Skip to main content

Microsoft deja de vender el adaptador para Xbox One de Kinect

Muere Kinect

María Lázaro

03/01/2018 - 09:20

Se veía venir que en poco tiempo Microsoft dejaría de vender Kinect. Fue el pasado mes de octubre cuando se conocía que la compañía de Redmond (Washington) dejaba de producir este dispositivo alegando que los resultados obtenidos no eran suficientes después de haber vendido alrededor de 35 millones de Kinect en todo el mundo desde 2010.

A partir de ahora, los usuarios no podrán adquirir tampoco un accesorio USB de Kinect que se conecta con la Xbox One S, Xbox One y Windows PC, entre otros dispositivos y sirve para detectar el movimiento y la voz gracias a estar equipado con cámaras de alta tecnología y micrófonos. Está equipado con una cámara RGB, un sensor de profundidad, un micrófono de matrices múltiples y un procesador personalizado, un hardware que le permite capturar los movimientos corporales en 3D, así como ofrecer funciones de reconocimiento facial y reconocimiento de voz.

¿A qué se debe la muerte de Kinect? Esta decisión tomada por Microsoft responde a tres razones principales: en primer lugar, los usuarios que quieran / necesiten este conector ya lo tienen; en segundo lugar, las actuales y últimas versiones de las consolas Xbox One S y Xbox One X directamente no lo necesitan; y por tercero y último, prefieren centrarse en nuevos accesorios para juegos, un nuevo objetivo tras las demandas de los fans.

Consigue la Xbox One S al mejor precio en Amazon

Por lo tanto que Microsoft deje de vender Kinect no debería afectar a los gamers, al ser un paso natural más en su nueva hoja de ruta. Cabe recordar que este USB fue relanzado de forma gratuita junto con la Xbox One S - que llegó al mercado en noviembre de 2016-, una oferta que estuvo vigente durante ocho meses. Si en ese momento no pudiste conseguirlo, desde abril de 2017 hasta hace escasas semanas se ha estado vendiendo en las tiendas oficiales a un precio de 40 dólares. Si aún así quieres comprar Kinect tendrás que rascarte el bolsillo, puesto que sí es posible conseguirlo en tiendas externas a Microsoft como Amazon por el módico precio de 300 dólares, 7.5 veces el costo original.

Xbox One vs Xbox One S: ¿En qué se diferencian?

Eso sí, antes de desembolsar tan elevada cantidad piensa si realmente lo necesitas. Bien es cierto que sin este adaptador no es posible jugar a los títulos de Xbox One que requieran este sensor. No obstante, es igual de cierto que Microsoft ha ido relanzando alguno de ellos sin el Kinect, como Disneyland Adventures, Rush: A Disney-Pixar Adventure y Zoo Tycoon.

Sobre si volverá a ponerse a la venta el adaptador Kinect de Xbox en algún momento de nuevo, un portavoz de Microsoft ha sentenciado a Polygon que "ya no estará disponible". Un final esperado, puesto que este soporte dejó de ser necesario en 2016 cuando se lanzó la Xbox One S sin el puerto necesario para conectar este USB directamente a la consola.

[Fuente: Polygon]

Ver ahora:

Sobre el autor

María Lázaro

Redactora

Licenciada en Periodismo y Comunicación Audiovisual, me apasiona la tecnología y el mundo digital. Siempre aprendiendo.

Te recomendamos