Logo Computerhoy.com

A partir de hoy no te extrañes si el pan que comes cada día sabe diferente, hay una explicación

Foto del redactor Ilan K. Cherre

Redactor Colaborador

Cuáles son los tipos de pan más sanos que existen
Foto del redactor Ilan K. Cherre

Redactor Colaborador

La cantidad de uno de los ingredientes primordiales del pan se ha modificado debido a un nuevo decreto que pone límite a la cantidad máxima que el pan puede contener de dicho ingrediente.

El pan es un alimento que se consume en millones de hogares a lo largo y ancho de la península. Hasta la fecha el sabor del pan, las típicas barras que se encuentran en supermercados y panaderías, era bastante uniforme a nivel general y, de hecho, al seguir las recetas tradicionales las diferencias eran mínimas.

Pero puede que, desde hoy 1 de abril, el pan empiece a tener un sabor diferente. No, no es que hoy las panaderías se hayan puesto de acuerdo para añadir un ingrediente extraño a las barras de pan y con ello hacer creaciones monstruosas en sabor. Lo que ha ocurrido es que hoy entra en vigor una nueva normativa sobre la calidad del pan.

Lo que se recoge en esta normativa conseguirá que el sabor del pan pueda variar para algunos que, lógicamente, el paladar de cada persona es un misterio. Dentro de la normativa y, de hecho, la parte más importante y que afectará al sabor del pan es la nueva cantidad límite de sal que puede contener el pan común.

Y, es que, la sal es un ingrediente primordial y característico del pan. De hecho, cuando falta o cuando sobra el sabor se ve alterado en gran medida. Los cambios de esta nueva normativa van a regular dicha cantidad y lo hacen de la siguiente manera. Ahora por cada 100 gamos de pan solo puede haber 1,31 gramos de sal.

Esta cifra no es arbitraria y se ha establecido para garantizar a los consumidores que el pan que van a consumir no va a integrar una cantidad excesiva o mínima de sal. Al tener esta nueva normativa tanto las panaderías como las grandes productoras de pan para grandes superficies tendrán que acogerse a los cambios.

No solo se han establecido límites para la sal en el pan, también se han tomado medidas a la hora de tener en cuenta lo que se puede considerar un pan integral de uno convencional. Esto ha hecho que se endurezcan las características que tiene que cumplir el pan para tener esta categoría dentro del sector alimentario.

Y, en el caso del pan artesanal, tampoco podrán optar a esta categoría panes que se hayan fabricado utilizando maquinaria y, es que, en estos casos es el factor humano el que prima por encima para que se puedan considerar panes artesanales. 

Teniendo todo esto en cuenta el pan que se empiece a hacer desde ahora en adelante no tendrá nada que ver al producido hasta ahora tanto en calidad como en sabor.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Supermercado