Logo Computerhoy.com

El esperado cambio en Ethereum que amenaza con impactar en Bitcoin y todo el ecosistema de las criptomonedas

Después de años y años de retrasos, finalmente va a llegar mañana martes día 13 de septiembre lo que se conocía como Ethereum 2.0 y el cambio de utilizar proof-of-work a proof-of-stake beacon chain que seguramente tenga ramificaciones en el resto de mundo crypto, Bitcoin incluido.

Ethereum

Depositphotos

Foto del redactor Jesús Maturana

La actualización de Ethereum como blockchain va a cambiar radicalmente su manera de funcionamiento. Con ese nuevo merge de Ethereum se pretende fortalecer la red y hacerla más rápida y escalable.

Con este cambio se conseguirá, además, ser un 99% más eficiente energéticamente lo que también repercutirá en el precio de las transacciones que se hagan sobre esta blockchain.

Es un tema que ya hemos tratado anteriormente y que, de hecho, se espera que sea el paso que plantee el futuro de las criptomonedas.

El primer cambio que veremos con este merge es que acabará el minado proof-of-work, es decir, un usuario cualquiera con su GPU dejará te poder minar individualmente o como grupo para pasar a usar la modalida de blockchain proof-of-stake, también conocida como beacon chain.

La red de Bitcoin seguirá utilizando proof-of-work y es una de las que más consume del momento, con un consumo diario de entre 11-15 GW por día. Según la Casablanca, en términos de consumo energético Bitcoin es responsable de entre el 60-77% del consumo total requerido por todo el mercado crypto.

Los usuario de Bitcoin comentan que este nuevo modo de proof-of-stake, que requiere tener nodos identificados y registrados con una cantidad notable de criptomonedas en su poder, sacrifica la seguridad de la red. Además los mineros de Ethereum no podrán seguir minando monedas, lo que conlleva máquinas y rigs que dejarán de ser útiles y han costado miles de euros. Es quizá el momento de migración a Bitcoin.

Por otro lado tenemos las implicaciones sobre otras criptomonedas más allá de los dos grandes reyes.

Existen dos posibilidades, el cambio de Ethereum podría conllevar un beneficio para otras criptomonedas que ya usaban este sistema proof-of-stake debido a que uno de los grandes pasa a usar su mismo sistema de validación.

Diferencia entre proof of work (PoW) y proof of stake (PoS)

La principal diferencia entre PoW y PoS es la forma en que determinan quién puede validar un bloque de transacciones. 

Proof of Stake es la alternativa más popular a Proof of Work. Es un mecanismo de consenso que tiene como objetivo mejorar algunas de las limitaciones de PoW, como problemas de escalabilidad y consumo de energía. 

En PoS, los participantes se denominan validadores. No necesitan utilizar hardware potente para competir por la oportunidad de validar un bloque. En cambio, necesitan poner en stake (bloquear) la criptomoneda nativa de la blockchain. Es decir, aportar una cantidad de dinero (criptomonedas) en forma de depósito fijo para poder ser validadores.

La red selecciona un ganador en función de la cantidad de criptos en staking, quien será recompensado con una proporción de las comisiones de transacción del bloque que valide. Cuantas más monedas tenga en staking, mayor será la probabilidad de ser elegido como validador.

Una vez vistas las diferencias también queremos dejar constancia que la reacción del mercado podría ser justo contraria debido a ello. Que los usuarios de esas redes, más económicas que ethereum, se pasen a ella dado a que no hay esa diferencia de valor ya en la propuesta de redes cripto más pequeñas.

Este cambio de Ethereum separará a la red de Bitcoin en conversaciones sobre criptomonedas y el consumo energético.

Aunque Ethereum Merge sucederá esta semana y llevamos años comentando que se va a producir, es complicado que el mercado se haga rápidamente al mismo. 

Muchos expertos comentan que los sistemas ya están listos para el cambio, pero eso sí, dependerá del éxito del merge el rumbo que tome el resto de mercado cripto.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Criptomonedas, Bitcoin