Skip to main content

Cómo pausar las actualizaciones de Windows 10 durante el tiempo que quieras

Windows 10

14/10/2019 - 18:45

Si aún no lo sabes, puedes pausar las actualizaciones de Windows 10 prácticamente durante todo el tiempo que quieras, algo que te podrá salvar de una futura actualización del sistema operativo que no funcione del todo bien.

Como bien sabes, de manera bastante regular se van sucediendo una serie de actualizaciones de Windows 10 que se descargan e instalan en nuestro equipo, requiriendo después el reinicio del sistema. Esto puede ser tremendamente pesado y molesto si estamos trabajando frente al ordenador y no queremos esperar.

Desde la llegada de Windows 10, muchas actualizaciones no están funcionando del todo bien, haciendo que por ejemplo el sonido de nuestro ordenador dejara de funcionar correctamente o que el Wi-Fi perdiera intensidad. Pues bien, puedes pausar y hasta detener estas actualizaciones el tiempo que quieras.

Cómo pausar las actualizaciones de Windows 10 durante el tiempo que quieras

Pausar las actualizaciones de Windows 10 es tremendamente sencillo, y debes seguir los siguientes pasos:

  • Pulsa sobre el botón de inicio de Windows 10 situado en la parte inferior izquierda de la interfaz
  • Ahora dale a la rueda de engranaje que está situada justo encima del icono de inicio o apagado del sistema
  • Dentro de configuración de Windows, debemos seleccionar “actualizaciones seguridad” que está situado en la parte de abajo de la nueva ventana emergente que te haya aparecido
  • En “actualizaciones seguridad” tienes un botón donde se te permitirá pausar las actualizaciones durante siete días o más. Si lo vas pulsando en varias ocasiones las actualizaciones se irán retrasando de siete días a siete días.
Actualizaciones Windows 10

También puedes ir un poquito más abajo a “opciones avanzadas”, y en la parte de abajo en “pausar actualizaciones” desplegar el pequeño menú en acordeón y elegir la fecha que quieres, para ser un poco más exactos.

Actualizaciones Windows 10

En principio podrás retrasar las actualizaciones de Windows 10 un máximo de 35 días, tiempo suficiente para saber si alguna de las actualizaciones no están funcionando del todo bien.