Logo Computerhoy.com

Los 9 utensilios que nunca deberías lavar en el lavavajillas

Vasos dentro de un lavavajillas

Depositphotos

No todo se puede meter al lavavajillas alegremente porque el calor y la humedad de este electrodoméstico puede romper o estropear tus utensilios de cocina. Hoy os enseñamos que podéis introducir y qué no sin miedo a quedaros sin vuestros preciados cuchillos.

Todos hemos comprado montones de artículos que el fabricante afirma que son aptos para el lavavajillas. Sin embargo, ¿qué se necesita para que algo sea seguro para ir al lavavajillas, y por qué otros artículos no pueden ir allí en absoluto?

Todos estamos acostumbrados a pasar casi todo por el lavavajillas, y eso es porque la mayoría de los productos, especialmente los utensilios de cocina, tienen esa etiqueta tan codiciada de ser aptos para el lavavajillas. Pero, ¿cómo se consigue esa etiqueta?

El término apto para el lavavajillas describe esencialmente cualquier artículo que pueda soportar la humedad, las altas temperaturas y los detergentes fuertes durante el ciclo de lavado (aquí tenéis opciones naturales para usar de detergente).

Los materiales que se oxidan, se derriten o se deforman con el agua hirviendo no pueden introducirse en este aparato tan práctico. Si tienes el manual de instrucciones de un producto, en algún lugar debe figurar si el artículo es apto para el lavavajillas o no.

Si no lo tienes cerca, no te preocupes, que ya estamos nosotros para decirte qué puedes y qué no meter al lavavajillas. Vamos allá:

Cuchillos: Muchos no lo saben, pero pueden dañar las rejillas de su lavavajillas. Además, las hojas se desafilan mucho más rápido, así que lávalos a mano.

Tablas de cortar de madera o bambú: La humedad y la exposición constante al agua las agrietan, así que lávalas siempre a mano y evita ponerlas en remojo.

Tabla de cortar multifuncional de Lild

Lidl

Aluminio: Puedes reutilizar esas bandejas desechables para pavo y para hornear, pero el detergente para lavar platos las decolorará.

Tazas aisladas: El lavavajillas dañará el sello y el aislamiento.

Cobre: Evita decolorar esa costosa batería de cocina y lávala a mano.

Vidrio delicado: El vidrio resistente está bien, pero cualquier cosa fina o delicada es mejor lavarla a mano para evitar que se rompa. Y tratar de limpiar el vidrio roto en el lavavajillas es una pesadilla.

Plástico fino: Todo lo que sea endeble, como las tarrinas de mantequilla para untar, probablemente se derretirá en el lavavajillas por el alto calor, incluso si lo colocas en la rejilla superior. Lava siempre este tipo de objetos a mano.

Detergente para lavavajillas

Artículos sentimentales: Las reliquias son irremplazables, así que lo último que quieres hacer es romper o descolorar una al pasarla por el lavavajillas. Lavar suavemente a mano este tipo de objetos es siempre la opción más segura.

Hierro fundido: Aunque muchas marcas comercializan sus utensilios de cocina de hierro fundido esmaltado como aptos para el lavavajillas, sigue siendo mejor lavar estas piezas a mano para evitar que se astillen y se oxiden. El hierro fundido no esmaltado nunca debe meterse en el lavavajillas.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Cocina

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.