Skip to main content

La nave OSIRIS-REx regresa a casa con las muestras recogidas en el asteroide Bennu

OSIRIS-REx

NASA

27/01/2021 - 12:02

El programa de observación de asteroides de la NASA sigue adelante y las muestras de rocas de Bennu pronto estarán en sus laboratorios para avanzar con la investigación.

El viaje de la nave OSIRIS-REx y el asteroide Bennu llega a su fin, pronto estos dos compañeros tendrán que despedirse. OSIRIS-REx ya ha completado sus años de observación y recogido material suficiente de la superficie de Bennu para regresar a la Tierra. 

La NASA ha anunciado que su nave comenzará su viaje de vuelta el 10 de mayo, dos años y medio después de que alcanzara al asteroide. OSIRIS-REx tuvo que recorrer más de 2.000 millones de kilómetros, más de 13 veces la distancia de la Tierra al Sol para acercarse a este asteroide y comenzar su estudio.

Bennu es una "pequeña" roca de 490 metros de diámetro que amenaza con chocar contra nuestro planeta dentro de un siglo. Este fue el motivo que impulsó la misión de Osiris REx. La nave debe traer muestras para conocer su composición, por si hubiera que explotarlo. 

También se pretende estudiar el fenómeno conocido como efecto Efecto Yarkovsky, según el cual el asteroide acumula calor del Sol y luego lo expulsa, funcionando como una especie de miniimpulsor, que cambia su velocidad. Así será más fácil controlar el rumbo o la órbita de este tipo de rocas.

OSIRIS-REx carga con unos 60 gramos de muestra de la superficie de Bennu y ha grabado su composición durante un largo periodo. Aún así, antes de emprender el camino de regreso, el equipo estudia si es posible realizar un último vuelo de observación a su alrededor. 

Con ello quieren recopilar datos sobre cómo ha afectado a la superficie de la roca la recolección de muestras y evaluar el estado de los instrumentos de la nave como sus cámaras y espectrómetros. Tras esta despedida, la nave se enfrenta a otro gran viaje que debería terminar en septiembre de 2023 cuando alcance la Tierra y pueda arrojar el contenedor de muestras con un paracaídas en el estado de Utah, en Estados Unidos.

La observación y estudio de los asteroides es una de las prioridades de las agencias espaciales. Los investigadores aún se encuentran con muchos obstáculos para detectar con tiempo cuando un asteroide se va a estrellar contra nuestro planeta y poner en marcha un plan de protección.