Logo Computerhoy.com

WiFi vs. Ethernet: diferencias y cuál de los dos debería usar

Foto del redactor Carolina González ValenzuelaFoto del redactor Carolina González Valenzuela

Redactora de Tecnología

WiFi vs. Ethernet: diferencias y cuál de los dos debería usar
Foto del redactor Carolina González ValenzuelaFoto del redactor Carolina González Valenzuela

Redactora de Tecnología

El WiFi es obviamente más cómodo que los cables Ethernet, pero Ethernet sigue ofreciendo ventajas significativas, aunque todo al final depende del caso. Veámoslo.

Tal y como estamos actualmente, parece que el WiFi siempre es la mejor opción a elegir. Sin embargo, esto no siempre es así.

Una conexión WiFi es la que la mayoría de nosotros tenemos en casa y utilizamos un router para transmitir señales inalámbricas a las que te conectas con tus dispositivos. Una conexión Ethernet (o conexión por cable) utiliza cables Ethernet, también conocidos como cables RJ45, (Cat 5, Cat 5e...etc.) que se enchufan a tus dispositivos para conectarte a Internet.

Las conexiones Ethernet son más rápidas porque básicamente estás conectado a Internet. Tu tráfico no tiene que transmitirse a través de señales inalámbricas a o desde tu dispositivo. Esto reduce los retrasos en la transmisión y te proporciona velocidades más rápidas.

Eso sí, a todo el mundo le gusta el WiFi. Es cómodo, ordenado y está disponible en casi todas partes. Pero no siempre es la mejor opción. Ethernet ofrece velocidades constantes y baja latencia, mientras que WiFi no. Te explicamos lo mejor de ambos mundos para que pueda decidir qué es lo mejor para ti, a continuación.

Ethernet frente a WiFi: ¿cuál es la diferencia de base?

En general, la conexión inalámbrica te da movilidad. Puedes moverte libremente mientras escuchas música o ves Netflix en tu tablet o smartphone cómodo en la cama. El inconveniente es que el alcance y las interferencias causan estragos en la conexión. Verás ralentizaciones a veces bastante grandes o desconexiones totales a medida que te alejes del router o falle.

En cambio, Ethernet ofrece fiabilidad. Los cables son feos, largos y te mantienen atado a un lugar, pero las velocidades de Ethernet no fluctúan como las de WiFi: puedes obtener las mismas velocidades a 90 metros que en la zona cero. El inconveniente es que se pierde la movilidad sin ataduras del WiFi.

WiFi

En qué situaciones deberías elegir Ethernet

Deberías elegir Ethernet por su conexión segura, sus velocidades constantes y altas y su baja latencia. No es una solución atractiva, lo entendemos, pero Ethernet es mejor en determinadas situaciones, como los juegos online.

La clave de Ethernet es la uniformidad y el alcance. Las señales por cable no fluctúan como lo hacen las conexiones WiFi. El flujo de datos es sólido de un extremo a otro y las consolas, además, tienen los puertos adecuados para enchufar cables Ethernet, lo que las hace perfectas para conectarse a Internet

Las velocidades más rápidas se debe principalmente a que la señal se envía directamente al dispositivo en lugar de emitirse. Y es que, tiene menos variables que pueden afectar a la intensidad de la señal, como las interferencias de otros aparatos electrónicos, y permite que toda la intensidad de la señal llegue al dispositivo.

Ethernet

Además, los cables Ethernet suelen (aunque no siempre) tener un ancho de banda máximo mayor que los routers WiFi, por lo que es posible alcanzar velocidades más altas (si tu plan de Internet las admite). La última parte del rompecabezas de la velocidad es la latencia. La latencia es el retardo entre el momento en que una señal sale de un lugar y llega a su destino.

Una señal puede viajar más rápido a través del cable que por el aire, por lo que las conexiones Ethernet casi siempre tienen menor latencia por defecto. Por otro lado, si sólo vas a ver vídeos, escuchar música o navegar por Internet, la latencia probablemente no te importe mucho.

Esto los hace ideales para situaciones en las que el tiempo de reacción importa, como los juegos. Si alguna vez has pulsado un comando en un juego y has esperado varios segundos a que tu personaje realizara la acción, habrás experimentado una alta latencia.

Además, Ethernet es intrínsecamente más segura que el WiFi. Esto se debe a que, con Ethernet, no hay una red a la que unirse: necesitarías acceso físico a la red para acceder a los datos que contiene, mientras que WiFi viaja por el aire y, por tanto, es más fácil de interceptar. Finalmente, solucionar problemas de conectividad es más sencillo: basta con reiniciar o cambiar el cable.

AMD, Intel y NVIDIA

En qué situaciones es mejor usar WiFi

Vayamos con las ventajas o el porqué deberías elegir WiFi. Pues bien, es básico, ya que este destaca en todas las áreas en las que Ethernet se queda corta. No hay líos de cables y, aunque el alcance teórico es limitado, puedes conectarte desde cualquier lugar de la casa. 

Prácticamente todos los dispositivos modernos pueden conectarse a WiFi, desde smartphones a ordenadores de sobremesa y puedes tener varios dispositivos conectados y funcionando al mismo tiempo. El WiFi es ideal para situaciones en las que la comodidad y la movilidad son lo más importante:

  • Una red doméstica compartida por varias personas
  • Trabajar desde casa, donde es posible que quieras cambiar de entorno a lo largo del día

Por supuesto, una conexión WiFi también tiene puntos débiles. La naturaleza inalámbrica de la red introduce problemas de latencia e interferencias. Esto puede hacer que la experiencia en línea sea más frustrante y nunca tendrás que preocuparte de tu contraseña WiFi cuando estás en una conexión por cable.

Tradicionalmente, las conexiones inalámbricas también solían tener velocidades más lentas que las conexiones por cable. Esta diferencia se ha hecho menos pronunciada en los últimos años con la aparición de nuevas tecnologías inalámbricas, pero sigue siendo cierta en gran medida, sobre todo si trabajas con velocidades de Internet extremadamente rápidas.

¿Cuánto más rápido es Ethernet?

Si hablamos de conexiones de WiFi frente a conexiones de Ethernet, los cables de Ethernet ofrecen velocidades más uniformes. No obstante, con el avance constante en la tecnología WiFi, la diferencia de velocidad se está reduciendo. 

Una conexión Ethernet puede admitir velocidades de que van desde los 100 Mbps (Cat 5) o 1 Gb/s hasta 40.000 Mbps (Cat 8) o 40 Gb/s, según el cable que uses y las velocidades que ofrezca tu plan. Los nuevos estándares de WiFi o incluso el futuro WiFi 6 pueden ofrecer velocidades de hasta 9.608 Mbps o 9,6 Gb/s.

CategoríaVelocidadFrecuenciaVelocidad de descarga
Ethernet CAT 5100 Mbps100 MHz15,5 MB/s
Ethernet CAT 5E1.000 Mbps100 MHz15,5 MB/s
Ethernet CAT 61.000 Mbps250 MHz15,5 MB/s
Ethernet CAT 610.000 Mbps500 MHz1.250 MB/s ó 1,25 GB/s
Ethernet CAT 6A10.000 Mbps600 MHz1,25 GB/s
Ethernet CAT 710.000 Mbps1.000 MHz1,25 GB/s
Ethernet CAT 840.000 Mbps1.000 MHz5 GB/s

Es importante que tengas en cuenta que las velocidades no superarán lo que te ofrezca tu plan, independientemente de si usas una conexión por WiFi o Ethernet. Por ejemplo, si contrataste 150 Mbps, esa es la velocidad máxima que obtendrás, ya sea mediante un cable Ethernet o una conexión WiFi (aunque con el WiFi ya todos sabemos que probablemente no sea su totalidad).

La diferencia está en que la conexión Ethernet no se interrumpe por interferencias externas y puede ofrecer de manera uniforme las velocidades disponibles en tu router. Si bien la tecnología WiFi actual puede soportar la mayoría de tus tareas diarias, aquí tienes algunos ejemplos de ocasiones en las cuales podrías beneficiarte de una conexión Ethernet para tener una conexión más confiable:

  • Copia de tus equipos a un servidor o disco duro 
  • Descarga de archivos grandes
  • Transferencia de archivos entre dos equipos
  • Streaming de videos
  • Juegos online

Otros factores a tener en cuenta

Si aún no te ha quedado del todo claro, queremos dejarte con unos últimos factores que deberías tener en cuenta a la hora de elegir uno u otro:

1. Coste: Ethernet puede ser costoso. La cantidad de cable que necesitas para llegar a una zona de la casa a la que puedes acceder fácilmente a través de WiFi, aunque con una conexión de baja calidad y probablemente la razón por la que estás utilizando Ethernet en primer lugar, puede resultar cara.

AMD, Intel y NVIDIA

2. Juegos: Ethernet se lleva el trofeo de los juegos por su velocidad constante y baja latencia. Esta victoria se aplica a los juegos en línea, ya sea una partida de Fortnite, League of Legends o Call of Duty. Técnicamente, la latencia está sujeta a un tráfico de Internet que no puedes controlar, pero puedes reducir esa latencia por tu parte usando Ethernet.

Si tienes que usar WiFi para jugar, evita la banda de 2,4 GHz. Está saturada y es mejor usarla para dispositivos más antiguos y aparatos IoT. Evita también los canales inferiores de 5 GHz, si puedes, porque todo el mundo bajo el sol ha saltado de la conexión de 2,4 GHz y ahora abarrota el espectro inferior de 5 GHz. Las mejores velocidades y latencia están en los canales superiores de 5 GHz y en la nueva banda de 6 GHz.

Chromecast con Google TV

3. Streaming: Ethernet proporciona velocidades constantes a larga distancia. Dispositivos como Apple TV, televisores inteligentes, reproductores Blu-ray y algunos reproductores Roku, entre otros, incluyen puertos Ethernet.

Una cosa que hay que tener en cuenta es que ninguna conexión está exenta de problemas, tanto si usas Ethernet como WiFi. Estás a merced de tu plan de Internet y de tu router, que sólo pueden gestionar una cantidad limitada de tráfico.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Router WiFi, WiFi, Ordenadores, Velocidad de conexión