Skip to main content

Por qué un solo 1º C más de temperatura en el planeta podría sembrar el caos

Incendio forestal fuego

Getty

13/06/2020 - 06:05

Cuando se habla de cambio climático, a menudo se mencionan variaciones de temperatura de apenas 1ºC o 2ºC. Y puede que no parezca mucho, pero la realidad es que esa mínima diferencia tendrá consecuencias catastróficas en todo el planeta.

Cuando se habla de cambio climático, uno de los puntos clave de toda discusión es la subida de temperaturas globales. Los cambios de temperatura en el planeta pueden afectar gravemente a todo tipo de ecosistemas y entornos. 

Es básicamente el factor desencadenante de muchos problemas climáticos a nivel global. Y por tanto, es una de las principales preocupaciones. Por ello, en todos los acuerdos relacionados con el cambio climático se establecen unos máximos aceptables de aumento de temperatura

Uno de los acuerdos más importantes, y con mayor apoyo internacional, es el Acuerdo de París. En él se establecen, entre otras cosas, unos objetivos que todos los países participantes deben cumplir

La reducción de emisión de gases de efecto invernadero, la inversión en energías renovables, y la toma de medidas para paliar los efectos del cambio climático son puntos clave en este acuerdo. 

Pero en el Acuerdo de París también se establece que el objetivo de todos los países participantes es limitar la subida de temperaturas globales a 1,5ºC. Ese límite no evitaría totalmente el cambio climático, pero paliaría muchas de sus consecuencias. 

Quizá parezca una cifra algo al azar, o un cambio de temperatura irrelevante. Pero ese simple grado y medio de diferencia es de hecho suficiente para que en muchas regiones del planeta haya problemas graves para la población

Índice de contenidos

  1. Entendiendo la variación de temperaturas
  2. Climas mucho más extremos
  3. El peligro global del deshielo
  4. Ecosistemas en riesgo

De hecho, con solo medio grado más, la supervivencia de muchas especies animales, y la vida tal y como la conocemos ahora, serían completamente imposibles. Medio grado de temperatura es un cambio grave en cualquier ecosistema. 

Por ello, este límite establecido por el acuerdo de París tiene mucha lógica. Hay numerosas razones para apoyarlo, pero la mejor forma de entenderlo es valorar qué cambios se producirían en el planeta si la temperatura subiera más allá de eso.