Skip to main content

Papilio, la farola eólica que funciona con viento

Papilio

Tobias Trübenbacher

20/09/2021 - 22:20

La farola Papilio utiliza electricidad, pero no hay que conectarla a la red eléctrica. Tampoco tiene paneles solares, y además funciona a pleno rendimiento cuando hay mal tiempo.

Las farolas son eléctricas desde hace muchos años, pero es una energía producida que hay que pagar. Y existe otro problema adicional: la contaminación lumínica.

El diseñador alemán Tobias Trübenbacher ha creado Papilio, una farola eólica. Se recarga con el viento normal, así que no necesita conexión a ninguna red eléctrica, ni tampoco recargar una batería.

Papilio ya está en fase de pruebas y, cómo se puede ver en el vídeo, funciona bastante bien. Tiene una serie de trucos de diseño para aumentar su utilidad y eficacia. Echa un vistazo:

¿Por qué usar el viento? Tal como explica el diseñador Tobias Trübenbacher en su página web, la fuerza del viento está aumentando en las ciudades, por varias razones.

Por un lado, los contrastes de temperatura que provoca el cambio climático genera más viento. También los edificios cada vez más altos de las ciudades. Y finalmente, el mayor tráfico de coches también genera viento horizontal.

Las aspas en diagonal de Papilio permiten aprovechar tanto el aire que circula en vertical como en horizontal, en cualquier dirección. Y no necesitan mucha fuerza para moverse, basta con un viento normal que se genera habitalmente en todas las ciudades.

Las aspas mueven un generador que convierte la energía eólica en electricidad. Esta electricidad se puede usar inmediatamente para encender la farola, se puede almacenar en una batería, o se puede enviar directamente a la red eléctrica, para suministrar electricidad gratis.

Todo en Papilio está pensado para consumir lo mínimo posible. Tiene un sensor de rayos infrarrojos que permite que la farola solo se encienda cuando detecta gente cerca, apagándose cuando no hay nadie.

Además apunta hacia el suelo para reducir al mínimo la contaminación lumínica, y su espectro de luz ha sido elegido para no molestar a los insectos. Millones de ellos mueren al día por culpa del exceso de luz.

El diseñador alemán Tobias Trübenbacher ya ha probado Papelio en algunas ciudades del país. Pero no tenemos noticias de que se vayan a utilizar de forma oficial como iluminación urbana en algún lugar.

Y además