Skip to main content

Esta es la curiosa historia de por qué febrero tiene solo 28 días

Esta es la curiosa historia de por qué febrero tiene solo 28 días

02/02/2021 - 07:30

Lejos de los mitos, las leyendas y demás historias rocambolescas, vamos explicar por qué febrero es el mes del año con menos días. ¿Qué hace hace varios siglos para que febrero fuera tan corto?

Febrero es un mes muy codiciado, ya que tiene varias fechas importante como los carnavales y San Valentín. Pero no por ser el más deseado (por detrás de navidad o el verano) es el mes con menos días. 

Se trata de una historia muy curiosa y para contarla hay que trasladarse a Roma al siglo VIII a.C. Por aquel entonces usaban el calendario Romulus, un calendario un tanto especial ya que solo tenía 10 meses.

Ese calendario empezaba el 1 de marzo por "martius", en honor a Marte, que era el dios de la guerra, que también coincidía con el equinoccio de primavera y terminaba en diciembre. Ni rastro de enero y febrero.

Más tarde, alguien quiso poner orden ya que tenían un calendario incompleto. El rey Numa Pompilio, en el año 732 a.C le añadió 2 meses más al calendario y así es como desde entonces tenemos 12 meses.

Esta es la curiosa historia de por qué febrero tiene solo 28 días

Pero lo curioso es que el año terminaba con febrero y contaba con 355 días y para que eso fuera así, un mes tenía que ser par, así que le tocó a febrero. El calendario se veía tal que así:

  1. Martius: 31 días.
  2. Aprilius: 29 días.
  3. Maius: 31 días.
  4. lunius: 29 días.
  5. Quintilis: 31 días.
  6. Sextilis: 29 días.
  7. September: 29 días.
  8. October: 31 días.
  9. November: 29 días.
  10. December: 29 días.
  11. Ianuarius: 29 días.
  12. Februarius: 28 días.

Tras varios años de dudas y de ver que un calendario de 355 días era un tanto complicado los romanos decidieron intercalar un mes bisiesto llamado Mercedonius. Lo que hacían era borrar los últimos días del mes de febrero e iniciar el nuevo mes el día 24 de febrero.

Tras tantos líos y llegar incluso a no sabe ni en qué día estaban, Julio César, influenciado por los egipcios, quitó ese mes bisiesto y rehizo el calendario de arriba abajo, pero para ello le pidió ayuda al astrónomo y filósofo Sosígenes de Alejandría.

Pero había que tener en cuenta un apunte, y es que para devolver a Roma al momento correcto, el año 46 a.C tenía que durar 445 días. Así que o que hicieron fue agregar unos días extras hasta llegar a los 365 días que conocemos ahora.

Los meses que tenían 29 días ahora tenían 30, y los que tenían 30 ahora tenían 31. Tras el reajuste, febrero se quedó con 28, ya que el año se iniciaba en marzo, por lo que febrero no fue tenido en cuenta hasta que no llegó el final.

El calendario juliano, en honor a Julio César, hacía acto de presencia por primera vez en la historia de la humanidad. Pero no era correcto... y para compensar el desajuste entre el año trópico y el calendario, se sumaba un día al año cada 4 años que es lo que conocemos ahora como año bisiesto.

¿Qué significa bisiesto? Pues también tiene su historia, y es que se trata de una palabra que procede del latín y significa "bis sextus ante calendas martii", que traducido al castellano significa "repetido al sexto día antes del primer día del mes de marzo".

Al cabo de los años, llegó otro cambie y es el que perdura hasta la actualidad. El papa Gregorio XIII hizo un mix aprobando el calendario de los egipcios y lo adaptó creando un calendario de 12 meses, con 365 días y un día extra cada 4 meses que recae en febrero.

Etiquetas:

#curiosidades

Y además