Skip to main content

Estos toboganes de emergencia hinchables pueden salvar vidas

Escaleras de incendios hinchables

08/01/2019 - 20:52

Las escaleras de incendios (o una salida alternativa) son obligatorias en edificios públicos, colegios, edificios de oficinas, y otros lugares cerrados en donde hay una gran aglomeración de gente. El problema que tienen es que son caras de construir, ocupan mucho espacio, y es probable que no lleguen a usarse nunca. STS es una empresa que ha patentado unos toboganes de emergencia hinchables que no ocupan espacio, son muy fáciles de instalar, y mucho más baratos.

Estas escaleras de incendios plegables, llamadas Slide to Safely se instalan con unos pocos tornillos, y cuando están comprimidas apenas ocupan el equivalente a una torre de ordenador. Tardan menos de 6 segundos en hincharse, según su longitud, así que están operativas casi al instante.

Pese a que no dejan de ser colchones de aire, la presión y la resistencia del material consiguen que pueda soportar un gran peso. Este tobogán de emergencia hinchable aguanta hasta los 225 kilos, así que pueden deslizarse hacia la salvación varias personas al mismo tiempo. Puedes ver cómo se instalan y cómo funcionan en este vídeo:

Slide to Safely solo tarda entre 3 y 6 segundos en hincharse, y pueden cubrir alturas de hasta cuatro pisos.

Su instalación es barata y sencilla, ya que solo exige colocar unos tornillos para sujetar la tela hinchable, una botella de aire comprimido, y el botón de emergencia.

Al pulsar el botón se activa la botella de aire comprimido, que hincha el tobogán de emergencia al instante. Este botón también se puede sustituir por una palanca que se acciona cuando se abre la ventana.

En las salas en donde hay niños pequeños que no llegan a la ventana (por ejemplo, en una clase infantil), o en un asilo, se puede instalar un sistema de escaleras telescópicas, que surgen de la pared para facilitar la huida:

Escaleras de incendios hinchables

Estos toboganes de emergencia hinchables son completamente reutilizables. Una vez usados, simplemente hay que desinflarlos y volverlos a plegar, para que estén de nuevo operativos. Lógicamente, también habrá que reemplazar la botella de aire comprimido.

Toboganes de todos los tipos, a la venta en Amazon

Un dato importante es que no funcionan con electricidad, así que se pueden activar incluso aunque se haya ido la luz por el propio incendio.

Un sistema muy práctico, mucho más barato y menos intrusivo que una escalera de incendios, que puede salvar vidas cuando ocurre una emergencia.