Logo Computerhoy.com

Nuevo y preocupante problema para los coches eléctricos: los cables de carga

Los coches eléctricos se enfrentan a uno de los problemas más inesperados: han aumentado los robos de los cables de las estaciones de carga y algunas han sufrido cortes de suministro.

Nuevo y preocupante problema para los coches eléctricos: los cables de carga

Getty Images

Foto del redactor Claudia Pacheco

Los fabricantes de coches eléctricos intentan ganar cuota de mercado entre los conductores europeos, pero se enfrentan a un nuevo problema inesperado. Los ladrones están empezando a tener interés por los cables de los cargadores. 

Uno de los mayores robos se ha producido en Seattle, Estados Unidos. Un Chevrolet Silverado frenó junto a una estación de carga de coches eléctricos de un centro comercial y dos hombres empezaron a cortar varios cables de carga.

Los hechos han sido grabados por una cámara de seguridad y las imágenes muestran que los ladrones apenas han necesitado dos minutos y medio para realizar el robo y darse a la fuga.

Este tipo de robos son cada vez más populares debido a la alta concentración de cobre en el cableado de las estaciones de carga. El precio de este material está alcanzando cifras récord en el mercado y los delincuentes quieren aprovechar para venderlo.

El precio ha subido cerca de un 25% respecto al año anterior y algunos analistas esperan que siga en aumento. Por el momento, los ladrones obtienen entre 15 y 18 euros por cada venta de un cable con cobre.

Estos robos están provocando los primeros problemas en algunos puntos de carga. Los conductores se enfrentan a una falta de espacios disponibles para cargar sus coches eléctricos o híbridos enchufables.

Los sucesos no benefician a los fabricantes y suponen un nuevo obstáculo para aquellos que dudan en dar el salto a los eléctricos. Casi 4 de cada 10 conductores estadounidenses aseguran que estos coches tardan demasiado en cargarse o no conocen puntos de carga cercanos, recoge KLS.

Si encontrar una estación de carga ya es un reto en algunas áreas, los últimos robos de cobre de los cables están empeorando la situación

Los conductores son los primeros perjudicados

Los principales fabricantes de Estados Unidos están realizando importantes inversiones en eléctricos debido a las previsiones del mercado. Stellantis espera que el 50% de los automóviles sean eléctricos a finales de 2030

Ford ha comprendido la tendencia de los conductores y espera producir 2 millones de coches eléctricos para 2026, cerca del 45% de sus ventas. General Motors es la empresa más ambiciosa y se ha comprometido a fabricar una flota 100% eléctrica para finales de 2035.

Los cronogramas de las marcas dependerán de la evolución del mercado, la demanda de los conductores y la disponibilidad de puntos de carga. El aumento de los robos de cargadores podría retrasar los planes de algunos fabricantes.

estacion de carga coche electrico

Electrify America, empresa que gestiona una de las redes de carga más grandes del mundo, asegura que han sufrido un corte de suministro cada seis meses. La cifra de robos ha alcanzado el pico máximo con 129 en mayo de este año

La situación es más llamativa en la ciudad de Seattle. Una misma estación de carga ha sufrido seis robos en un año, según Anthony Lambkin, vicepresidente de operaciones de Electrify America.

Otras empresas que gestionan puntos de carga para vehículos eléctricos como Flo y EVgo han notado un aumento en los robos. Los supercargadores de Tesla de Seattle, Oakland y Houston han sufrido cortes importantes.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: cargador, Coche eléctrico, Cargar