Skip to main content

Esta es la razón por la que las personas altas odian subir en avión

Esta es la razón por la que las personas altas odian subir en avión

26/02/2018 - 14:00

Las personas altas odian montar en avión. No, no es que tengan fobia a subir a una aeronave con la que surcar los cielos. El problema que son altos con los aviones es que no tienen sitio para sentarse.

De acuerdo con el exjugador de baloncesto Jim Fox, con una altura de 2.08 metros, volar supone un problema para quienes son altos. Quien jugase durante la temporada 1965 / 1966 en el Real Madrid para posteriormente volver a cruzar el charco ha señalado recientemente los obstáculos a los que se enfrentan las personas altas cuando suben a un avión.

Para ello pone de ejemplo una experiencia reciente que ha tenido. Mientras iba el vuelo que cubre la ruta desde Phoenix hasta Londres, el ex jugador únicamente estuvo sentado en su asiento durante dos momentos: el despegue y el aterrizaje de la aeronave.

Según cuenta Fox, el resto del vuelo tuvo que permanecer fuera de su sitio. Concretamente, estuvo sentado en los asientos plegables que normalmente están situados en la parte delantera y trasera de la nave. ¿El motivo? Los demás asientos del avión son pequeños para las personas altas. En cambio, los destinados a los asistentes de vuelo cuentan con más espacio para colocar las piernas al no tener una fila delante.

El ex jugador de baloncesto se queja de que esta situación antes no se daba. Señala que cuando comenzó a coger vuelos a finales de la década de 1960, los asientos eran un poco más grandes que los actuales pero con los años se ha ido reduciendo el espacio que tiene cada pasajero - y parece que será la tendencia a seguir como han anunciado recientemente British Airways y JetBlue Airways. Y hay más, Airbus tiene en marcha un proyecto para los pasajeros viajen en literas en los aviones.

Echa un vistazo a las maletas para cabina mejor valoradas en Amazon

Entre algunas de las soluciones para que las personas altas puedan ir un avión sin problemas actualmente algunas compañías ofrecen la posibilidad de pagar un suplemento para elegir asientos más grandes, conseguir que les cambien el sitio, combinar varios medios de transporte o directamente optar por no volar.

Sólo de esta manera conseguirán librarse de acabar con las rodillas llenas de hematomas al chocar con el asiento de delante, que las piernas sean atropelladas por algún carrito o golpearse la cabeza con algún compartimento.

[Fuente: Washington Post]

[Fuente de la imagen: ThinkStock]

Ver ahora: