Skip to main content

La Agencia Espacial Europea se dispone a capturar un objeto en una misión de limpieza espacial

Basura espacial

ESA

30/11/2020 - 09:12

La ESA quiere limpiar la órbita terrestre de basura potencialmente peligrosa para las futuras misiones. La misión capturará el objeto Vespa para después autodestruirse contra al atmósfera.

El espacio cercano a la Tierra es una nube de basura que empieza a preocupar a los científicos. Más de 2.800 satélites en funcionamiento giran a nuestro al rededor y en su ruta podrían chocar con los casi 3.000 satélites muertos o las 900.000 piezas de escombros que se han quedado abandonadas tras usarse para otras misiones.

Por eso la Agencia Espacial Europea, ESA, ha elaborado una nueva misión para recuperar uno de esos objetos que permanecen inertes en el espacio. Se trata de Vespa (Vega Secondary Payload Adapter), una herramienta utilizada en las misiones Vega que lleva sin utilizarse desde 2003. Este objeto tiene un peso de aproximadamente 112 kilogramos y ahora mismo se encuentra orbitando a una altitud de entre 664 y 801 kilómetros de altura de la Tierra.

Para capturar a Vespa, la ESA ha invertido 86 millones de euros y, aún así no es suficiente, el resto de la inversión necesaria la va a aportar la compañía Clear Space que colaborará en esta misión con la agencia europea. Clear Space ha conseguido el resto del dinero necesario a través de inversores comerciales. 

Se trata de una de las primeras contrataciones que realiza la ESA para llevar una misión a cabo, normalmente diseñan y construyen ellos mismos las naves. En este caso, el trabajo será de Clear Space y los ingenieros de la ESA aportarán su experiencia y conocimientos de misiones anteriores para ayudar a esta empresa.

ClearSpace-1 es el nombre de la misión que consiste en lanzar el vehículo al espacio para dar caza a Vespa y agarrarlo para conducirlo de vuelta a la Tierra. Tanto Vespa como el nuevo vehículo se dirigirán hacia la atmósfera para quemarse y desintegrarse antes de tocar tierra. Es una misión suicida para la nave creada por Clear Space, pero muy necesaria para limpiar la órbita de nuestro planeta.

La misión se realizará en 2025, este mes se ha publicado el contrato entre la ESA y Clear Space. Este tipo de misiones o propuestas para despejar el espacio cercano no son nuevos. Los satélites que utiliza Japón se diseñan para autodestruirse chocando con la atmósfera cuando termina su vida útil.