Skip to main content

Microsoft explica la polémica con los requisitos mínimos de Windows 11 y no convence a nadie

Descubre si tu si ordenador es compatible con Windows 11 con esta herramienta

Microsoft

29/06/2021 - 09:41

Windows 11 ha dado sus primeros pasos, pero este comienzo ha resultado un tanto confuso y atropellado. Microsoft ha respondido así a las críticas por la incompatibilidad de su nueva versión con muchos de los ordenadores Windows.

La llegada de Windows 11 parecía una muy buena noticia para los usuarios de este sistema operativo. Una nueva versión más segura y con un diseño más fresco lleno de opciones nuevas, pero la realidad es que muchos de ellos se han quedado a las puertas de esta nueva etapa por la incompatibilidad de sus dispositivos.

Los requisitos que exige Windows 11 para poder ser instalado en un ordenador son más estrictos de lo que se esperaba y han reducido en gran medida su alcance en estas primeras semanas de vida. Microsoft, en un intento por aclarar dudas ha creado una herramienta con la que comprobar si un ordenador es compatible o no con esta nueva versión, pero el resultado ha sido el contrario. 

En un comunicado publicado por la compañía se reconoce que PC Health Check, eta herramienta para confirmar la compatibilidad de un PC con Windows 11, "no estaba completamente preparada para compartir el nivel de detalle o precisión que se esperaba sobre por qué un PC con Windows 10 no cumple con los requisitos de actualización". 

Microsoft ha retirado la herramienta para corregir esos fallos y volver a lanzarla en otoño. Aquellos que ya la hubieran instalado en sus dispositivos, deberían haber recibido esta semana una actualización directa con ciertas correcciones. No obstante, parece que este recurso no ha terminado por convencer y necesita una puesta a punto más compleja que tardará meses.

Por esas mismas fechas, Windows 11 se desplegará al público general, pues ahora mismo se encuentra solo disponible en su fase de prueba para la comunidad de Insiders de la marca. Estos primeros usuarios tienen la tarea de reportar cualquier fallo y poner a prueba el sistema para que, en otoño, el público general reciba una versión lo más completa y preparada posible. 

Sin herramienta con la que testear la compatibilidad de nuestro PC con Windows 11, volvemos a las dudas iniciales que generó la lista de requisitos indicada por la compañía. Aunque llevemos tiempo usando Windows 10 y se nos haya prometido una actualización gratuita a la versión 11, todavía debemos comprobar si el equipo de nuestros ordenador es el adecuado.

CPU Intel compatibles con Windows 11:

  • Intel 8th Gen, 9th Gen, 10th Gen, 10th Gen, 11th Gen y más reciente.
  • Intel Xeon Skylake-SP, Cascade Lake-SP, Cooper Lake-SP y Xeon Ice Lake-SP.
  • También se admiten los procesadores Pentium y Celeron más nuevos.

CPU AMD compatibles con Windows 11:

  • AMD Ryzen 2000, 3000, 4000 y 5000.
  • AMD Ryzen Threadripper 2000, 3000 y Pro 3000.
  • AMD EPYC de 2.ª generación y EPYC de 3.ª generación

Básicamente es necesario que nuestro ordenador tenga un disco duro de al menos 64 GB de capacidad, un procesador de al menos 2 núcleos, TPM 2.0, 4 GB de memoria RAM y Secure Boot.

Windows alude a las mejoras en seguridad como la causa de esta larga lista de imprescindibles. Por ejemplo, todos los dispositivos con Windows 11 deben tener un sensor TPM integrado para "habilitar protecciones como Windows Hello, cifrado de dispositivos, seguridad basada en virtualización (VBS), integridad de código protegido por hipervisor (HVCI) y arranque seguro". Con estas funciones, la empresa asegura que sus software puede reducir el malware a un 60%.

Sin embargo, unos días después de marcar esas pautas, Windows ha cambiado de dirección y asegura en un documento que no todos los ordenadores necesitan tener instalado el chip TPM, sino que podrían haber varias excepciones que deberán ser aprobadas previamente por los de Redmond. Estas idas y venidas son las que más confusión están causando y no parece que vayan a ser las últimas que realice la compañía en los próximos meses.

Lo mismo ocurre con los procesadores, Windows explica que "ha elegido CPUs que han adoptado el nuevo modelo de controlador de Windows y son compatibles con nuestros socios OEM y de silicio, pues están logrando una experiencia sin fallos del 99.8%". Aún así, estos requisitos parece que no se van a grabar en piedra, pues Microsoft ha prometido probar Windows 11 en chips de generaciones anteriores para evaluar si estos dispositivos son realmente compatibles y ampliar esa lista de requisitos tan estricta a lo largo del año.

Toca esperar unos meses, cuando Windows 11 se gradué definitivamente y dé el salto al público general para saber realmente si será compatible con más modelos y procesadores, si será necesario comprar un dispositivo nuevo o si la actualización gratuita acaba llegando a todos los usuarios de Windows 10.

Etiquetas:

Tecnología

Y además