Skip to main content

El proceso para convertir polvo lunar en oxígeno se optimiza

Convertir polvo lunar en oxígeno

ESA

01/12/2020 - 06:45

La Agencia Espacial Europea continúa trabajando en su proceso para convertir polvo lunar en oxígeno. El sistema está siendo optimizado para aumentar la producción todo lo posible y reducir el consumo de energía al mínimo.

El siguiente paso en la exploración espacial pasa por la colonización. La misión Artemisa de la NASA prevé establecer una colonia en la Luna en el año 2024, y la Agencia Espacial Europea (ESA) también tiene en marcha un proyecto para establecer la presencia de astronautas de forma permanente y sostenible en el satélite de la Tierra.

A principios de año, la ESA anunció que ha conseguido crear oxígeno artificial gracias al polvo lunar. Se trata de un avance de vital importancia de cara a poder establecer colonias en la Luna, puesto que permite crear oxígeno en el espacio a gran escala con materiales autóctonos. 

Ahora, la ESA ha anunciado que un equipo de ingenieros de la empresa británica Metalysis está afinando el proceso, con el objetivo de producir la mayor cantidad posible de oxígeno.

El regolito lunar, que es el polvo de cubre el satélite, contiene un 45% de oxígeno unido a metales como el hierro y el titanio. Metalysis es capaz de extraer los minerales mediante un proceso electroquímico en el que se sumerge el regolito en sales fundidas y luego se calienta a una temperatura de 950 ºC. A continuación, una corriente eléctrica atraviesa el material para extraer el oxígeno, que se acumula en un electrodo, y el regolito queda reducido a una mezcla de polvos metálicos.

Tras poner a prueba el proceso el pasado mes de enero, los ingenieros británicos ahora están trabajando en incrementar la producción de oxígeno. Para ello, están ajustando la corriente eléctrica y los reactivos, y además también pretenden reducir la temperatura para ahorrar energía. El oxígeno producido se destinará tanto a la fabricación de combustible para cohetes como para que lo respiren los colonos lunares.

Además de ofrecer la creación de oxígeno, este proceso también tendrá otra utilidad de lo más interesante: los polvos metálicos residuales se podrán utilizar como materiales para la construcción de la base lunar con una impresora 3D.

"En el futuro, si queremos viajar mucho por el espacio y establecer bases en la Luna y Marte, entonces tendremos que fabricar o encontrar las cosas necesarias para sustentar la vida: comida, agua, aire respirable", explica Sue Horne de la Agencia Espacial de Reino Unido.

[Fuente: ESA]

Y además