Logo Computerhoy.com

Llegan los roboconos: los primeros conos de circulación autónomos (vídeo)

Foto del redactor Juan Antonio Pascual Estapé

Redactor Colaborador

Foto del redactor Juan Antonio Pascual Estapé

Redactor Colaborador

Los conos de circulación salvan vidas, pero también ponen en riesgo a las personas que tienen que colocarlos manualmente. Eso se acabó, con los conos robots autónomos.

Colocar conos de circulación en la carretera, sin cortar el tráfico, es un trabajo peligroso. Pronto dejará de serlo con los roboconos: robots en forma de conos de circulación que se mueven por control remoto, o de forma autónoma.

Es habitual que en las autovías y autopistas se produzcan accidentes, aparezcan baches, y otros problemas en el asfalto. No se puede cortar la circulación al ser vías con una enorme cantidad de tráfico, así que la única solución es que unos operarios lleguen a la zona con problemas, se bajen del camión, y coloquen los conos de circulación manualmente.

Es una operación peligrosa, porque siempre hay conductores distraídos que no esperan encontrarse con gente en la carretera, y puede ocurrir un atropello, que desemboque en un accidente en cadena, con consecuencias catastróficas.

Llegan los roboconos

La empresa australiana Transurban, construye carreteras en Australia, Estados Unidos y Canadá. Tiene 10.000 trabajadores a su cargo, así que está buscando la forma de reducir los accidentes relacionados con los conos de circulación.

Lleva un tiempo experimentando con lo que llama roboconos: robots a control remoto con forma de conos de circulación.

Como vemos en el vídeo de apertura de la noticia. Estos roboconos son, básicamente, conos de circulación con pequeñas ruedas que les permiten desplazarse por la carretera.

Autopistas

De momento son controlados por un operario con un mando, desde el camión. Puede colocarlos de forma precisa en la carretera, sin arriesgar su vida.

En el futuro, Transurban quiere convertirlos en autónomos: que les marques un punto en el mapa, y se coloquen allí ellos solos.

Los conos de circulación son un aviso, pero no salvan la vida de un operario si un conductor no los ve y los supera, arrollando a los trabajadores.

Por eso Transurban también está diseñando sensores de posición y movimiento, que colocará en los propios roboconos, así como en las cintas y badenes de aviso que suelen colocarse en el asfalto.

En San Francisco la guerra contra los robotaxis es total: están colocando conos en el capó para bloquearlos

Los operarios llevarán un cinturón, con un dispositivo conectado a estos sensores. Si un coche supera la cinta o los conos, recibirán un aviso en forma de vibración, luz roja y alarma, para que sepan que un coche ha entrado en su zona de trabajo.

Los roboconos, robots con forma de conos de circulación que se mueven por control remoto, o de forma autónoma, pueden salvar muchas vidas en carreteras en obras, o cuando hay accidentes. Esperemos que finalmente acaban utilizándose en escenarios reales.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Inteligencia artificial, Vídeo, Viral, Curiosidades, robótica, robot