Skip to main content

El brazo robótico más fuerte del mundo también es capaz de tocar un piano con suavidad

Brazo robótico

11/02/2020 - 18:39

Investigadores surcoreanos han conseguido crear el que es el brazo robótico más fuerte del mundo, que no solo es capaz de manejar objetos de gran peso, sino también realizar tareas muy técnicas y livianas como tocar el piano.

Científicos del Instituto de Maquinaria y Materiales de Corea del Sur (KIMM) están promocionando su mano robótica de la que declaran que es la más fuerte del mundo, con la capacidad de manejar objetos tres veces por encima de su peso, pero también realizar tareas delicadas como servir un vaso de agua o tocar el mencionado piano.

Este brazo robótico ha sido construido para facilitar a las empresas que muchas de sus tareas que actualmente hacen los humanos, puedan también ser realizadas por este tipo de brazo robótico. Hoy día hay multitud de brazos robóticos en las fábricas, sobre todo de automóviles, y poder incluir una nueva serie de brazo capaz de realizar tareas mucho más livianas, podría facilitar que la producción se multiplicara.

Brazo robótico
Korea Institute of Machinery and Materials (KIMM)

 

Este brazo robótico cuenta con una unidad de accionamiento incrustada en su palma que es capaz de controlar 12 motores y el movimiento de cada uno de sus extremidades, con un total de 16 articulaciones. Esto último permite que tanto los dedos como las articulaciones generales se muevan independientemente una de la otra, haciendo que el brazo robótico sea capaz de sostener y manejar objetos que pesen desde 1kg hasta más de 3kg.

Brazo robótico
Korea Institute of Machinery and Materials (KIMM)

 

Otra particularidad de este brazo, es que puede actuar también de manera conjunta con otros robots. Esto quiere decir, que el brazo robótico se podría incrustar en otros robots con lo que actuaría de comodín de maquinaria.

El equipo de científicos surcoreanos también ha equipado la mano robótica con sensores de fuerza y táctiles en la punta de los dedos, algo que le permite medir y ajustar la dirección y la magnitud de la fuerza cuando la mano entra en contacto con los diferentes objetos. Tal es así que puede realizar multitud de tareas más livianas como llenar un vaso de agua, cortar papel con unas tijeras, recoger un huevo o tocar el piano.