Skip to main content

¿Es cierto que el mal tiempo puede afectar a la velocidad de conexión de Internet?

Mirando el móvil

07/10/2021 - 19:23

Seguro que lo has notado alguna vez. En mitad de un día de lluvia o nieve parece que tu conexión a Internet va más lenta, e incluso se producen cortes o paradas esporádicas. ¿Afecta el mal tiempo a la conexión?

Cuando Netflix comienza a verse borroso en tu flamante tele 4K, o te han matado en Fortnite por la latencia de una mala conexión, es normal buscar culpables hasta debajo de las piedras.

Todos hemos sufrido alguna vez un empeoramiento de la conexión cuando llueve, nieva, o hace mucho viento. ¿Podemos echar la culpa al mal tiempo?

Tal como nos cuenta nuestro compañero Daniel Cáceres en Business Insider, no hay una respuesta directa, porque influyen muchas cosas en una conexión a Internet. Vamos a verlo.

Eero Pro 6

Eero Pro 6

Este potente router WiFi 6 de triple banda cubre un área de 190 metros cuadrados y gestiona hasta 75 dispositivos al mismo tiempo.

Por regla general, a nivel técnico, la lluvia, una nevada, o un día de viento convencional no influyen en la conexión a Internet.

Hay que tener en cuenta que las conexiones de fibra óptica van por debajo de la tierra o en el interior de los edificios, y en casa el WiFi se genera también dentro del edificio, así que no les afecta el agua o la nieve.

En el caso de la conexión móvil por satélite o antena, se ve afectada principalmente por los obstáculos: árboles, edificios, etc.

Si hay una lluvia o una nevada torrencial que creen una capa física de lluvia o nieve muy notable en el aire, entonces si podría ralentizar la conexión 3G, 4G, etc. Pero tienen que ser lluvias torrenciales que creen un muro de agua, no una simple lluvia.

Otro fenómeno climático que afecta a la conexión, tanto por satélite o antena como por WiFi, es la humedad. Una excesiva humedad en el ambiente frena la velocidad de conexión, según Techwalla

Pero, de nuevo, es necesario una humedad muy alta para que se produzca este fenómeno, un caso extremo.

Para evitarlo, si en tu casa tienes mucha humedad puedes usar un deshumidificador.

También hay que tener en cuenta que en días de tormenta fuerte o lluvias torrenciales se pueden producir cortes en el suministro de luz o averías en las centralitas, que pueden cortar Internet o ralentizarlo.

Pero esto se debe a malas instalaciones eléctricas o poca redundancia en las operadoras, no solo al mal tiempo.

En el otro extremo, tenemos los días de mucho calor. Si el router se calienta mucho reduce su rendimiento por seguridad, y la conexión puede ir más lenta.

Pero de nuevo, esto es culpa de una mala fabricación o de que el router no está bien ubicado. Un ventilador directo o aire acondicionado, ayuda.

La verdadera razón de que Internet funcione peor en los días de lluvia o nieve es... que la gente se queda en casa, y hay muchas más conexiones simultáneas.

Todo el mundo se conecta a la vez y las redes y los routers se saturan. Para estos casos, se notan las mejoras de un router WiFi 6. También ayuda cambiar el canal por el que transmite tu router, para usar otro que no usen tus vecinos.

En resumen, podemos decir que un día de lluvia o nieve estándar, no afectan a la conexión a Internet. Solo una lluvia extrema que cree muros de agua en el aire, una humedad muy alta, o un router sobrecalentado por el calor, pueden producir problemas. Pero son casos extremos.

El verdadero problema es que con el mal tiempo la gente se queda en casa, y muchas conexiones simultáneas saturan Internet.

Etiquetas:

#Tecnología, #Internet

Y además