Skip to main content

Cómo acelerar Windows 10 con estos trucos

Cómo acelerar Windows 10 con estos trucos

08/09/2015 - 09:02 | Actualizado 15/09/2021 - 10:48

Si Windows 10 te va más lento que antes y quieres que vuelva a ir veloz, podemos aconsejarte que realices una serie de trucos que te pueden servir para recuperar la velocidad perdida en tu sistema operativo.

Lo cierto es que Windows 10 no es un sistema operativo que sea muy lento, pero si se puede dar el caso de que con el paso del tiempo haya perdido velocidad y, si eres de los desafortunados que no pueden actualizar a la versión 11, pues tendrás que seguir lidiando con el 10 durante el tiempo de vida de tu ordenador.

Una razón de peso para intentar que el sistema sea lo más veloz posible, ya que no es nada cómodo tener un Windows 10 que no consigue comportarse como antes lo hacía.

Vamos a mostrarte algunos trucos y consejos para acelerar el rendimiento de Windows 10. Tu ordenador arrancará más rápido, cargará los programas en menos tiempo y funcionará un poco mejor. No esperes milagros, especialmente en un PC antiguo, pero nada se pierde por probar.

Trucos básicos

Algunos usuarios se quejan de que su Windows 10 tarda mucho en arrancar, los programas se ejecutan con lentitud o las webs no funcionan con soltura.

Vamos a mostrarte cómo puedes intentar solucionarlo con ciertos trucos que podemos considerar como básicos. Estos son los primeros que todos debemos realizar, por ser los más simples y con los que podremos solucionar algunos fallos del sistema.

Windows 10

Antivirus o virus

Antes de cambiar cualquier cosa de la configuración, hay que asegurarse de que la ralentización del equipo no la provoca un virus o troyano. Pasa un antivirus y un software antimalware como Malwarebytes Antimalware para eliminar esta posibilidad.

También debemos valorar la posibilidad que sea el propio antivirus el que esté ralentizando las operaciones del sistema como puede ser el arranque. Tal vez tengamos un software de protección que es demasiado exigente con el sistema, algo que puede ocurrir si tu ordenador no es muy potente.

Driver defectuoso

Se sabe que algunos drivers pueden ser los causantes del problema de velocidad de Windows 10, ya que puede ocurrir que estén desactualizados o defectuosos, por lo que es mucho más que conveniente tenerlos al día.

Si quieres actualizar tus drivers, lo mejor es ir a la web del fabricante del hardware de tu ordenador y descargar la última versión de ellos, bien directamente o por medio de algún tipo de programa de instalación.

Actualización de Windows

Debemos comprobar si podemos actualizar el sistema operativo, ya que puede ser que Microsoft haya detectado el fallo por el que todo va más lento y con la nueva actualización que tenemos a nuestra disposición todo se solucione.

Por eso mismo es tan importante tener nuestro sistema siempre actualizado a la última versión que hayan creado los ingenieros de Redmond.

Realiza una limpieza del disco duro

A través del uso, Windows 10 acumula ficheros de instalación, carpetas caché, archivos temporales, entradas huérfanas en el registro y otro contenido basura que no sirve para nada y ralentiza el rendimiento. 

Realiza una limpieza del sistema con un programa como CCleaner Free o equivalente. Asegúrate de que limpias no solo el sistema de archivos, sino también el registro.

Desinstalar programas que no uses

Debes desinstalar programas que no estés usando, ya que ocupan un espacio valioso de memoria que no se podrá utilizar para otra cosa puesto que esta ese programa o juego que ya no te interesa.

Lao mejor es borrar todo aquello que no vamos a utilizar e incluso eliminar aquellos programas que utilizamos cada mucho tiempo, ya que cuando lo necesitemos lo instalamos y listo.

Reinicia a menudo

Si tienes 4 o 6 GB memoria RAM, se llenará rápidamente y Windows usará el disco duro en su lugar, más lento, reduciendo el rendimiento. Muchos programas cuando se cierran no desaparecen por completo de la memoria. 

Por eso es conveniente que reinicies el ordenador a menudo (especialmente tras cerrar un programa potente o un juego) para liberar toda la memoria y mejorar el rendimiento.

Aligerar la carga de Inicio en memoria

Una vez que las soluciones más básicas no han funcionado, podemos optar por otro tipo de opciones donde tendremos que realizar varios pasos para conseguir el resultado deseado.

Veamos cómo podemos hacer que se carguen menos aplicaciones al iniciar Windows, ya que puede ser una buena manera de hacer que el sistema vaya más veloz. 

Los pasos son los siguientes:

  • En la barra de tareas escribimos Administrador de Tareas y accedemos a él.
  • Accede a la pestaña Inicio para ver los programas que se ponen en marcha automáticamente cuando arranca Windows 10
  • En la columna Impacto de Inicio, buscamos los programas marcados como Alto o Medio. Esto significa que tardan en ponerse en marcha y ralentizan el arranque.
  • Aquellos que no uses a menudo, puedes desactivarlos. No necesitas que arranquen cada vez que se pone en marcha el ordenador.
  • Para desactivarlos, pincha con el botón derecho en la palabra Habilitado de la columna Estado, y selecciona Deshabilitar. No te preocupes, cuando los necesites funcionarán sin problemas.
Cómo acelerar Windows 10 con estos trucos

Ten en cuenta que algunos programas con el valor Alto necesitan arrancar al inicio, por ejemplo, el controlador de las tarjetas gráfico y de sonido. Desactiva solo aquello que conozcas o que no uses a menudo. 

Si algo va mal, simplemente tienes que volver aquí y seleccionar la opción Habilitar.

Modo de Arranque Rápido oculto

Windows 10 dispone de un modo de arranque rápido que, en algunas configuraciones, está desactivado, por lo que sería conveniente tenerlo en marcha. 

Si quieres activarlo solamente debes realizar estos pasos:

  • En la barra de tareas escribimos Configuración de Energía y suspensión e inmediatamente, en el desplegable que sale, pulsamos sobre esta opción.
  • Ahora debemos bajar hasta encontrar Opciones de configuración relacionadas y pulsar en Configuración adicional de energía.
  • En la columna izquierda selecciona Elegir el comportamiento de los botones de inicio/apagado.
  • Pulsa en Cambiar la configuración actualmente no disponible. Aparecerán nuevas opciones en la sección Configuración de apagado, en la parte inferior
  • Selecciona Activar el Arranque rápido, si está disponible. 
  • Deberás reiniciar el ordenador.
Inicio rápido Windows 10

Retrasa los servicios del sistema

Al ponerse en marcha, Windows 10 activa numerosos servicios del sistema. Docenas de funciones que necesita para controlar el ordenador. Alguna de ellas puede estar retrasando el arranque, así que vamos a explicarte cómo retrasar su puesta en marcha para que lo haga cuando Windows 10 ya está funcionando, así no tendrás que esperar.

Ten en cuenta que esta opción es solo para usuarios avanzados. No cambies nada si no sabes lo que haces porque podrías alterar el correcto funcionamiento de Windows 10.

  • Pulsa la tecla Windows + R y en la ventana que sale escribe services.msc
  • Se abrirá una pantalla con todos los servicios locales de Windows 10. Examínalos y lee la Descripción para saber lo que hace cada uno
  • Si sospechas que alguno está ralentizando el arranque selecciónalo, pincha con el botón derecho en el campo de la columna Tipo de Inicio, y entra en Propiedades
  • En la sección Tipo de Inicio, elige Automático (Inicio Retrasado).
Solucionar ralentización Windows 10

Cuando hayas terminado de hacer los cambios, reinicia el ordenador para que surtan efecto.

De esta manera hacemos que aquello que ralentiza el PC ya no sea una molestia, aunque te repetimos que debes estar muy seguro de lo que haces en esta sección. si no es así mejor no realices ningún cambio.

Deja que Windows te eche una mano

El sistema operativo dispone de un asistente que realiza chequeos del sistema y detecta problemas de rendimiento. Puedes probar a ver si encuentra alguna anomalía.

La manera de hacerlo es la siguiente:

  • Escribe en la barra de tareas Panel de Control y entra dentro.
  • Pulsa en Solución de Problemas. Si no lo encuentras te aconsejamos que pulses en la parte derecha en Ver por y selecciones Iconos pequeños.
  • En la parte superior derecha verás una zona donde puedes escribir tu problema y buscarlo en esta parte de Windows. 
  • Elige en función de lo que te ocurra o prueba todas. Ve realizando los diferentes chequeos que te sugiere.
Solucionador de Windows 10

Ajusta la Memoria Virtual

Si notas que Windows 10 se ralentiza uno o dos segundos cuando abres ventanas o accedes a los menús de las apps, quizá tengas un problema con la caché del disco duro. 

Haz lo siguiente:

  • Vete a la Configuración pulsando la tecla Windows + I
  • Entra en Sistema y después, en el menú de la izquierda, pulsa en Acerca de.
  • Ahora dentro de Opciones de configuración relacionadas (debes bajar para verlo) entras en Configuración avanzada del sistema
  • En este momento deberías estar en la pestaña Opciones avanzadas.
  • Dentro en el menú Rendimiento debes pulsar en Configuración.
  • Ahora debemos ir a la pestaña Opciones avanzadas.
  • Entramos dentro del menú Memoria Virtual para pulsar en Cambiar.
  • Desmarca la casilla Administrar automáticamente el tamaño del archivo.
  • Selecciona el disco duro y la partición en donde tengas instalado Windows 10 y marca la opción tamaño personalizado. 
  • En tamaño inicial pon 1.5 veces la cantidad de memoria RAM que tengas, en MB. En tamaño máximo, pon 3 veces la memoria RAM. Por ejemplo, en un ordenador con 4 GB de RAM por un tamaño inicial de 4x1.5 = 6 GB = 6000 MB, y como tamaño máximo 4x3 = 12 GB = 12.000 MB.
Memoria virtual en Windows 10

Este método es más adecuado si tienes 4 o 6 GB de RAM. Si tienes 8 GB o más, la memoria virtual se usa menos y por lo tanto esto no te va a hacer demasiada falta.

Pero para ordenadores con poca memoria puede ser gran ayuda y por eso es algo aconsejable.

Desfragmenta los discos

Con el paso del tiempo se instalan y desinstalan muchos programas, o copias y borras ficheros, y otras operaciones que dejan huecos en los discos duros y obligan a dispersar los archivos de un programa para encajarlos en dichos huecos, retrasando el arranque de la aplicación. 

Desfragmentar un disco consiste en mover los ficheros para colocar seguidos aquellos que están relacionados. Así se leerán más rápido.

Conviene desfragmentar al menos una vez al mes, pero sólo en discos duros y unidades externas tradicionales. Los discos sólidos SSD no necesitan desfragmentación.

  • En la barra de tareas escribe Desfragmentar y verás como sale Desfragmentar y optimizar, lugar donde debes pulsar.
  • Selecciona los discos, que no sean SSD, y pulsa en Optimizar.
Desgragmentar en Windows 10

Desactivar los efectos visuales

Podemos prescindir de los efectos que tiene Windows para animaciones, refinamiento de bordes y visualización de las sombras de las ventanas, entre otras cosas.

Esto nos va a permitir que en ordenadores que están justos en cuanto a capacidades, se puedan liberar estas animaciones de la memoria y utilizar lo que hayamos ganado en cosas más importantes.

  • Escribe Ajustar la apariencia y rendimiento de Windows en el cuadro de búsqueda de la barra de tareas.
  • En la ventana que se abre marcamos Ajustar para obtener el mejor rendimiento.
  • Con esto Windows priorizará el rendimiento sobre los efectos visuales de manera automática. 
  • Para terminar, solo queda pulsar en Aceptar.
Quitar efectos visuales en Windows

Con estos consejos para acelerar Windows 10 es muy probable que notes una mejora en el uso de tu PC. Son sencillos de aplicar, así que merece la pena intentarlo.

Si los has probado, cuéntanos cual ha sido el resultado en nuestras redes sociales. Esperamos que tu ordenador vaya ahora un poco mejor.

Y además