Logo Computerhoy.com

Qué es WiFi, cómo funciona, versiones y consejos para mejorar la señal

Redes
WiFi

Si te interesa conocer más sobre el WiFi, como es su funcionamiento, que versiones hay ahora mismo, consejos para que todo funcione mejor y toda la información acerca de este tipo de conexión inalámbrica, no puedes dejar de leer este artículo.

El WiFi es un tema del que todo el mundo ha opinado alguna vez, ya que se ha convertido en parte casi fundamental de nuestro día a día, no solo en el trabajo, sino también en nuestra casa.

Básicamente todos sabemos que, si nuestro WiFi no funciona bien, la conexión a Internet que le va a llegar a los distintos dispositivos que tenemos (un móvil con Android o un ordenador Windows, por ejemplo), hará que funcionen correctamente o que directamente se limite muchísimo su uso.

Pero lo cierto es que profundizar más en todo este mundo de la señal inalámbrica puede hacer que consigamos comprender mejor qué es, su funcionamiento y muchas otras cosas más como pueden ser temas de seguridad, de mejora de la señal o de distintos componentes para facilitar que todo el resultado sea más optimo.

Dejémonos de introducciones y vamos a desglosar todo lo que necesitas saber sobre la señal WiFi.

Cómo funciona una conexión inalámbrica WiFi:

Qué es el WiFi

El WiFi es un tipo de conexión inalámbrica que permite llevar Internet a varios dispositivos (ordenadores, smartphones, tablets, televisores, videoconsolas, freidoras inteligentes y varios más). El término WiFi viene de Wireless Fidelity.

Es una marca de WiFi Alliance, la organización que es la encargada de certificar que los distintos dispositivos son compatibles con este sistema y que cumplen las normas establecidas a tal efecto. Es decir, deben ser compatibles con los estándares 802.11 relacionados con redes inalámbricas de área local.

Este tipo de tecnología se creó para conseguir que distintos tipos de dispositivos (un smartphone iOS, por ejemplo) pudieran conectarse a un tipo de conexión inalámbrica que fuera compatible con todos ellos. Para ello las empresas 3Com, Aironet, Intersil, Lucent Technologies, Nokia y Symbol Technologies se unieron creando Wireless Ethernet Compatibility Alliance, la actual WiFi Alliance.

Fue en el año 1999 cuando esta unión da sus primeros frutos, ya que certifican la operatividad de la norma IEEE 802.11a, bajo la marca WiFi. A partir de entonces, tanto el número de miembros de esta alianza ha ido subiendo, como los estándares han ido evolucionando.

Cómo funciona una conexión WiFi

La red WiFi transmite toda su información por el aire mediante ondas de radio. Las frecuencias que se utilizan son la 2,4 GHz y a partir del estándar 802.11n también se puede utilizar la frecuencia 5 GHz.

La principal diferencia de ambas frecuentarías radica en que lo mejor de una es lo peor de la otra. Es decir, la 2,4 GHZ alcanza más distancia, pero con menos velocidad, mientras que la 5 GHz es bastante más veloz, pero alcanza menos metros.

WiFi

Afortunadamente muchos de los productos que tenemos hoy en día en el mercado son capaces de funcionar con las dos bandas, lo que es una gran ventaja.

Para que comprendas como es el funcionamiento de todo el sistema WiFi, lo mejor es que sea lo más gráfico posible. Es decir, cuando nosotros queremos entrar en una web, el router recibe nuestra solicitud, la descarga de Internet y seguidamente la manda, por medio de las ondas, al dispositivo.

¿Qué componentes se necesitan?

Para poder tener WiFi en una casa o en una oficina, aparte de otros accesorios que pudieran estar hay un componente fundamental.

El router WiFies el componente principal de lo que es el sistema inalámbrico que queramos tener en nuestra casa, puesto que será el encargado de recibir la señal de Internet, siempre que tenga un módem ADSL / Fibra incorporado (99% de los que hay en el mercado).

Este será el encargado de crear una red inalámbrica a la que se conectarán los dispositivos que necesiten la señal de Internet. Además, siempre podremos contar con otros componentes intermedios como repetidores o amplificadores, algo de lo que vamos a hablar más adelante.

Tipos de versiones de WiFi y estándares certificado

Ya sabemos que el estándar del WiFi es el IEEE 802.11, pero a partir de ahí, han ido apareciendo distintas versiones para ir mejorando las prestaciones que son capaces de otorgar al usuario.

Los distintos tipos de conexión y la evolución del estándar WiFi que nació el siglo pasado es muy notable y aquí os dejamos las principales características de cada uno.

ClasificaciónEstándarAñoRango de FrecuenciaAncho de banda
WiFi 1802.11b19992,4 GHz11 Mbits/s
WiFi 2802.11a19995 GHz54 Mbits/s
WiFi 3802.11g20032,4 GHz54 Mbits/s
WiFi 4802.11n20092,4 GHz | 5 GHz600 Mbits/s
WiFi 5802.11ac20132,4 GHz | 5 GHz6,8 Gbits/s
WiFi 6802.11ax20191 - 7,25 GHz10 Gbits/s
WiFi 7802.11be202X1 - 7,25 GHz30 Gbits/s

IEEE 802.11a

Como ya te hemos contado nació en el año 1999. Este estándar funcionaba en la banda de frecuencia 5 GHz, pudiendo alcanzar una velocidad máxima de 54 Mbps

Tenía 12 canales UNII (información nacional sin licencia) no superpuestos. Fue el primer estándar en incluir la tecnología OFDM (multiplexación por división de frecuencia ortogonal), la cual permite conectar a varios dispositivos a un solo enrutador inalámbrico.

El gran problema que presentaba es que tenía una gran atenuación en el aire por funcionar en la banda de 5 GHz. Por eso mismo no era capaz de alcanzar todo su potencial. Hoy en día es un estándar que está prácticamente obsoleto.

IEEE 802.11b

Esta nueva revisión fue mejor aceptada porque, al funcionar en la banda 2,4 GHz, no sufría las interferencias que tenía las 802.11a. Esto provoca, no solo mayor estabilidad en la conexión, sino también que sea más confiable.

Tenía tres canales no superpuestos, todos ellos en la banda 2,4 GHz., además del método de acceso CSMA/CA un protocolo de bajo nivel que permite que múltiples dispositivos puedan utilizar el mismo medio de transmisión.

Su velocidad máxima se estableció en 11 Mbps, pero el problema radicaba en que conseguir llegar a esa velocidad es complicado por su poco alcance en interiores. Esto tenía como consecuencia que la velocidad sobre TCP se redujera hasta los 5,9 Mbps, mientras que en UDP era de 7,1 Mbps. Hoy en día casi no se usa.

IEEE 802.11g

Este estándar fue lanzado en 2004 y consigue con una velocidad máxima teórica de 54 MB/s, funcionando en la banda 2,4 GHz. También incluía la tecnología OFDM con 52 canales posibles.

Fue todo un éxito en su momento, ya que conseguía mayor distancia de funcionamiento tanto en interiores como en exteriores. Es compatible con el estándar b, ya que utiliza las mismas frecuencias.

Hoy en día se venden equipos de largo alcance, de más de 50 KM con antenas parabólicas o radios con este estándar. Hay una variante llamada 802.11g+ la cual es capaz de alcanzar los 108 Mbps de tasa de transferencia.

IEEE 802.11n

Podemos hablar de que el estándar 802.11n fue un antes y un después en cuanto a las conexiones inalámbricas. 

Este estándar, conocido como WiFi 4, fue el primero en comenzar a funcionar realmente con las redes MIMO, aunque el 802.11g también era compatible.

El WiFi 4 alcanza unas velocidades de entre 150 y 600 Mbps, manteniendo su media en los 300 Mbps. 

Otra de las "revoluciones" es que con este estándar empiezan a parecer los router con varias antenas, lo que permitía llegar a distancias que antes eran impensables. Las conexiones ADSL fueron las grandes beneficiadas de este tipo de estándar.

IEEE 802.11ac

Este nuevo estándar, también llamado WiFi 5, introdujo tecnología Wireless Gigabit Alliance
(WiGig)
con lo que se lograban velocidades nunca vistas hasta ese momento. Se pueden llegar a alcanzar los 1.300 Mbps.

Este estándar consiste en tasas de transferencia de datos de hasta 433 MBit/s, consiguiendo el máximo que comentábamos antes con tres antenas. Es capaz de ampliar el ancho de banda hasta 160 MHz, es capaz de utilizar hasta 8 flujos MIMO y además tiene una modulación de alta densidad (256 QAM).

También utiliza el sistema beamforming para focalizar las señales de radio, lo que provoca que el alcance sea aún mayor que el visto anteriormente incluso a 5 GHz, banda en la que también puede operar.

IEEE 802.11ax

Es el conocido como WiFi 6, un estándar que puede funcionar con la banda 2,4 GHz y 5 GHz.

Utiliza MIMO y MU-MIMO, un novedoso estándar de OFDMA que permite mejorar el rendimiento de la red, haciendo que se aproveche mejor sus capacidades. 

La velocidad máxima a la que vamos a poder funcionar es de 10 Gbps gracias a la creación de megacanales con gran ancho de banda. 

Existe una variante de este estándarllamada WiFi 6e, que funciona en una nueva frecuencia de 6 GHz. La gran diferencia es que los dispositivos WiFi 6e utilizan hasta siete canales adicionales de 160 MHz, mientras que los dispositivos WiFi 6 comparten los mismos dos canales de 160 MHz que tenían los WiFi 4 y 5.

El estándar que viene: WiFi 7

Seguridad de una red WiFi

La seguridad que podemos aplicarle a nuestro WiFi es variable ya que existen varios tipos diferentes.

Lo cierto es que dentro de estos sistemas de seguridad todos los expertos aconsejan que realicemos un cifrado a nuestra red WiFi para conseguir una mayor seguridad y así no permitir que cualquiera se pueda conectar a ella, algo que podría ser peligroso.

Cifrado WEP

Es prácticamente el primer tipo de cifrado que se utilizó en redes inalámbricas

En la actualidad no se usa porque es realmente muy vulnerable, ya que con los ordenadores actuales es sencillo saltar este tipo de protección. Incluso se le ha denominado como "encriptación no segura". 

Cifrado WPA

Como habrás imaginado, el cifrado WPA se creó explícitamente para conseguir solucionar todos los problemas que se tenían en el WEP.

Dentro de este sistema hay dos variantes diferencias:

  • WPA-Personal: utiliza claves PSK, lo que significa que el administrador de la red comparte su contraseña con todos aquellos que se quieren conectar a la red.
  • RADIUS: en este caso hablamos de un servidor donde cada persona va a tener que suscribirse como usuario y tener una contraseña diferente, para que, de esta manera, cada uno conecte de forma diferente.

Cifrado WPA2

El cifrado WPA2 es la actualización de WPA, mejorando todo lo que es el apartado de seguridad y cifrado, además del rendimiento neto de lo que son las contraseñas.

Evidentemente también tiene las variantes de claves personales PSK y sistemas RADIUS, pero con un nivel de encriptación mucho más sofisticado.

Cifrado WPA3

Es un sistema de cifrado que tienen los routers más modernos del mercado y que ofrece un nivel de protección mucho mayor que los anteriores, con capacidades directas para evitar la entrada de intrusos que nos comprometan.

El cifrado es de 192 bits, consiguiendo protegernos contra cualquier tipo de ataque, por muy duro que sea, ya que es el tipo de contraseña más segura de la actualidad.

Consejos para una clave segura

Comenzando con los consejos, lo mejor y más seguro sería conseguir que nuestro router tuviera el cifrado WPA3 y nuestros dispositivos también, aunque actualmente podemos decir que aún no está excesivamente extendido.

A falta de esta opción debemos realizar un WPA2 Personal con cifrado AES para estar lo más seguros posible.

A la hora de crear nuestra contraseña debemos ser lo más originales posible y que no sea una evidente o excesivamente predecible como podría ser 1234567890 o ABCDEFGHIJ. Si utilizáis algo así, será sumamente sencillo que puedan acceder a vuestra conexión.

Tampoco es aconsejable utilizar los numero de nuestro DNI, nuestro nombre o nuestra fecha de nacimiento.

Un buen sistema es el de cambiar las letras por otros símbolos que sean similares. Es decir, la a por @, la e por el 3 o la q por el 9, por poneros algunos ejemplos.

Además, debéis crear un password el cual posea caracteres especiales (@, #, /. =, -, etc.), junto con letras mayúsculas y minúsculas. De esta manera se complicará mucho más la contraseña haciendo que todo sea más difícil para los que le gusta entrar en el WiFi que pagan los demás.

Cómo mejorar la seguridad

Además de poner una contraseña que esté bien estructurada para conseguir que los amigos de lo ajeno no tengan nada fácil entrar en nuestro WiFi, también hay una serie de medidas que podemos tomar para que nuestra red sea todavía más segura:

Podremos realizar lo siguiente:

  • Contraseña predeterminada: aunque te pueda parecer que la contraseña que trae el router es de las que protegen bien, lo cierto es que no es así y lo mejor es que la cambies aplicando todo lo que hemos contado líneas más arriba.
  • Nombre SSID del dispositivo: cambiar el nombre que trae de serie de todos los dispositivos que tenemos en la red, también es una forma de protegerlos. Tampoco es conveniente que en ese nombre se especifique qué tipo y modelo de dispositivo es.
  • La presencia: es conveniente desactivar la difusión del identificador de red SSID (Service Set Identifier) para evitar que se informe de dónde estamos.
  • Malware: si tu router te lo permite, lo mejor es asociarlo internamente a algún tipo de software antimalware para que analice directamente cada vez que un dispositivo se conecte. Si no se puede, deberías tener un software de este tipo en todos los equipos conectados al WiFi.
  • Acceso remoto: cerciórate que el sistema de acceso remoto del router está desactivado.

Router, repetidores de señal y dispositivos WiFi 

Router WiFi

Pixabay

Para mejorar la velocidad y alcance de la señal de WiFi se pueden adjuntar dispositivos que nos ayudarán a lograrlo, ya que a todos nos ha pasado alguna vez que hay una habitación en concreto donde no funciona como debería.

Podemos encontrar varios productos para resolver toda esta problemática tales como:

  • Router: la primera opción es la de cambiar el router por uno más moderno y potente, ya que la inmensa mayoría de las veces las operadoras nos ponen dispositivos de este tipo que no son precisamente de gama alta. Con esta solución puede ser que ya tengamos señal WiFi a pleno rendimiento.
  • Repetidor WiFi: es un dispositivo que se utiliza para ampliar la cobertura de la red WiFi, bien de casa o de una oficina, para que esta manera llegue a los lugares donde antes casi no tenía.
  • Extensores WiFi: es un concepto muy similar a los repetidores, pero estos cuentan con prestaciones mejoradas, ya que lo que hacen es amplificar la señal del WiFi.
  • WiFi Bridge o puente WiFi: hablamos de un extensor, pero más avanzado. En este caso tenemos dos o más dispositivos, siendo uno el que funciona como emisor WiFi y el otro realiza modos de repetidor.
  • WiFi mesh o mallada: este tipo de red se compone de una estación base y de diversos satélites. La diferencia con el sistema WiFi Bridge, es que los satélites forman una malla entre sí de señal, para intentar abarcar el mayor campo posible. Es un sistema muy avanzado que es capaz de calcular a qué nodo/satélite es mejor que nos conectemos en cada momento.
  • PLC (Power Line Communications): aquí se utilizan los cables de la red eléctrica para transmitir la señal de Internet por toda tu casa. De esta manera cualquier enchufe puede convertirse en un punto de acceso.

Cómo mejorar la señal y cobertura de tu red WiFi

Si tu economía no te concede la oportunidad de comprar ningún tipo de dispositivo para ampliar la señal o simplemente no te apetece comprar ningún, por el motivo que sea, siempre vas a poder probar diferentes soluciones para que la señal y la cobertura sea mejor.

Para ello puedes probar con unos sencillos consejos que pueden marcar la diferencia para conseguir mayor capacidad de tu señal WiFi:

  • Solicitar cambio de router: puede ser una buena opción intentar hablar con tu operadora para que te cambien el router por uno de mayor calidad y potencia. Esto no quiere decir que lo vayan a hacer, pero no se pierde nada por probarlo.
  • Mover el router: puede ser que el problema que encontramos para que la señal no llegue a todos los lugares de la casa se deba a la mala situación en la que está en router. Por eso debemos intentar mover el enrutador a una zona donde quede libre de cualquier tipo de mueble, objeto o parte arquitectónica de la casa que pudiera ser el causante de la falta de señal.
  • Mejorar antenas: si el router lo permite, se le podrían poner más antenas (coste mínimo) para que de esta manera tenga más oportunidades de mandar la señal y así conseguir mejor cobertura.
  • Cambiar de canal: lo que podemos hacer es cambiar el canal en el que estamos emitiendo en el router, porque en el que estemos esté saturado. También podemos alternar entre las frecuencias 2,4 GHZ y 5 GHZ, siempre que el enrutador lo permita.
  • Actualizar router: puede ser que nuestro enrutador necesite actualizar el firmware. Debemos ir a la página web del fabricante, entrar en la sección que tengas de descargas o actualizaciones, buscar el modelo exacto de nuestro enrutador y, posteriormente, descargar el nuevo software.

¿Son las redes WiFi perjudiciales para la salud?

Según muchas investigaciones, las ondas que emiten las redes WiFino son suficientemente intensas como para considerarse un problema para nuestra salud.

Entonces, ¿el problema son los dispositivos que usamos para conectarnos con la red Wifi? La verdad es que tampoco, ya que está demostrado que, por ejemplo, un ordenador de sobremesa o portátil no provocan una exposición alta de ondas, ni tampoco un dispositivo móvil, puesto que el aparato que emite con más potencia es el propio router, siendo los demás meros receptores.

Existen varios estudios donde se concluye que las ondas que emiten los routers son leves y no pueden ser dañinas para nuestra salud.

Aunque todos hemos visto en televisión y periódicos zonas donde aseguran que las antenas de telefonía son las causantes de problemas de salud e incluso de algún tipo de cáncer, es algo que no se ha demostrado hasta el día de hoy.

Lo cierto es que la señal WiFi no es comparable bajo ningún concepto con la de una antena de telefonía, porque su potencia es infinitamente menor.

Queda claro es que debemos estar tranquilos, ya que no hay ningún tipo de dato científico que pueda abalar que el WiFi es perjudicial para la salud.

Después de leer todo lo referente a las bondades del WiFi y sus posibilidades, será el mejor momento para plantearte si necesitas algún tipo de cambio en tu casa para conseguir que este tipo de señal sea más eficiente y fluida.

Ya has podido ver cuáles son las mejores maneras de conseguir que todas las estancias tengan una buena señal, además de que ya comprendes que tipo de conexiones existen y cuál es la que tienes ahora mismo en tu hogar o en la oficina.

Es claro que conocer todos los entresijos de lo que es el WiFi, sus variantes, sus conexiones, medidas de seguridad y todo lo referente a su buen funcionamiento, es casi imprescindible hoy en día, puesto que es un sistema que nos acompaña en prácticamente a cada lugar donde vamos.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Hoy destacamos

Y además