma es como el sonido envolvente, que consigue meterte en la acción del contenido que estás viendo, sobre todo si cuentas con una pared vacía tras el televisor.

Mando a distancia y teclado, la mejor opción para un Smart TV

Una de las primeras cosas que todo el mundo debería hacer inmediatamente después de instalar un Smart TV es instalar un teclado inalámbrico para evitar la tortura que supone tener ir haciendo miles de clics para ir saltando de letra en letra hasta completar las credenciales de acceso de las aplicaciones y servicios, así como para buscar contenido.

En el caso del Philips OLED+ 934 que estamos analizando, este trámite nos lo saltamos ya que incluye su propio teclado QWERTY en la parte trasera del mando a distancia.

Philips ha optado por un mando a distancia fabricado en plástico gris con unas teclas de tacto gomoso para uno de sus modelos más premium, lo cual no deja de ser un tanto decepcionante.

No obstante, la distribución y ergonomía lo hacen cómodo de usar en el día a día y no lo hace inestable entre las manos. Curiosamente, su perfil inclinado, aunque sea recto, le permite acomodarse en la palma de la mano, facilitando el acceso a todos sus botones.

En la parte inferior del mando se agrupan los botones numéricos para los canales, y las teclas de volumen y cambio de canales se sitúan justo encima. En esta posición centrada encontramos dos teclas destacadas que inician las aplicaciones de Netflix y Rakuten TV.

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

Sorprende que Philips haya optado por incluir una tecla de acceso directo a la app de Rakuten y no para Google Play Películas o Amazon Prime Vídeo, teniendo en cuenta que el OLED+ 934 que tenemos entre manos viene equipado con un sistema operativo Android y cuenta con soporte para Alexa.

Entre estas dos teclas encontramos un acceso directo al HUB de contenidos de Philips, función que trataremos más adelante en profundidad en el apartado que dedicamos a la plataforma de Smart TV.

Los botones para el control de reproducción y el pad de selección se sitúan en un lugar privilegiado del mando a distancia, haciéndolos más accesibles. Encima de ellos, encontramos los botones de control para el Asistente de voz de Google, el control de Ambilight y los botones de acceso a los ajustes, cambio de fuente de entrada y botón de encendido.

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

Esta distribución de los botones pone de manifiesto que Philips ha diseñado este televisor con los contenidos multimedia en mente y los sitúa en un lugar preferente por encima de los tradicionales canales de televisión.

El mando incluye un micrófono que permite enviar comandos de voz al Asistente de Google mediante una pulsación en el botón dedicado que sustituye al invocador “OK Google” algo que agradecerán los más preocupados por la privacidad.

Si le damos la vuelta al mando nos encontramos con el teclado QWERTY distribuido en dos secciones para mejorar el acceso a las teclas con los pulgares, dejando espacio en el centro para el compartimento de las pilas del mando.

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

Se trata de un completo teclado con teclas de tacto gomoso y algo estrechas, pero que cumplen de maravilla con su cometido. Obviamente no es un teclado con el que puedas redactar textos largos, pero cumple perfectamente para introducir nombres de usuario y contraseñas o realizar búsquedas de contenido en aplicaciones.

Además, incluye una cruceta en la esquina inferior derecha para seleccionar y aceptar opciones sin tener que darle la vuelta al mando para usar el pad principal. Sin duda una solución de la que más fabricantes debería tomar nota.

Un panel premium y soporte HDR10+ para garantizar el triunfo

Cuando hablamos de televisores con un precio de salida cercano a los 3.500 euros la calidad no se puede dejar al azar. Por ello Philips ha puesto toda la carne en el asador integrando las últimas tecnologías en procesamiento de imagen en sus modelos de gama alta, entre los que se encuentra este Philips OLED+ 934.

Esto nos sitúa en un contexto tremendamente exigente, en términos de calidad podríamos decir que no hace falta ser un experto en televisores para afirmar, sin miedo a equivocarte, que el Philips OLED+ 934 monta una de las mejores pantallas del momento y ofrece una calidad de imagen más que evidente. No obstante, aquí estamos para profundizar en los detalles y eso es exactamente lo que vamos a hacer.

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

La unidad que estamos probando es la que cuenta con una pantalla de 65 pulgadas con resolución 4K (3.840 x 2.160 píxeles) con soporte HDR completo tanto para estándares basados en metadatos estáticos representados por HDR10 y HLG, como en los basado en metadatos dinámicos como HDR10+ y Dolby Vision.

Como no podría ser de otra forma tratándose de uno de los mejores paneles OLED de Philips, algo que desde el departamento de marketing se encargan de destacar añadiéndole la denominación OLED+, el contraste y la nitidez se aprecian desde el primer encendido en incluso en contenidos que están en 4K UHD nativo.

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

Al tratarse de un sistema OLED, cada píxel está autoiluminado, por lo que puede mostrar en un píxel el negro más puro, con el píxel totalmente apagado, y en el píxel contiguo un blanco capaz de brillar con una intensidad de más de 750 nits sin mayores problemas.

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

Este elevado contraste permite mostrar colores más intensos y brillantes gracias a una matriz RGBW (rojo, verde, azul y blanco) que aporta mayor cantidad de brillo a la hora de mostrar colores claros. El panel OLED+ permite unos ángulos de visión muy amplios, de forma que podrás ver la pantalla desde una posición muy inclinada y continuar viendo unos colores perfectos y sin pérdida.

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

Este buen rendimiento en el procesado y escalado de las imágenes se lo debemos a la tercera generación del procesador P5 Pro Perfect Picture Engine de Philips, que combina diversas tecnologías de procesado como el Micro Dimming y la Ultra resolución para obtener resultados espectaculares incluso al mostrar contenido escalado como programas de la TDT o en formato 1080p.

Este tipo de imágenes hacen gala de una nitidez excelente ya que, además, durante el procesado se las somete a un proceso de “limpieza” de ruido y artefactos, cuyo resultado son unas imágenes muy detalladas y con bordes más definidos.

Escucha"Episodio #3: OLED - ¿Qué es... ? Con Rubén Andrés Barbero" en Spreaker.

Este procesador también hace un buen trabajo con los contenidos SDR (Estándar Dynamic Range) que abundan en las plataformas de streaming de contenido, mostrando un buen rango dinámico en los colores, aunque en este aspecto se aprecia una tendencia a la saturación, especialmente apreciable en los tonos rojos y verdes. Sin embargo, mantiene muy bien los tonos de piel.

Los numerosos ajustes de color disponibles en el Philips OLED+ 934 que estamos analizando permite corregir esta tendencia, pero la forma más sencilla de evitarlo es optar por los perfiles de color específicos para tipo de contenido.

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

El perfil de color Natural es que mejor se adapta a todo tipo de contenidos, aunque para experimentar una experiencia más fiel a lo que los creadores de contenido han indicado, nuestra recomendación es optar por alguno de los perfiles calibrados ISF para entornos iluminados con el perfil ISF Día o para entornos en penumbra con el perfil ISF Noche.

En cualquiera de ellos se obtiene una colorimetría muy bien calibrada, con un balance de blancos que no cae en la excesiva calidez permitiendo unos colores muy realistas lejos de los tonos lavados que acostumbran a mostrar los perfiles cinematográficos.

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

En lo que respecta al HDR, el resultado es igualmente brillante, logrando una mayor sensación de profundidad en las imágenes gracias al soporte de espacios de color ampliado DCI P3 y a un mapeo dinámico de tonos muy bien ejecutado.

Escucha"Episodio #22: HDR - ¿Qué es... ? Con Rubén Andrés Barbero" en Spreaker.

La compatibilidad total con los estándares HDR con metadatos estáticos y dinámicos, hace que sea más sencillo disfrutar de la mejor calidad de imagen en formatos como el HDR10+, cada vez más presente en plataformas como Amazon Prime Video y de Dolby Vision en Netflix con la correspondiente satisfacción para el usuario.

La prueba de fuego para los procesadores de imagen es la gestión del movimiento. En el OLED+ 934 de 2019 que estamos analizando incluye distintos niveles de ajuste para obtener el mejor resultado en cada tipo de contenido.

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

Activando el ajuste de movimiento Fluido se obtienen buenos resultados en la mayoría de los casos, aunque en contenidos rodados en 24 fps este procesado muestra un movimiento poco natural, por lo que resulta conveniente cambiarlo al ajuste de movimiento Cine, que aplica un procesado más ligero creando paneos más suaves.

Al ver contenido deportivo, los mejores resultados se obtienen bien con el perfil de movimiento Fluido o con el predefinido para deportes, en los que se gana nitidez en el seguimiento del balón o para seguir el movimiento de los jugadores.

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

En el punto que más penaliza el procesado de imágenes es en el relativo al gaming, ya que el Philips OLED+ 934 se sitúa peligrosamente cerca del límite de los 45 ms de input lag en los que se comienza a apreciar un retraso notable entre la pulsación de los botones en el mando y su resultado en pantalla. En el portal web especializado avforums.com han obtenido un input lag de 33 ms, muy lejos de los 12,9 ms que promete el LG OLED E9 que analizamos hace solo unas semanas.

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

No obstante, la experiencia de juego continúa siendo muy buena ya que, al detectar un dispositivo de juego conectado en uno de sus puertos HDMI el OLED+ 934 desactiva todo el procesado de imagen y habilita el modo Juego modificando el perfil de color para ofrecer la mejor experiencia de juego incluso en 4K.

Dolby Atmos y elegancia en una barra integrada afinada por Bowers & Wilkins

Obtener un sonido que esté a la altura de un conjunto tan bien rematado como está el Philips OLED+ 934 es complicado, por lo que desde Philips no han querido dejarlo al azar y se han asociado con Bowers & Wilkins, uno de los fabricantes de equipos de audio más prestigiosos.

De esa alianza se ha beneficiado directamente este OLED+ 934 y su hermano mayor y buque insignia de Philips en 2019: el OLED+ 984.

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

En lo relativo al sonido, el OLED+ 934 de Philips se marca un tanto integrando de forma brillante una barra de sonido en el soporte que le permite externalizar el sonido del esbelto chasis de la pantalla, lo cual garantiza una mejor calidad de sonido.

Esta barra de sonido debe cumplir las veces de soporte del televisor, por lo que su estructura está construida en ABS reforzada con fibra de vidrio y aluminio para evitar vibraciones y resonancias no deseadas que desvirtúen el sonido. Finalmente, el conjunto ha sido recubierto con tela Kvadrat.

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

En su interior se ubican cinco altavoces que proporcionan una potencia conjunta de 50W en una distribución 2.1.2. dispuestos en forma de dos altavoces frontales de 6W situados en los extremos de la barra y un subwoofer de 80 mm y 20W en posición centrada. De la distribución del sonido Dolby Atmos se encargan dos controladores de 50 mm y 9W de potencia ubicados en la parte superior de la barra, que proyectan el sonido hacia el techo haciendo posible la simulación espacial del sonido.

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

En acción, el sonido obtenido es muy sólido, creando una buena separación de los efectos de sonido, pero acusa la ausencia de un refuerzo de bajos dedicado. Algo que puedes solucionar fácilmente añadiendo un subwoofer externo adicional conectándolo directamente al televisor para obtener ese “punch” extra de bajos.

Los tonos medios los resuelve con mucha nitidez y un buen afinado de los más agudos, que no caen en la estridencia incluso a volúmenes altos.

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

Si bien es cierto que la barra cuenta con altavoces orientados hacia el techo, la sensación de movimiento en el sonido vertical no es tan acusado. La proyección vertical de estos altavoces crea una excelente separación de los sonidos, pero esta atmosfera no consigue envolver al espectador, manteniéndose entre la pantalla y el usuario. Sí, con un espaciado muy bien definido, pero siempre delante del espectador.

En el consumo habitual de programas de televisión el uso del Modo AI de sonido, asistido por inteligencia artificial, permite destacar las voces por encima de otro tipo de sonidos, equilibrando el audio y definiendo mejor los diálogos, por lo que se convirtió en el modo de audio más habitual durante nuestra prueba.

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

En cambio, cuando llega el momento de adentrarse en la acción de una buena serie o película, la elección correcta es el Modo Personal que permite ajustar el sonido Dolby Atmos o el Modo Cine, que proporciona una increíble sensación de amplitud sonora con un ajuste que aporta “algo más de aire” entre los distintos canales.

El nivel de potencia es más que suficiente para llenar de sonido un salón con solo el 25% de su volumen, manteniendo en todo momento a raya la presencia de distorsiones incluso cuando se fuerzan las frecuencias bajas en escenas de acción con explosiones.

Android 9 con un toque Philips que no acaba de encajar

Philips apuesta por Android TV como base sobre la que construir su plataforma de Smart TV, y lo hace de la mano de la Android TV 9 Pie, la versión más actualizada que Google ha enviado a los fabricantes.

Las expectativas eran altas a tenor del buen sabor de boca que Android TV nos ha dejado en otros televisores. Sin embargo, a pesar de haber actualizado el software del televisor a su última versión, hemos sufrido algunos problemas con esta plataforma en forma de bloqueos y cuelgues esporádicos sin motivo aparente.

Por la naturaleza de los inconvenientes que nos hemos encontrado más parece un problema con la integración de las aplicaciones con el nuevo sistema operativo que no costaría solucionar mediante una actualización de software.

Apps como la de Movistar+ o Netflix han presentado un funcionamiento inestable bloqueándose tras salir de un estado de reposo, o problemas de carga de Android al encender el televisor. Así como el Asistente de Google, que en más de una ocasión pierde la conexión con sus servidores y no es capaz de dar respuesta al comando de voz, para dos segundos más tarde aceptar sin más problemas exactamente la misma orden.

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

Android TV ha logrado afinar su fluidez resistiendo los envites de alternativas tan optimizadas como Tizen de Samsung o WebOS de LG y, de hecho, su funcionamiento es muy fluido permitiendo una navegación cómoda por toda su interfaz.

El procesador MediaTek MT5887 de cuatro núcleos, los 2,5 GB de memoria RAM y los 16 GB de almacenamiento interno garantizan que las aplicaciones se ejecuten de forma eficiente, lo que lleva a pensar que los problemas que hemos estado experimentando tienen su origen en la necesidad de afinar la integración del sistema operativo.

Independientemente de su funcionamiento, que es bueno en términos generales, nos extraña el planteamiento de Philips con Android. Uno de los mejores ejemplos lo encontramos en la duplicidad de algunas funciones, como el HUB de contenidos, que muestra una especie de bicefalia del sistema en la que una está dirigida por Google y otra distinta por Philips.

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

En este sentido, tal vez Philips debería aprender en cabeza ajena de la experiencia de los fabricantes de smartphones, que durante muchos años han empleado mucho esfuerzo e inversión en aplicar pesadas capas de personalización, y que ahora han optado por dejar Android en su estado más puro aplicando solo ligeras pinceladas en funciones que puedan mejorar la experiencia de uso.

Android TV cuenta con un HUB de contenidos de forma nativa en el que se agrupa el contenido de las aplicaciones de contenido como Netflix o YouTube, a las aplicaciones instaladas, e incluso a las opciones de configuración, al cual se accede desde un botón del mando a distancia.

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

Sin embargo, Philips ha decidido crear un segundo HUB de contenidos, al que también se accede directamente desde un botón del mando a distancia, en el que repite contenidos del HUB de Android y añade contenido de otras fuentes de contenido y aplicaciones.

Algo similar sucede en los ajustes del sistema, en el que las opciones relativas a las aplicaciones, almacenamiento y permisos se gestionan desde el menú de Ajustes de Android, mientras que los ajustes de personalización de imagen, sonido o conexiones se hacen por separado en un menú distinto personalizado por Philips.

Se echa en falta la ausencia de un menú de acceso rápido que dé acceso a algunas funciones básicas y habituales como cambiar el perfil de calibrado de color o de sonido para ajustarlo de forma sencilla al contenido. Esto obliga al usuario a tener que navegar por varios menús hasta llegar a las opciones adecuadas.

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

Dejando a un lado la facilidad de uso de la plataforma de Smart TV, contar con Google Play siempre es una buena noticia ya que garantiza la compatibilidad con un gran número de aplicaciones de streaming de contenidos y juegos que pueden ser usadas desde el TV.

De hecho, hemos podido usar sin problemas juegos tan exigentes como Asphalt 9, aunque para jugarlo hemos necesitado conectar un mando de juegos por Bluetooth, algo que ha resultado muy sencillo, así como el emparejamiento con auriculares Bluetooth y otro tipo de dispositivos.

Este acceso a Google Play nos ha permitido, por ejemplo, poder jugar en streaming en la pantalla del Philips OLED+ 934 mediante la app de Steam Link, facilitando así la conectividad del dispositivo.

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

Esta facilidad de conexiones se extiende también a los dispositivos móviles gracias a la presencia de un Chromecast integrado que permite enviar fácilmente el contenido del smartphone o la tableta al televisor.

El OLED+ 934 de Philips que estamos analizando permite integrarse en los ecosistemas del hogar conectado de Google y Amazon gracias a la conectividad que proporciona el Asistente de Google y Alexa.

Un televisor espectacular, pero con un precio elevado

Llegamos al final de este análisis con buenas vibraciones sobre este Philips OLED+ 934, que ofrece una experiencia visual realmente espectacular y uno de los mejores diseños del mercado en 2019.

Philips lo ha apostado todo a una visualización completa de los contenidos, entendiendo que para traspasar la pared transparente que separa a la pantalla del espectador hay que atacarle por tres frentes: con una imagen espectacular, un sonido bien definido y la experiencia inmersiva que proporciona Ambilight.

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

Es cierto que Philips ha acusado el riesgo de salir al mercado con nuevo modelo y la última versión de un sistema operativo que, tal vez, debería probarse más ampliamente para corregir algunos fallos que en ocasiones lo hacen inestable, pero en general el balance es positivo. De ahí que nuestra nota se haya visto recortada, porque si no nos hubiéramos topado con esa inestabilidad estaríamos hablando de una puntuación de 94.

Haber apostado por los dos estándares HDR de metadatos dinámicos más utilizados ha sido todo un acierto, poniéndose del lado del usuario ante los vaivenes de la caprichosa industria del entretenimiento que no acaba de decidirse por un estándar unitario.

Acierto también ha sido dejar el apartado del audio a los expertos de Bowers & Wilkins, que han hecho un buen trabajo en este apartado en un formato muy compacto y perfectamente integrado en el televisor.

El problema es que unir ambos elementos en un solo dispositivo tiene su coste, y eso hace que su precio sea más elevado que el de sus rivales directos como pueden ser el Sony Bravia AG8 o LG OLED E9 que ya hemos analizado antes, y de los cuales les separa una diferencia de más de 1.000 euros en el mejor de los casos. Demasiado incluso para un televisor tan bien rematado como el Philips OLED+ 934.

Philips OLED+ 934, análisis y opinión

Teniendo en cuenta que es un modelo que todavía está llegando al mercado, con lo cual no tardará en empezar a bajar su precio para ponerse a la altura de sus rivales, y que a diferencia de otros modelos ya incluye un sistema de sonido solvente y de muy buena calidad, las diferencias en su precio se acortan.

En esta prueba hemos analizado el modelo con una diagonal de pantalla de 65 pulgadas que se puede encontrar por un precio de salida de 3.499 euros, mientras que el modelo de 55 pulgadas está llegando a las tiendas con un precio recomendado de 2.499 euros.

Con este rango de precios es evidente que no van a ser los televisores más vendidos de 2019, pero si realmente buscas un televisor que te ofrezca una la experiencia más satisfactoria, este Philips OLED+ 934 debería estar entre tus primeras opciones.

Philips OLED+ 934

Philips OLED+ 934

Philips OLED+ 934 es uno de los últimos televisores OLED de Philips equipado con la 3ª generación del procesador P5 Pro con el que se logra una calidad de imagen realmente impresionante. Cuenta con un sistema Ambilight de tres lado que crea una atmosfera de luz en torno a la pantalla.