Skip to main content

Las consecuencias del bloqueo de Huawei para el mercado mundial

huawei

24/05/2019 - 13:56

Una semana después de comenzar el conflicto observamos que está lejos de calmarse. La guerra comercial va más allá de Google y Huawei, afecta a las economías de los países y al desarrollo tecnológico a nivel mundial. En este artículo ofrecemos algo de contexto económico para entender mejor qué puede ocurrir.

Una guerra comercial tiene más consecuencias de las que afectan directamente a los usuarios. Más allá de que los clientes puedan utilizar Android en sus Huawei o de qué ocurrirá con los teléfonos comprados, existen factores que influyen en la economía y los mercados y pueden afectar a toda la ciudadanía.

Estos días hemos analizado las consecuencias que tiene para el usuario el bloqueo de Trump a Huawei, así como los movimientos de Apple para salir de China o el historial de Trump en contra de los fabricantes chinos. El resumen es que la guerra comercial abierta pone en riesgo la economía global.

Para entender esto hay que salirse desde la perspectiva nacional y no pensar que Huawei solo es una marca de móviles que ha crecido bastante en los últimos tiempos, es mucho más.

Si tienes un Huawei, estas son las claves para entender si te afecta la polémica de Google

Huawei, un gigante que no deja(ba) de crecer

Huawei es la segunda empresa que más móviles vende después de Samsung. Durante el año pasado superó en ventas a Apple gracias al enorme crecimiento que tuvo fuera de China. Pero se da una situación muy particular, ya que apenas vende en Estados Unidos.

Pero eso fue el año pasado, durante el primer trimestre de 2019 las ventas de Huawei aumentaron y fue la única de las tres primeras empresas de móviles que subió en ventas. Mientras que Apple las redujo en un 30% respecto al mismo periodo del año pasado, Huawei las aumentó un 50%.

En resumen, Huawei iba camino de ser la marca más vendida del mundo sin tener apenas influencia en Estados Unidos. Por primera vez, a nivel global una empresa no norteamericana podía ser la que más móviles vendiese, con el poder simbólico que además puede tener eso.

Huawei “da las gracias a Apple” por dejarles dominar el mercado

No solo de móviles vive Huawei

5G

Huawei crece en múltiples direcciones. En tecnología 5G es la empresa que hasta hace una semana se situaba en cabeza en proyección y competitividad. Gracias a la incorporación de chips estadounidenses, su capacidad de innovación y su gran infraestructura, se había situado como la empresa puntera en el área. Mientras, por ejemplo, teníamos noticias como que Intel abandona el negocio de 5G para móviles.

Esto significaría que gran parte de la transmisión de datos a nivel mundial pasaría por sus equipos y, según la opinión de Trump, por el gobierno chino. Estados Unidos no distingue entre Huawei y el gobierno de Xi Jinping.

¿Qué ventajas traerán los móviles 5G? Esto es lo que podemos esperar de ellos

Las diferencias entre poder económico y poder mundial son mínimas y Estados Unidos ha sabido manejar su hegemonía durante el último siglo. Pero ¿está preparado para perder su posición?

Frenar las tecnológicas es frenar a China

Huawei, Tencent, Alibaba, Baidu, Xiaomi.. Todas estas empresas son un símbolo de la China del siglo XXI y la mayoría de ellas están en plena expansión mundial más allá de los países adyacentes. A nivel de influencia política y de beneficio económico, China se ve representada en ellas y le sirven también como motor del cambio del modelo de producción nacional.

Al bloqueo hay que sumar la salida de las empresas que trabajan en tecnología para el mercado estadounidense. Los fabricantes de Apple se están yendo a la India e Indonesia y, en caso de que se recrudezca la guerra comercial, es posible que veamos una salida masiva de empresas e ingresos. ¿Hasta qué punto puede desestabilizar esta desbandada la economía del país?

Si tiembla China, tiembla el mundo

En Business Insider podemos leer que China es el principal tenedor de deuda de Estados Unidos con más de 1,2 billones de dólares. Este detalle es otra muestra de que ya no estamos en los tiempos de la Guerra fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética, ahora las economías están interconectadas y una gran venta de deuda estadounidense podría debilitar al dólar y a una economía está lejos de transmitir la confianza y fortaleza de décadas pasadas.

Quizá pueda ser su sostén que a China le sería complicado encontrar quién compre toda la deuda que posee y además podría perjudicarle en las transacciones internacionales. Pero profundizar en ese aspecto sería entrar en una abstracción en la que es complicado encontrar certezas.

Huawei podría lanzar su alternativa a Android en otoño, será un 60% más rápido

Más allá de la posibilidad de desestabilizarse mutuamente, la polarización puede suponer también un aumento del nacionalismo y proteccionismo económico que se preocuparía más de sostener la economía nacional que de la inversión exterior que ayuda a terceros países.

A pesar de las noticias que tenemos cada día, el pensamiento general es que en algún momento esta guerra comercial se detendrá, pero en verdad nadie sabe qué puede ocurrir si se agrava la crisis y hasta qué punto pueden tensar la cuerda ambos países sin poner en riesgo sus bolsas.

Ver ahora: