Skip to main content

7 productos que jamás hubieras pensado que gigantes tecnológicos algún día llegaron a vender

microsoft

Depositphotos

12/07/2020 - 07:10

Los gigantes tecnológicos nos tienen acostumbrados a crear productos de un tipo concreto, o dentro de ciertas gamas de productos. Pero muchas de las grandes marcas de tecnología también han puesto a la venta productos bastante fuera de lo común respecto a lo que nos tienen habituados.

Las grandes empresas de tecnología trabajan año tras año para innovar en el mercado y ofrecer una amplia gama de productos que permita cubrir un gran número de necesidades para todos los usuarios. 

Por supuesto, esto implica que la mayoría de empresas tienen productos muy diferentes. Las hay muy especializadas en un tipo concreto de dispositivos, como por ejemplo las que se dedican sobre todo a fabricar smartphones. 

Pero esas compañías también suelen crear otros productos, como periféricos para sus terminales, o accesorios en general que no tienen relación directa con el mercado de los smartphones.

Por otra parte, ha grandes empresas tecnológicas que en vez de centrarse en un tipo concreto de productos, o en una gama de productos relacionados, han optado por diversificar lo máximo posible

Gracias a ello es relativamente fácil encontrar compañías de este tipo que lanzan al mercado productos muy variados: desde electrodomésticos y otros aparatos para el hogar, hasta portátiles tablets o auriculares. 

Índice de contenidos

  1. Los mensáfonos de Motorola
  2. DVDs por correo de Netflix
  3. Tanques militares made in Samsung
  4. Smartphones marca Amazon
  5. Muñecos de Teletubbies hechos por Microsoft
  6. Sónar en miniatura fabricado por Bandai y Nintendo
  7. La videoconsola hecha por Apple

Pero en ocasiones, los gigantes tecnológicos toman decisiones cuestionables, o al menos suficientemente extrañas como para que nos preguntemos a quién se le ha ocurrido lanzar al mercado un producto de cierto tipo o con unas características concretas. 

Y es que, en las últimas décadas, muchas de estas compañías han puesto a la venta algunos objetos bastante curiosos. No solo por tener una apariencia extraña, sino porque directamente no es el tipo de producto que esperarías de estas marcas.

Hay muchos de estos productos que apenas duraron unos meses en el mercado, o que solo se vendieron en un país. Y consecuentemente, la mayoría han caído en el olvido. Así que vamos a hacer un repaso a algunas de estas rarezas que se han vendido en las últimas décadas. 
 

Los mensáfonos de Motorola

Actualmente estamos acostumbrados a llevar nuestro smartphone a todas partes. Nos permite estar conectados en todo momento, y gracias a la tecnología actual, es prácticamente como llevar un ordenador en nuestra mano

Pero los smartphones no llevan ni dos décadas con nosotros. Y los teléfonos móviles comunes, que disponían de funciones principalmente limitadas a llamar y enviar mensajes, tampoco son mucho más antiguos: los primeros aparecieron en los años 80.

Pero los primeros móviles eran muy caros, además de enormes. Algunas empresas decidieron buscar alternativas que fueran más prácticas y asequibles para el público general. Y en base a ello, Motorola puso a la venta el primer mensáfono

Si oyes la palabra mensáfono, dependiendo de tu edad quizá no te diga nada ni sepas a lo que nos estamos refiriendo. Pero si nos referimos a los mensáfonos como dispositivo buscapersonas, o directamente “busca”, es probable que te resulte bastante más familiar. 

Busca de Motorola
Enzgil -

Wikimedia

Los buscas eran unos aparatos que cabían en la palma de la mano y servían principalmente para enviar mensajes breves. Fueron extremadamente populares en los 90, y Motorola fue la empresa líder en la fabricación de estos dispositivos.

Por supuesto, en cuanto los teléfonos móviles empezaron a ser más comunes y a venderse por precios más razonables, los buscas perdieron popularidad. Pero durante toda una década fue el dispositivo de comunicación preferido por muchos
 

DVDs por correo de Netflix

Muchos crecimos en la época en la que los videoclubs estaban por todas partes. Alquilábamos películas y juegos, y eventualmente DVDs, para poder pasar tardes y fines de semana entretenidos. 

Pero poco a poco, los videoclubs empezaron a desaparecer gracias al aumento del uso de internet para el consumo de ocio. Y cuando aparecieron las plataformas de streaming a nivel global, los videoclubs quedaron obsoletos por completo. 

No obstante, algunas plataformas de streaming tienen un vínculo importante con los videoclubs y su modelo de negocio, y les deben a estos el haber triunfado en diferentes países y haber logrado beneficios millonarios. 

Este es el caso de la de sobra conocida Netflix, una plataforma de streaming que ha llegado prácticamente a todo el mundo y se ha convertido además en productora de series, películas y documentales de éxito. 

Antes de que Netflix tuviera una plataforma web y numerosas apps para que los usuarios pudieran ver contenido online, la compañía se dedicaba a un negocio bastante diferente: eran básicamente un servicio de suscripción que enviaba DVDs a sus clientes por correo

Es bastante curioso pensar en Netflix enviando cartas a casa de alguien con DVDs dentro, pero esto permitió que la compañía lograra suficiente éxito como para crecer en el mercado. Y de hecho, durante un tiempo descartaron la posibilidad de abrir una plataforma online por creer que no les generaría suficiente beneficio
 

Tanques militares made in Samsung

Si hay una empresa que sabe lo que es dedicarse a negocios radicalmente diferentes incluso en el campo de la tecnología, esa es sin duda alguna la compañía surcoreana Samsung. 

Samsung vende prácticamente de todo lo que puedas imaginar: smartphones, auriculares, televisores, neveras, alarmas, dispositivos inteligentes para el hogar… Parece que nada es demasiado complejo para ellos. 

Pero como comentábamos hace unos días en este artículo sobre la historia de la empresa, Samsung tienen una variedad de productos bastante más amplia de lo que solemos ser conscientes. La empresa tiene subsidiarias dedicadas, por ejemplo, a los seguros y a los productos de alimentación. 

Y algunas de sus subsidiarias están dedicadas a la fabricación de material naval y militar. No es extraño que esa información no sea muy conocida, ya que generalmente limitan esos negocios a acuerdos con el gobierno de Corea del Sur

Sea o no algo conocido, Samsung, a través de su filial Samsung Techwin, ha fabricado tanques y otro material armamentístico en las últimas décadas. Entre ellos destacan los tanques K-9 Thunder, uno de los principales tanques que usa el cuerpo de artillería del ejército de Corea del Sur. 
 

Smartphones marca Amazon

Amazon se ha establecido como una de las empresas líder en el campo de las ventas online, tanto respecto a las que gestionan ellos mismos, como a las que llevan a cabo vendedores secundarios a través de su plataforma. 

Muchos nos hemos habituado a depender de Amazon para comprar algunos productos concretos. Y considerando que tienen prácticamente de todo, no es raro que algunas personas compren más a través de esa web que en tiendas físicas. 

Pero como ya sabrás, Amazon no actúa solo como una web de ventas: también tiene servicios propios, como Amazon Prime Video, o incluso varias gamas de productos de tecnología

Amazon Prime Video

Prueba gratis Amazon Prime Video

Ya puedes probar gratis durante un mes y sin compromiso de permanencia Amazon Prime Video. En esta plataforma puedes ver series como American Gods, Hanna y Jack Ryan, además de cientos de películas en exclusiva.

Algunos de los más conocidos son los libros electrónicos Kindle, y por supuesto la amplia gama de dispositivos Fire. Dentro de esta última, es probable que conozcas las tablets Fire, o incluso el Fire TV Stick.

No obstante, hay un dispositivo Fire del que muy poca gente ha oído hablar, y que prácticamente todo el mundo ha olvidado: el Fire Phone, el primer y hasta ahora único intento de Amazon de fabricar un smartphone

Y francamente, no es un proyecto que a Amazon le saliera especialmente bien. Por alguna razón, decidieron incluir en el teléfono tecnología 3D similar a la de las consolas Nintendo 3DS, pero en la práctica, esa función solo se usaba en los gráficos de la pantalla de bloqueo. 

Además, el dispositivo estaba repleto de problemas. La cámara no funcionaba bien, el sistema operativo era confuso y daba errores, y además el smartphone se vendía con un contrato exclusivo con una compañía de telefonía americana. 

A esto hay que sumarle el hecho de que el Fire Phone traía de serie un motor de reconocimiento de objetos destinado a incentivar compras a través de Amazon. Daba la sensación de que el smartphone estuviera más hecho para mostrar publicidad que para cualquier otra cosa

No es de extrañar por tanto que este dispositivo durase apenas un año en el mercado, y le generase unas pérdidas considerables a Amazon. 
 

Muñecos de Teletubbies hechos por Microsoft

Cuando pensamos en Microsoft, asociamos a esta empresa principalmente con ordenadores, sistemas operativos, software en general, y puede que incluso con smartphones. 

A rasgos generales, es a lo que se ha dedicado Microsoft a lo largo de su historia. Pero como pasa con tantas otras empresas, en más de una ocasión han diversificado

Y esto les ha llevado a fabricar productos bastante curiosos, como por ejemplo, juguetes interactivos para niños. En los años 90 Microsoft creó unos muñecos llamados ActiMates, que podían hablar, cantar, bailar y jugar a varios juegos. 

Muñecos AniMates de Microsoft

Microsoft

No eran simples peluches de apariencia animal; Microsoft colaboró con varias productoras de televisión en la fabricación de los ActiMates para fabricar muñecos con la apariencia de populares personajes de series infantiles

Gracias a ello llegaron al mercado ActiMates de los Teletubbies, del dinosaurio morado Barney, y de Arthur, personaje protagonista de la serie de dibujos del mismo nombre. Y dependiendo del muñeco, incluían unas funciones u otras. 

Por ejemplo, el ActiMate de Barney tenía mecanismos robóticos dentro que le permitían moverse y bailar, y los ActiMates de los Teletubbies tenían una pequeña pantalla en la tripa que mostraba imágenes y reproducía música. 

Además, algunos ActiMates tenían accesorios que les permitían conectarse a ordenadores e interactuar con la web de la serie de la que procedía el personaje, o conectarse a la televisión y reaccionar cuando la serie se estuviera emitiendo. 
 

Sónar en miniatura fabricado por Bandai y Nintendo

Namco Bandai es una de las empresas de videojuegos japonesas más conocidas, especialmente por producir videojuegos basados en diferentes mangas y series de animación del país nipón. 

No obstante, antes de que Namco Bandai fuera una empresa única, Namco y Bandai eran compañías diferentes, que compartían ciertos mercados pero en general se dedicaban a fabricar productos distintos. 

En el caso de Bandai, sus labores se centraban en fabricar juguetes, juegos y figuras de personajes populares. Y de vez en cuando, también desarrollaban algunos gadgets bastante peculiares

Esto les llevó a una colaboración con Nintendo para fabricar un sónar de pesca para la Game Boy original llamado Game Boy Pocket Sonar. Sí, has leído bien, un sónar para la Game Boy. 

Game Boy Pocket Sonar

Bandai

El aparato en cuestión se conectaba a la Game Boy y podía usarse para localizar peces en zonas no demasiado profundas. Una vez que el sónar detectaba algo, mostraba los datos de posición en la pantalla de la consola. 

El producto es raro de por sí, pero quizá lo más extraño es que pareciera un periférico lógico para una consola de videojuegos. A fin de cuentas, solo los pescadores aficionados tendrían un mínimo interés en comprar algo así.

Probablemente por esto, el Game Boy Pocket Sonar llegó al mercado acompañado de unos cuantos minijuegos de pesca. Con ello, por lo menos el dispositivo tendría un mínimo atractivo para el resto de jugadores. 
 

La videoconsola hecha por Apple

Cuando se trata de aparatos electrónicos, Apple ha hecho casi de todo, y los videojuegos no son una excepción. En los años 90, la compañía de la manzana decidió que era hora de meter cabeza en la industria del videojuego, y esto les llevó a desarrollar un proyecto que poca gente conoce. 

Se trata de la Apple Pippin, un aparato que en realidad era una mezcla de videoconsola y ordenador. Gran parte de sus componentes procedían de equipos de Apple, y utilizaba el sistema operativo Mac de la época. 

Apple Pippin
Evan Amos -

Wikimedia

En teoría, la creación de esta consola era una buena idea. Podías usarla para jugar a juegos que tuvieras en CD, siempre y cuando fueran aptos para el sistema operativo de Apple

Y técnicamente, podía funcionar como ordenador; aparte de conectarse a la televisión disponía de conexión a internet y de ciertas funciones presentes en los ordenadores comunes de Apple. 

El problema es que eso la hacía cara. Extremadamente cara. En torno a 600$, que si es una exageración a día de hoy, lo era muchísimo más en esa época. La promocionaron sobre todo como una consola, en vez de como un ordenador, y quizá esa fue la razón de que vendiera tan poco. 

Y es que en un mercado ya dominado por consolas muy exitosas y mucho más baratas, como la Nintendo 64 y la primera PlayStation, la Pippin de Apple no tuvo oportunidad ninguna de triunfar. La falta de juegos no ayudó, pero solo el precio debió de ser motivo suficiente.