Logo Computerhoy.com

Cinco minutos, eso es lo que se tarda en identificar a los soldados rusos en Ucrania a través del reconocimiento facial

soldados francia

Se tarda cinco minutos en poner un nombre a la cara de un soldado utilizando poco más que una captura de pantalla, pero eso es solo en el mejor de los casos. Así lo han conseguido en Francia.

El 1 de marzo, el líder de Chechenia, Ramzan Kadyrov, publicó un breve vídeo en Telegram, en el que un alegre soldado con barba se situaba ante una línea de tanques que traqueteaban por una carretera bajo un cielo nublado.

En Francia, el director general de una empresa de formación policial y militar llamada Tactical Systems tomó una captura de pantalla de la cara del soldado y se puso a trabajar.

En aproximadamente una hora, utilizando servicios de reconocimiento facial disponibles para cualquier persona en línea, identificó que el soldado era probablemente Hussein Mezhidov, un comandante checheno cercano a Kadyrov involucrado en el asalto de Rusia a Ucrania.

"Solo con tener acceso a un ordenador y a Internet puedes ser, básicamente, como una agencia de inteligencia de una película", dice el director general, que pidió ser identificado como YC para evitar posibles repercusiones por su labor de detective.

La lista de clientes de Tactical Systems incluye a las fuerzas armadas francesas y ofrece formación en la recopilación de información de fuente abierta.

El asalto de Rusia a Ucrania, un conflicto entre dos naciones con conocimientos de internet en un lugar con buena cobertura de telefonía móvil, ofrece un campo de pruebas realmente interesante, al menos a nivel tecnológico.

La recopilación y el cruce de fuentes públicas, como las redes sociales, pueden revelar información como la ubicación o las pérdidas de unidades militares.

Reconocimiento facial

Las abundantes fotos en línea que son las redes sociales y un puñado de servicios que proporcionan un fácil acceso a los algoritmos de reconocimiento facial permiten algunas hazañas sorprendentes de análisis desde la comodidad de casa.

No hace mucho tiempo, un comandante o un prisionero de guerra que aparecía en una noticia solo podía ser reconocido por los analistas militares y de inteligencia o por sus propios colegas, amigos y familiares.

Hoy en día, un desconocido del otro lado del mundo puede utilizar una captura de pantalla del rostro de una persona para localizar su nombre y sus fotos. Es la personificación de la guerra. Ya nadie será anónimo.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.