Apple Watch: toma de contacto y primeras impresiones

Apple Watch: toma de contacto y primeras impresiones

¡Tenemos el Apple Watch! El reloj inteligente de Apple ha caído en nuestras manos un poco antes de su llegada a España y lo hemos podido probar durante dos semanas.

Vamos a compartir contigo nuestra experiencia y a contarte en primera persona cómo ha sido la toma de contacto, las impresiones que nos ha causado y todas las funciones y posibilidades que te ofrece el dispositivo.

 Toma nota de los pros y los contras para que estés preparado para tomar la decisión de comprarlo o no cuando esté disponible en las Apple Store de nuestro país. ¡Empezamos!

Unboxing

Como es habitual en los productos de la compañía, Apple ha cuidado al máximo el packaging. La caja es diferente dependiendo del modelo: fina y alargada para el Watch Sport (la versión más económica), cuadrada en el caso del Watch (el modelo medio) y cuadrada y más compacta en el Watch Edition (la versión más cara y avanzada). 

Independientemente del modelo y los materiales del reloj inteligente, encontramos dos juegos de la correa superior para elegir la que mejor se ajuste al tamaño de nuestra muñeca, uno de la talla S/M y otro de la talla M/L. Cambiar la banda es muy sencillo: para sacarla, lo único que hay que hacer es pulsar en el botón situado en la parte interior y deslizar la correa hacia un lado en el carril ubicado en la parte en la que se une al cuerpo. Para meterla, hay que repetir la operación a la inversa.

watchOS 2, características del sistema operativo del Apple Watch

El cierre de la correa es un botón saliente. El dispositivo se ajusta a la muñeca introduciendo el cierre en el agujero deseado, y la correa sobrante se introduce en una abertura situada a la mitad de la banda, una solución que resulta muy cómoda y práctica, ya que así ni molesta ni se engancha con la ropa. 

El contenido de la caja lo completa una guía rápida en la que se explican los detalles de los ajustes de la correa, y el cargador, que es un círculo plano y destaca por la longitud del cable, que es muy largo. El material del cargador también varía en función del modelo, como podéis ver en las imágenes de la galería. 

Sincronización con el iPhone y configuración inicial

Un punto que hay que tener en cuenta es que para utilizar el reloj inteligente de Apple es necesario vincularlo con un iPhone 5 o superior, de lo contrario no se puede usar. Sincronizarlo con el teléfono es muy fácil y se lleva a cabo en un par de clics a través de la app de Apple Watch que incluye iOS.

Una vez que ya lo tienes colocado en la muñeca, lo primero que tienes que configurar es la mano en la que lo llevas y la orientación de la corona digital. Esta característica es muy útil porque te permite ponerte el reloj donde prefieras sin ningún problema.

Por ejemplo, yo soy zurda y no me gusta llevar nada en el brazo izquierdo, que es donde habitualmente se pone el reloj, así que lo he ajustado para usarlo en la muñeca derecha y con la corona digital hacia la derecha. De esta manera, el dispositivo activa y orienta la pantalla atendiendo a mi configuración.

Apple Watch permite seleccionar la muñeca donde lo quieres llevar.

Para proteger el Apple Watch tienes la posibilidad de introducir un código simple de cuatro dígitos, y el sistema te lo solicitará cuando detecte que te lo has quitado de la muñeca, a no ser que desactives esta opción. De esta manera, nadie más puede acceder al reloj.

Otra de las características que es importante configurar es la detección de la muñeca. Si está activada esta opción, el dispositivo te muestra la hora y las notificaciones recientes cuando subes el brazo sin necesidad de tocar la pantalla. También lo puedes ajustar para que en lugar de la esfera del reloj se acceda directamente a la última aplicación que tenías abierta. 

Modelos de esfera

Tienes a tu disposición diez modelos diferentes de esfera cuya información y características se pueden personalizar a tu gusto. Para acceder a los modelos disponibles sólo hay que mantener el dedo pulsado en la pantalla del reloj y deslizarlo para ver una vista previa de cada uno. 

Hay esferas para todos los gustos y necesidades, y la elección de una u otra variará en función de la información o el diseño que se quiera obtener en cada momento. Utilidades, Simple, Color, Cronógrafo y Mickey ofrecen un diseño de reloj de agujas, mientras que en Modular, Movimiento, Astronomía, Solar y XL el diseño es digital. 

En todas ellas tienes la opción de configurar el nivel de detalle y los colores de algunos elementos del reloj, así como los datos que quieres que se muestren en los espacios de información complementaria, que pueden ser la actividad, el tiempo, la salida y puesta del sol, la fase lunar, el calendario o la fecha.

A la hora de elegir el modelo de la esfera es importante tener en cuenta el consumo de la batería. Los que tienen más elementos en movimiento y fondos claros consumen más, mientras que los que no cuentan con animaciones y tienen el fondo negro consumen menos. Tus configuraciones personalizadas quedan guardas en el dispositivo, de manera que puedas cambiar la esfera sin problema cada vez que quieras. 

Galería de fotosApple Watch: toma de contacto y primeras impresionesver las 24 fotos

Vistazos: los accesos rápidos

Para que puedas consultar rápidamente la información que te interesa o hacer uso de tus funciones más habituales, el Apple Watch ofrece los Vistazos, que son accesos directos a determinados datos o aplicaciones. En la aplicación del iPhone puedes administrar los que vienen por defecto para eliminar los que no te interesen y añadir los que prefieras.

Los Vistazos resultan muy útiles para llevar a cabo acciones rápidas, como consultar el estado de la batería y activar el modo de ahorrar, medir tu frecuencia cardiaca, acceder al calendario, consultar el tiempo, entrar en los mapas, ver la hora de otros países en el reloj mundial o escuchar música utilizando auriculares bluetooth. Para desplegar los diferentes accesos directos lo único que hay que hacer es deslizar el dedo de abajo a arriba en la pantalla de la esfera del reloj. 

Eso sí, tienes que tener en cuenta que hay aplicaciones que no se pueden incluir en este apartado porque no están optimizadas para ello, como las de mensajería (Mensajes, WhatsApp, Line y demás), las fotos o los vídeos. En la app para el iPhone verás cuáles puedes añadir y cuáles no. 

Apple Watch ya está aquí: Todo lo que necesitas saber

Llamadas, mensajes, toques y dibujos

Las funciones comunicativas del Apple Watch son interesantes, aunque seguramente se mejorarán en las futuras generaciones. Al pulsar en el botón situado en el lado de la corona digital accedes al listado de contactos frecuentes, que te muestra únicamente los que tienes guardados como favoritos en el iPhone. En la app de contactos puedes encontrar el resto de tu agenda. 

Los números frecuentes se presentan en una ruleta, y puedes pasar de uno a otro o bien con el dedo o bien girando la corona digital. Tienes la posibilidad de personalizar el orden manualmente en el reloj o ajustarlo de manera automática atendiendo a los criterios que te ofrece la aplicación del iPhone. 

A las personas que no tienen Apple Watch puedes o bien llamarlas por teléfono utilizando el altavoz y el micrófono del dispositivo, o bien escribirles un mensaje de texto a través de la aplicación Mensajes dictándole el texto a Siri, mando un emoji o seleccionando una opción del listadode respuestas predeterminadas. 

Teniendo en cuenta que no se trata de un teléfono móvil y que no tienes pegado un auricular a la oreja, hay que decir que la calidad de la llamada es más que aceptable. El altavoz del reloj no es muy potente, y, aunque se puede regular, a máxima potencia es necesario estar en un ambiente relativamente tranquilo para escuchar adecuadamente. No obstante, en las pruebas que hemos realizado la función de llamada ha estado a la altura de las expectativas. 

Apple Watch frente al resto de smartwatch Android Wear

Respecto a los mensajes, cabe destacar que Siri recoge muy bien lo que le dices y el reconocimiento de voz es muy preciso. Una vez que has dictado el mensaje, puedes enviarlo en formato de texto o el audio directamente, como prefieras.

Si un contacto también tiene el reloj inteligente de Apple, verás que además de las funciones anteriores también tienes una opción adicional que te permite enviar dibujos o los latidos de tu corazón.

Para mandar dibujos puedes seleccionar uno de los siete colores disponibles y trazar con el dedo sobre la pantalla lo que quieras. Para enviar los latidos del corazón tienes que mantener pulsada la superficie con dos dedos, y se mandará el ritmo cardíaco que se haya registrado en tu última medición.

Configuración de las notificaciones

Las notificaciones son una de las características a las que más atención hay que prestar a la hora de la configuración. Te avisamos de que estarás tentado a ahorrar tiempo y utilizar la opción Duplicar iPhone que te ofrece la aplicación para recibir en el Apple Watch las mismas notificaciones que en el teléfono, pero si lo haces descubrirás muy pronto que es un error.

Tienes que tener en cuenta que llevas el reloj inteligente en la muñeca, y que un alubión constante de sonidos o vibraciones hará que quieras arrancártelo y tirarlo por la ventana. 

Por eso, lo más aconsejable para configurar las notificaciones del dispositivo es establecer un orden de prioridades y dejar únicamente aquellos avisos que requieran de tu atención inmediata: todo lo que pueda esperar, ya lo verás en el teléfono, como hacías hasta ahora. 

Tú eliges la manera en que te alerta el reloj: con sonido o vibración. El sonido no se puede personalizar, es el que viene por defecto, y la vibración sí se puede ajustar con dos niveles de intensidad y con una opción especial para anunciar determinados eventos. Decantarse por sonido o vibración es algo personal, así que tú decides. 

Por otra parte, también puedes ajustar la privacidad de las alertas. Si tienes activada la opción de detección de muñeca, al elevar el brazo la notificación se muestra en la pantalla, lo que puede ser un tanto indiscreto, ya que quien esté a tu lado también podrá ver el contenido. Para evitar este problema puedes activar las notificaciones privadas, y de este modo se mostrarán sólo cuando pulses en el aviso. 

Cómo se fabrica un Apple Watch, en vídeo

Las aplicaciones: impresiones generales

Después de utilizar el Apple Watch durante dos semanas, la impresión general de las aplicaciones es que todavía están en pañales. Todas las plataformas, servicios y compañías han lanzado a la carrera las versiones de sus apps para el reloj inteligente de Apple, y en la mayoría de los casos se nota que no ha habido detrás un estudio profundo de usabilidad y funciones. 

Uno de los principales problemas es que muchas apps no ofrecen apenas opciones de interacción. Por ejemplo, las aplicaciones de mensajería con más trayectoria, como WhatsApp o Line, no cumplen con las expectativas. WhatsApp es meramente informativa y no ofrece ninguna posibilidad de responder a los mensajes, mientras que Line sólo permite hacerlo mediante una selección de stickers. En este sentido, por ejemplo HipChat sí ha sado aprovechar las opciones del reloj inteligente y permite interactuar a través de reconocimiento de voz.

El Apple Watch tiene un gran catálogo de aplicaciones disponibles.

Otro de los problemas que hemos encontrado es que en muchas ocasiones las apps tienen errores de funcionamiento, tardan en cargar la información o se cierran inesperadamente. Passbook, por ejemplo, tiene dificultades para guardar una tarjeta una vez que se ha utilizado y en muchas ocasiones se queda atascada en las notificaciones. 

Eso sí, hay que destacar que hay una gran variedad de aplicaciones disponibles, y que cada día se pueden encontrar apps y funciones nuevas para todos los gustos. Hay que dar un poco más de tiempo a las compañías para adaptarse al reloj inteligente de Apple, seguro que muy pronto se solucionan estos problemas iniciales.

Seguimiento de actividad y el rendimiento deportivo

Las posibilidades para llevar a cabo un seguimiento de la actividad y del rendimiento deportivo es uno de los grandes atractivos del Apple Watch. Al llevarlo todo el día puesto, el dispositivo está registrando a lo largo de toda la jornada tus pasos, tu frecuencia cardiaca, la velocidad a la que te mueves, el tiempo que pasas sentado, tu resistencia corriendo o montando en bici... 

Para llevar a cabo estas mediciones, el reloj cuenta con la app nativa Actividad, que registra el historial del número de paso y la distancia que recorres, las calorías que consumes, el tiempo que dedicas a hacer ejercicio y las horas que pasas de pie. Además, se complementa con la aplicación Entreno, que puede medir diferentes entrenamientos tanto de interior como de exterior. 

Y no olvidemos las funciones que proporcionan las aplicaciones de otras plataformas de seguimiento deportivo, como Nike +, así como las que están por venir, que pueden aprovechar los sensores del reloj inteligente de Apple para llevar a cabo un registro como el de los monitores de actividad. Eso sí, para funcionar necesita que el iPhone esté cerca. 

Oye Siri...

La calidad del asistente de voz nos ha sorprendido gratamente. Siri está siempre ahí, esperando a que digas las palabras mágicas para activarse y ayudarte a utilizar el Apple Watch. 

El asistente de voz de Apple te ofrece las mismas opciones que en los demás dispositivos móviles de la merca: puedes pedirle que llame o escriba un mensaje a un contacto, que programe una alarma, que te incluya una cita en el calendario, que te diga el tiempo que hace, que te indique una ruta en el mapa... Puedes probar con cualquier instrucción que se te ocurra y ver cuáles son los resultados. 

Lo único que tienes que hacer es decir Oye Siri y el asistente te atenderá. Como te comentábamos en el apartado de llamadas y mensajes, el reconocimiento de voz es muy bueno y en la mayoría de los casos registrará lo que estás diciendo de manera adecuada y precisa, incluso con niveles moderados de ruido en el ambiente.

Un inconveniente es que Siri no puede hacer búsquedas en Internet a través del reloj, de forma que si le haces una pregunta que requiera conectarse te ofrecerá la posibilidad de responderte pasándote al iPhone a través de la función de Handoff. De lo contrario, no podrá ofrecerte la información que necesitas.  

Apple Watch a la venta en España el 26 de junio

Llevando el Apple Watch

¿Y cómo es la experiencia de llevarlo puesto? El Apple Watch es cómodo y más ligero que un reloj convencional. En cuanto a su tamaño, a diferencia de lo que pueda parecer en un primer momento, cuando te lo pones en la muñeca no da sensación de ser muy grande. Aunque no es un armatoste, paradógicamente la pantalla no parece pequeña y se puede operar perfectamente, y eso que el modelo que utilizo es el de 38 mm. 

Respecto al diseño, aunque hay opiniones para todos los gustos, personalmente considero que Apple se ha decantado por la discreción y la elegancia, aunque haya modelos que llamen más la atención que otros. Mi reloj es de aluminio negro con la correa Sport negra y pasa completamente desapercibido, de manera que, salvo que me tenga que vestir de etiqueta, puedo llevarlo sin problemas en cualquier ocasión. 

En cuanto a las funciones, personalmente le encuentro bastante utilidad especialmente para separarme un poco más del teléfono. Aunque tienes que tener el iPhone cerca para que funcionen la mayoría de opciones y aplicaciones, puedes llevar a cabo las tareas de manera más directa y sin necesidad de sacar el móvil: montarte en un avión con tu billete de Passbook con sólo pasar la pantalla por el lector, consultar los mails que recibes para saber si te ha llegado algo importante, ver el seguimiento de tu actividad diaria, saber si te está llamando alguien o ponerte alarmas silenciosas para no despertar a toda la casa son algunos ejemplos. 

Quizá el principal problema que he encontrado durante estas dos semanas ha sido el tener que utilizar Siri en público, que te hace sentir como Michael Knight hablando con KITT, y hay veces que es imprescindible, por ejemplo para buscar una dirección en Mapas sin usar el iPhone. Aunque imagino que, como con todo, será cuestión de acostumbrarse.

Conclusiones

El reloj inteligente de Apple tiene aspectos tanto positivos como negativos. ¿Lo bueno? Permite que te independices un poco del teléfono móvil, aunque no sea posible tenerlo muy lejos, ya que la información imprescindible la tienes en la muñeca. De esta manera, no es necesario que consultes el iPhone cada dos por tres y no pasa nada por llevarlo guardado la mayor parte del tiempo. 

Otro punto a favor de este dispositivo es su diseño y comodidad. Los materiales están bien elegidos y aunque tengas la piel sensible no produce ningún tipo de roce o alergia, el detalle de que el sobrande de la correa se guarde dentro del reloj es un acierto y las diferentes opciones de configuración hacen posible que lo lleves en la mano que quieras y con la orientación que más te guste. 

Además de esto, también es interesante por las funciones de seguimiento de la actividad diaria, que permiten dejar de lado otros wearables como los monitores de actividad, centralizando en un solo dispositivo estas y muchas otras opciones. 

No olvidemos que, aunque inteligente, es un reloj, y aquellos a los que les gusten los relojes encontrarán en el Apple Watch multitud de modelos en uno: digital, de agujas, cronógrafo, futurista, más sencillo o más completo, con la posibilidad de cambiarlo a tu antojo en cada ocasión.

Apple Watch: Algunas de las críticas más duras de la prensa

¿Lo malo? Se nota que es la primera generación y hay muchas cosas que se tendrán que ir puliendo. Por un lado, Apple tendrá que buscar la manera de hacerlo más autónomo respecto al iPhone para que sea posible ejecutar más funciones sin el teléfono cerca. En la práctica es más una extensión del móvil que un dispositivo independiente, y sería interesante que esto cambie en el futuro.

Otro de los aspectos negativos es que el sistema operativo y las aplicaciones no son tan fluidos como se puede esperar. Estamos acostumbrados a la fluidez de los teléfonos móviles, y cuando empiezas a usar el reloj inteligente tienes la sensación de que todo va lento: al abrir una app hay que esperar más de la cuenta, cargar una ruta en el mapa se convierte en una eternidad...

Por otro lado, como comentábamos en el apartado de impresiones de las apps, aunque ya hay una grandísima variedad y cada día se lanzan nuevas, se echa en falta un poco más de reflexión por parte de los desarrolladores a la hora de adaptar las aplicaciones para que tanto las funciones como la usabilidad se ajusten mejor a las posibilidades del Apple Watch. 

Otro inconveniente es la duración de la batería, que es necesario cargarla diariamente aunque utilices el modo de ahorro. 

Hasta aquí llega nuestro análisis. Ahora te toca a ti decidir si quieres comprarlo, si prefieres esperar a la próxima generación o si no lo quieres por nada del mundo. ¡Tú decides!