Skip to main content

Los coches familiares, en peligro de desaparecer por el auge de los SUV y los crossover

Skoda Octavia Combi

18/05/2020 - 18:51

  • Las ventas de los coches familiares cayeron más de un 10% en 2019, y es una tendencia de los últimos años.
  • Los expertos lo achacan al auge de los SUV y los crossover.
  • Solo en los paises nórdicos sus ventas se mantienen a buen ritmo.

Los tiempos cambian, y los gustos de la gente evolucionan. Al igual que la tecnología. Los coches familiares nos han acompañado durante toda la vida, pero quizá su destino es desaparecer. Así lo indican las cifras de ventas, que cayeron un 10% en 2019, y es una tendencia que ya dura varios años.

Según JATO Dynamics, las ventas de coches familiares cayeron a 1,7 millones de vehículos vendidos en 2018, frente a los 2 millones de 2016. Y solo en la primera mitad de 2019 descendieron otro 10%.

Tal como nos explica el experto Víctor Delgado de Top Gear, no es que los coches familiares hayan dejado de interesar. La clave es que hoy en día existen nuevos modelos de vehículos, como los SUV y los crossover, que pueden funcionar como coches familiares, pero tienen prestaciones y un diseño más atractivo. Son coches familiares, sin parecerlo.

Tradicionalmente, todas las marcas ofrecen versiones familiares de sus vehículos más vendidos. Su principal característica es que poseen un maletero más grande, tipo ranchera.

Pero en los últimos años los nuevos SUV y crossovers también disponen de más maletero, y como las familias numerosas han disminuido, núcleos familiares con uno o dos hijos prefieren comprar un SUV antes que un coche familiar.

Es una de las razones por las que en 2019 la cuota de mercado de los SUV aumentó hasta el 34%, mientras que los coches familiares cayeron al 11% de todo el parque automovilístico.

Los principales fabricantes están optando por desechar las versiones familiares, en favor de los SUV. Por ejemplo desde Renault han decidido que el nuevo Clio no tendrá versión ranchera, ya que el Captur tiene 81 litros más de maletero y gusta mucho más que un coche familiar, por diseño.

Hay países como Estados Unidos, en donde los coches familiares casi han desaparecido. De hecho se mantienen gracias a Europa, en donde se venden el 72% de este tipo de vehículos. Aún así la cuota de mercado ha bajado del 15 al 5% en 20 años.

Son los países nórdicos los que mantienen el mercado. En Suecia el 31% de los coches que se venden son familiares, y en Alemania, el 17%. El Skoda Octavia Combi fue el coche familiar más vendido en Europa en 2019. Skoda fabricó el doble de Octavia Combi que Octavia berlina.

No sabemos si acabarán desaparecido, o quedándose como un nicho de mercado, pero todo apunta a que cada vez veremos menos rancheras por las carreteras...