Skip to main content

En Arabia Saudí construyen la ciudad del futuro, con más robots que personas, sin coches ni carreteras

Ciudad futurista

25/01/2021 - 20:17

Pensábamos que el futuro son los coches eléctricos, pero quizá en el futuro... no habrá coches. Eso es lo que pretende la increible ciudad inteligente The Line, que ya está en marcha.

Cada vez más países están convencidos de que el único futuro posible pasa por reducir la contaminación. Los coches son un primer paso, pero también es necesario que las propias ciudades aporten su parte. Para ello hace falta dinero, mucho dinero. Así que los países en donde el dinero sobra, como en Arabia Saudí, ya estan comenzando a cambiar el futuro con The Line, una ciudad inteligente con más robots que personas, sin coches ni carreteras.

Arabía Saudí es uno de los países más ricos del mundo gracias a los petrodólares (el dinero ganado por la venta de petróleo), y ellos son los primeros que saben que ese dinero se va a acabar, porque el petróleo está en retroceso. Por eso ya están iniciando la conversión a las energías renovables, en donde también quieren ser una potencia mundial.

The Line es un proyecto de ciencia-ficción, que se inició en 2017 por la compañía Neom, tal como nos cuenta TICbeat. Pero un proyecto que va más allá de una idea visionaria: su construcción comenzará en el primer trimestre de este año.

El primer concepto revolucionario de The Line es su diseño. No es una ciudad que se expande en todas las dirección desde el centro. The Line está formada por barrios que se extienden a lo largo de una línea de 170 kilómetros de largo que abarcará terrenos de Arabia Saudí, Jordania y Egipto.

Cada barrio tiene todas las necesidades básicas, y los vecinos pueden acceder a cualquier lugar de su zona en apenas cinco minutos. Es una ciudad sin coches ni carreteras. Pero entonces, ¿cómo se desplazan los habitantes?

Como se ve en el vídeo, hay una red subterránea de alta velocidad con trenes y vehículos eléctricos para el transporte público de pasajeros. No queda claro si se permitirán también vehículos privados.

Esta red subterránea permitirá acceder a cualquier lugar a lo largo de los 170 km de la ciudad, en menos de 20 minutos.

Otra de las características de la ciudad es que será un núcleo de cero emisiones, que se autoabastecerá en un 90% mediante paneles solares y energía eólica.

Sus diseñadores, como otras iniciativas limpias, están convencidos de que este cambio a energías renovables no solo beneficia al medio ambiente y la salud, sino que es una nueva fuente de ingresos y puestos de trabajo.

The Line contará con más robots que habitantes, utilizará la inteligencia artificial para gestionar la ciudad, y albergará una industria puntera relacionada con la biotecnología, alimentacion, entretenimiento y fabricación avanzada o transporte automatizado.

Arabía Saudí estima que proporcionará 380.000 puestos de trabajo en el futuro y aportará alrededor de 48.000 millones de dólares al PIB nacional para 2030.

Una espectacular iniciativa que servirá como experimento para futuras ciudades con cero emisiones en otros países.