Un drone de la CIA mata a dos civiles rehenes de Al Qaeda

Un drone de la CIA mata a dos rehenes civiles de Al Qaeda.

La era de los robots asesinos ha comenzado.

Es la primera vez que el gobierno norteamericano reconoce oficialmente la muerte de civiles inocentes a manos de un drone.

En un comunicado publicado en su web por la Casa Blanca se confirma que un drone de la CIA ha matado a dos civiles que permanecían secuestrados por Al Qaeda.

El doctor Warren Weinstain, prisionero desde 2011, y el italiano Giovanni Lo Porto, capturado en 2012, fueron tiroteados por un drone junto al miembro de Al Qaeda Ahmed Farouq, de nacionalidad americana. Los hechos ocurrieron en la frontera entre Afganistan y Pakistan.

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, ha pedido perdón a las familias: "Como presidente y comandante en jefe, asumo toda la responsabilidad por todas nuestras operaciones de contra-terrorismo, incluyendo la que inadvertidamente tomó las vidas de Warren y Giovanni. Lamento profundamente lo que ha ocurrido. En nombre del gobierno de los Estados Unidos ofrezco nuestras más profundas disculpas a las familias".

El lamentable incidente tiene una doble vertiente política. Primero, por la muerte de civiles en manos de un drone. Y segundo, porque el terrorista abatido era americano, y para atacar a un ciudadano americano se necesitan permisos y comprobaciones adicionales.

En el mismo comunicado, el gobierno americano explica que no tenía constancia de la identidad del terrorista, ni de que estaba acompañado de rehenes.

Gadget en 59 segundos: el drone volador Parrot Bebop

Los drones tienen, sin duda, numerosos usos. Los hemos visto repartiendo cartas, transportando medicamentos, e incluso paquetes de Amazon. Algo parecido ocurre con los robots. Los hay que te alimentan con tomates cuando corres una maratón, que triunfan en el cine, o que te hacen la comida.

Pero los ejércitos y las agencias de espionaje ya tienen la tecnología para construir drones asesinos o robots de aspecto humano con capacidad para matar.

El comunicado no explica si el drone atacó de forma autónoma tras ser dirigido a su destino, o estaba controlado por una cámara y control remoto.

Pero el debate contra los robots asesinos ya está en la calle. La propia ONU ha alertado sobre la necesidad de promover un acuerdo para evitar que los robots tengan la capacidad de matar. Porque un robot inteligente puede tener más fuerza y más puntería que un soldado, pero no tiene sentimientos ni la capacidad de incumplir una orden si ve que algo no va bien, o que está disparando a inocentes. Y, lo más terrible: no tiene sentimiento de culpa.

Por desgracia, como suele ocurrir siempre, los ejércitos y las agencias de espionaje siempre van un paso por delante de la voluntad ciudadana...

[Fuente: Gawker]