Logo Computerhoy.com

¿El ser humano puede vivir en Marte? Estos cuatro astronautas tienen la respuesta “tras pasar más de un año allí”

Han pasado 378 días aislados en un búnker que simula la vida en Marte, y acaban de salir al mundo exterior ¿En qué condiciones han tenido que vivir y cómo lo han llevado?

misión CHAPEA

NASA

Foto del redactor Silvia Cabrero Díez

La NASA ha llevado a cabo muchas misiones a lo largo del tiempo, en un incansable intento por entender nuestro universo y, quién sabe, quizá colonizar otro planeta.

Uno de los desafíos más interesantes es llevar al ser humano a Marte, por eso, la misión CHAPEA (Simulación de Exploración de Rendimiento y Salud de la Tripulación) comenzó el año pasado, cuando cuatro astronautas entraron en un búnker impreso en 3D, que simula un hábitat aislado parecido a Marte de 165 metros cuadrados.

El objetivo es recrear las condiciones extremas de lo que sería la vida en Marte. De esa manera, según comentó Grace Douglas, investigadora principal del proyecto en 2023, “la simulación nos permitirá recopilar datos de rendimiento físico y cognitivo para darnos más información sobre los impactos potenciales de las misiones de larga duración a Marte en la salud y el rendimiento de la tripulación”.

Así vivieron los cuatro astronautas en el búnker

Búnker NASA

NASA

Y hace solo cuatro días salieron de allí, el 6 de julio a las 17:00 horas.  Después de 378 días, los cuatro voluntarios, Anca Selariu, microbióloga, Ross Brockwell, ingeniero de estructuras, Nathan Jones, médico de urgencias, y el líder del equipo, Kelly Haston, salieron de la base Mars Dune Alpha, que se encuentra en el Centro Espacial Johnson en Houston.

El búnker tiene cuartos privados para la tripulación, una cocina y áreas dedicadas a actividades médicas, recreativas, como un gimnasio, de trabajo y de crecimiento de cultivos, como una granja vertical para cultivar alimentos, así como un área de trabajo técnico y dos baños.

 De hecho, dentro tenían temperaturas controladas, niveles de oxígeno ajustados y recursos limitados. Por eso, sus labores eran cultivar sus propios alimentos o manejar los residuos. Y como el recinto tiene un área al aire libre, han tenido que llevar a cabo paseos marcianos simulados, como se tendrán que enfrentar los astronautas en el planeta rojo.

Otra de las dificultades que tuvieron que enfrentar fue el retraso en la comunicación con la “Tierra”, incluidas sus familias. 

Cómo enfrentaron el aislamiento en el hábitat simulado de Marte

NASA

NASA

Cuando salieron del búnker, los cuatro atendieron a la prensa y, según Nathan Jones, los 378 días se le pasaron “rápidamente”. Mientras que Ross Brockwell, ingeniero de vuelo de la tripulación, afirmó estar “agradecido por la oportunidad de vivir durante un año dentro de esta aventura planetaria hacia un futuro emocionante”.

De las lecciones que aprendió Brockwell fue la de “que no debemos utilizar los recursos más rápido de lo que se pueden reponer”. 

Para terminar, Anca Selariu, microbióloga, añadió que “el espacio puede unir y sacar lo mejor de nosotros, porque es un paso decisivo que los terrícolas darán para iluminar el camino hacia los próximos siglos”.

¿Habrá más misiones similares de la NASA?

De hecho, esta es la primera de una serie de tres misiones. La segunda está programada para el 2025 y la última en el 2026. Todas ellas se realizarán, por ahora, en la misma base.

Ya queda mucho menos de lo que parece para que el ser humano pueda vivir en Marte, gracias a todas las misiones dirigidas hacia ese fin, además de todo lo aprendido en las misiones Artemis, con la idea de volver a la Luna.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: NASA