Logo Computerhoy.com

Feedback en el aire gracias a los ultrasonidos: así es la próxima gran revolución de la realidad virtual

Realidad virtual
Realidad virtual

El futuro dicen que tendrá lugar en el Metaverso, y para alcanzar aún nos quedan muchas décadas de innovación y desarrollo. El invento que hoy os traemos es clave para este universo digital el cual está huérfano de sentidos. Al menos del sentido del tacto.

La retroalimentación háptica puede dar a los juegos y otras experiencias virtuales una dimensión extra, pero es difícil de conseguir. La empresa emergente Emerge está probando la idea con el Emerge Wave-1, un dispositivo que se acopla a un casco de realidad virtual y emite ondas ultrasónicas.

Este aparato es el que permitiría a los usuarios sentir objetos y sensaciones virtuales. Ya sea coger una manzana, que un amigo te de la mano, o que sostienes una espada en mitad de un combate medieval. Sus posibilidades son infinitas.

El Emerge Wave-1 es un panel de 26 x 29,8 cm que se coloca sobre una mesa y proyecta un volumen 3D de ultrasonidos en el aire. Al poner las manos sobre el dispositivo, se puede sentir esta fuerza en forma de puntos táctiles, que se extienden casi un metro por encima del panel y se extienden 120 grados.

La idea es que esta respuesta háptica se corresponda con los objetos virtuales que se ven a través del casco de realidad virtual, el Meta Quest 2. El sistema Wave-1 se sincroniza con la aplicación Emerge Home, que incluirá una serie de juegos y aplicaciones sociales creadas especialmente para el sistema.

Ninguna de las aplicaciones necesita ningún tipo de mando, aparte de las propias manos del jugador, que se rastrean a través de los sensores de seguimiento de las manos del casco Meta Quest 2.

Las aplicaciones y juegos que aparecen en el vídeo son sencillas y muy poco elaboradas, ya que, seguramente, sean ejemplos que se presentan en las reuniones de accionistas para conseguir financiación, y no productos terminados y serios.

Wave-1

La háptica es, sin duda, un área intrigante de la RV que permanece en gran medida inexplorada (no como en smartphones), y el Emerge Wave-1 parece ser uno de los primeros dispositivos listos para el consumidor que llegan al mercado. Pero con sus limitaciones.

Por un lado, las ondas ultrasónicas solo proceden de una dirección, lo que presumiblemente limitaría la gama de sensaciones táctiles que ofrece. Parece que habría que mantener las manos planas para sentir toda la fuerza, y las opciones de juego que puede ofrecer son limitadas.

Ni siquiera estamos seguros de cómo funcionarían desde ese punto de vista los ejemplos de apretones de manos o chocar las manos de Emerge. Dicho esto, no lo hemos probado, así que no podemos saber que tal funciona y qué trabajo lleva a cabo.

Las gafas de realidad virtual de Apple podrían llegar en 2022 y costarían "solo" 3.000 dólares

El que sí que es su gran problema es la tienda de aplicaciones. Si te vas a gastar cientos de euros en una pieza de hardware, el usuario quiere tener la garantía de que habrá un montón de programas y software con el que usarlo realmente, más allá de unos cuantos minijuegos.

Actualmente, Emerge está buscando financiación para el sistema Wave-1 y Home en Kickstarter, donde el proyecto ha recaudado más de 50.000 dólares de su objetivo de 200.000 dólares a falta de 35 días.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Hoy destacamos

Y además