Skip to main content

Google Pixel Buds (2020), análisis y opinión

Google Pixel Buds 2020

Lo mejor

  • Son realmente cómodos
  • El software es su punto fuerte
  • Buena calidad en llamadas

Lo peor

  • No tienen cancelación de ruido
  • Muy dependientes del móvil
  • Volumen máximo algo bajo
Pixel Buds

Pixel Buds (2020)

Los auriculares inalámbricos de Google vienen cargados de funcionalidades del asistente, incluyendo control por voz. Aunque no tienen cancelación de ruido activa, disponen de un diseño que filtra el ruido exterior para garantizar la mejor calidad de audio.

20/07/2020 - 18:30

Probamos los nuevos auriculares inalámbricos de Google, Pixel Buds. Se trata de unos auriculares True Wireless aptos para cualquier móvil –sea o no un Google Pixel–, cargados de las mejores funcionalidades del asistente de Google en tu oído. Descubre nuestra opinión en este análisis a fondo.

Llevamos meses en los que raro es el fabricante que no ha lanzado todavía sus propios auriculares True Wireless. El concepto que introdujeron los AirPods de Apple está más de moda que nunca, la batalla que mantienen las marcas por hacerse un hueco en este mercado está dando pie a unas alternativas de lo más interesantes, hasta tal punto que esta vez es Google la que nos trae su propuesta en forma de los Pixel Buds (2020), unos auriculares inalámbricos que vienen cargados de funcionalidades inteligentes de su asistente.

Los Google Pixel Buds (2020) han aterrizado en el mercado con un precio de 199 euros. Prometen un sonido nítido gracias a sus altavoces de 12 milímetros, presentan un diseño cómodo y universal (han sido diseñados en base a la forma escaneada de miles de oídos diferentes), vienen con el asistente de Google por bandera con traducción en tiempo real y ofrecen resistencia al sudor, entre otras características. No pintan mal, ¿verdad?

Entrar a competir en un mercado tan cargado de alternativas (tan solo en el último año, desde ComputerHoy.com hemos analizado a fondo: AirPods Pro, Sony WF-1000XM3, realme Buds Air, Huawei FreeBuds 3... y podríamos seguir, la lista es casi infinita) es una decisión valiente. Pero cuando te llamas Google, te puedes permitir hacerlo sabiendo que además de ofrecer un buen hardware, vas a poder dar una experiencia de usuario con la que las demás marcas tan solo pueden soñar.

  Pixel Buds
Dimensiones de los auriculares 20,5 x 18,2 x 19,5 mm
Dimensiones de la caja 47 x 25 x 63 mm
Resistencia IPX4, resistencia al agua y al sudor
Colores disponibles Blanco
Conectividad Bluetooth 5.0
Audio Altavoz dinámico de 12 mm
Compatibilidad Android, iOS, tablets y portátiles con Bluetooth 4.0 o superior
Batería Auriculares: hasta 5 horas de reproducción de música y hasta 2,5 horas de conversación | Caja: hasta 24 horas de reproducción de música y hasta 12 horas de conversación
Precio 199 euros

Aunque son compatibles con cualquier dispositivo que se pueda emparejar por Bluetooth 4.0 o superior (móviles, tablets, portátiles, televisores, etcétera), lo cierto es que la mejor forma de sacarles todo el partido pasa por conectarlos con un móvil que funcione con Android 6.0 o superior. Los puedes utilizar con el ordenador portátil mientras trabajas, por supuesto, pero su magia empieza cuando los vinculas con tu teléfono Android.

En nuestro caso hemos llevado a cabo el análisis de los Pixel Buds a través de un Pixel 4 XL, pero el que tengas o no el teléfono de Google no supone diferencia alguna en tu experiencia de uso: si tienes un móvil Android, lo único que cambia en un Google Pixel es que la aplicación de los Buds viene instalada de serie, mientras que los demás usuarios la tienen que descargar manualmente desde la tienda de Google Play. Por lo demás, la experiencia que te vamos a relatar es idéntica en cualquier móvil Android con Android 6.0 o superior.

Índice de contenidos:

Un diseño muy Pixel: juveniles, bien pensados y con buenos acabados

Google Pixel Buds 2020

Google ha seguido una línea de diseño muy Pixel en sus nuevos Buds. Es un diseño muy juvenil, alejado de los acabados "señoriales" –en el sentido de que suelen ser mucho más discretos– de otros modelos de la competencia. El estuche transmite un tacto blando (aunque en realidad es totalmente rígido) que, en la unidad que nosotros hemos probado, se repartía entre un color blanco por fuera y negro por dentro.

 

Los auriculares tienen un diseño realmente peculiar. Google dice que los ha diseñado en base a los escáneres de miles de oídos diferentes, dando vida a unos auriculares que, más allá del formato in-ear que es de esperar en estos modelos, vienen acompañados de una sujeción elástica que ayuda a que encajen mejor dentro del oído.

Por otra parte, la propia Google te anima durante la configuración inicial a que pruebes cada uno de los tres tamaños de almohadillas que encontrarás dentro de la caja: S, M y L, tratándose de unos recambios de goma que puedes sustituir con un simple gesto. En las instrucciones llega a decir Google que "es posible que tengas que usar un tamaño diferente en cada oreja", cosa que al menos en nuestro caso no ocurrió: simplemente, decidimos usar las almohadillas que venían montadas de serie.

Lo cierto es que se sujetan muy bien en el oído, en ningún momento dan la sensación de que se vayan a caer si decides por ejemplo hacer ejercicio con ellos puestos. Incluso tras varias horas seguidas de uso, siguen resultando cómodos y no te obligan a tener que quitártelos para que el oído descanse.

El único problema que he visto en su diseño es que resulta difícil ponérselos o quitárselos sin pulsar accidentalmente la superficie táctil, con lo cual puede que pauses la música sin querer en caso de que tengas puesto un solo auricular y quieras insertar en el oído el otro. Los auriculares, por cierto, tienen sensor de distancia que activa y desactiva su funcionamiento dependiendo de si están insertados o no dentro del oído.

Auriculares Google Pixel Buds 2020

¡Ah! No olvidemos que los auriculares son resistentes al sudor a través de su certificado IPX4, lo cual quiere decir que no se pueden sumergir en el agua pero, al mismo tiempo, puedes tener la tranquilidad de que no sufrirán daños si los utilizas durante una sesión intensiva de ejercicio.

Estuche Google Pixel Buds 2020

El diseño del estuche es similar al de los AirPods de 1ª generación, con la diferencia de que la caja está mucho más redondeada tanto por arriba como por abajo. Tiene unas dimensiones de 47 milímetros de ancho por 25 milímetros de profundidad y 63 milímetros de alto, con lo cual caben sin problemas en el bolsillo. El estuche pesa 56,1 gramos sin los auriculares, y 66,7 gramos con ellos dentro.

El estuche se nota sólido, con una tapa cuyo mecanismo de apertura no transmite la sensación de que vaya a romperse con el paso del tiempo. El guardado de los auriculares dentro del estuche está también muy bien solucionado, de tal forma que durante los días que ha durado la prueba nosotros hemos sido capaces de guardar cada auricular en su sitio de noche sin necesidad de encender la luz en la habitación –el mecanismo imantado recoge muy bien cada pieza.

Google Pixel Buds 2020

La carga del estuche se realiza a través de un puerto USB de Tipo-C ubicado en la parte inferior del mismo. En la caja viene un cable USB de Tipo-C generosamente largo (cosa de agradecer), con lo cual tan solo necesitarás tener por casa un adaptador USB estándar para el enchufe.

Por último, hay dos indicadores LED en el estuche: uno en la parte exterior, que se enciende cuando abres la tapa o pones a cargar la batería, y otro ubicado en la parte interior del estuche que indica el estado de carga de los propios auriculares.

Configuración inicial: qué gusto da que sea tan fácil el emparejamiento

Emparejar los Pixel Buds con el móvil es un proceso que lleva, literalmente, cinco segundos: sacas el estuche de la caja, lo abres y a los pocos segundos, sin necesidad de hacer nada más, tu móvil ya estará detectando tus nuevos auriculares. Así fue nuestro proceso de vinculación con el Google Pixel 4 XL; en los demás móviles, lo único que deberás hacer como paso previo es bajarte la aplicación de Google Pixel Buds (y asegurarte de tener el Bluetooth conectado, claro).

Configuración inicial Pixel Buds

La aplicación de Google te mostrará instrucciones para que conozcas el funcionamiento de los auriculares, tanto en lo relativo al control del audio (gestos para pausar la música, cambiar de canción y demás) como en lo referente al asistente de Google, el cual se configura como último paso siempre y cuando cumplas el requisito de estar utilizando un móvil con una versión de Android igual o superior a Android 6.0.

Los gestos de control de los Buds de Google son muy sencillos:

  • Para subir o bajar el volumen, basta con deslizar el dedo hacia delante o hacia atrás sobre uno de los auriculares.
  • Para pasar de canción, hay que dar dos toques sobre uno de los auriculares. Para ir a una canción anterior, son tres toques.
  • Para activar el asistente de voz, se mantiene pulsado el auricular mientras se está hablando.
Google Pixel Buds 2020

Fácil y al alcance de todo el mundo. Una vez vinculados y conociendo ya su funcionamiento, es el momento de entrar en materia en el análisis.

Experiencia de sonido: buena calidad de audio

Google Pixel Buds 2020

Dentro de que el sonido no es una característica en la que Google haya puesto la mejor tecnología del mercado en estos auriculares, lo cierto es que la experiencia de audio que ofrecen está en la línea de lo que sería de esperar en este rango de precio. Se escuchan bien, pero no esperes un sonido que te deleite con los detalles de los graves en cada canción.

La música que se escucha a través de los Buds es bastante plana, no tiene especial profundidad ni en los graves ni en el sonido de la voz, con lo cual no es una experiencia que vaya a satisfacer a los verdaderos aficionados a la música. Además, aunque soportan el formato AAC, resulta que no tienen compatibilidad con aptX.

Pixel Buds 2020

He echado en falta algún nivel más de volumen máximo, especialmente cuando se trata de escuchar música en exteriores. Entiendo que Google ha decidido dejarlo así para no estropear lo que dan de sí los altavoces de 12 milímetros diseñados a medida para esta generación, pero si eres de los que acostumbra a escuchar la música alta quizás te interesen más unos auriculares cerrados o de diadema.

Pese a que no tienen cancelación de ruido, lo cierto es que el diseño de los auriculares (con esos tres puntos de apoyo) consigue aislarte muy bien del ruido exterior. No es tan certero eliminando ruidos como la tecnología de cancelación activa, pero incluso en ambientes ruidosos son muy pocos los sonidos que consiguen filtrarse a través de tu oído.

Es un muy buen manos libres para hablar por la calle

Dentro de la carencia de una tecnología de cancelación de ruido activa, los Pixel Buds ejercen muy bien su función de manos libres. Permiten mantener una conversación telefónica en una calle ruidosa sin que ese sonido de fondo dificulte ni la escucha de la otra persona ni la recepción de nuestra voz, con lo cual son un muy buen complemento para mantener llamadas en movilidad.

Cada auricular contiene un micrófono dual acompañado de un acelerómetro con detección de voz, además de una tecnología de conformación de haces que ayuda a filtrar el ruido de fondo a la hora de reconocer la voz.

Asistente de Google: muchos alardes para un software que depende tanto del móvil

Que nadie crea que los auriculares de Google traen el asistente integrado dentro en su totalidad: en realidad, lo único que hacen es funcionar a modo de puente entre el auricular y tu teléfono móvil. De ahí que, para sacarles el máximo partido, sea necesario vincularlos con un móvil Android 6.0 o superior que, además, ha de estar conectado a internet.

Tan solo de esa forma conseguirás acceder al Asistente de Google desde los Buds. El asistente es muy completo, permitiendo estar al tanto de todo lo que ocurre en el móvil (notificaciones entrantes, por ejemplo) sin necesidad de mirar la pantalla, así como también puedes enviar mensajes o realizar llamadas tan solo a través de tu voz.

De hecho, lo que hace tan especiales a estos Buds respecto al resto de alternativas es que el Asistente de Google está siempre escuchando: basta con que digas "Ok, Google" en cualquier momento para que los auriculares activen el asistente por voz.

Google Pixel Buds 2020

Lo que ocurre es que, a medida que lo pruebas a fondo, te llevas un jarro de agua fría con funcionalidades como, por ejemplo, la que Google anuncia a bombo y platillo en relación a la traducción en tiempo real: no es tan fácil como decir "Ok Google, traduce esta conversación de alemán a español", sino que cuando lo hagas el asistente te redirigirá a la aplicación de Traductor en tu móvil y ahí, manualmente, habrás de ir hasta el apartado correspondiente para traducir la conversación. Entonces, ¿qué sentido tienen los auriculares?

Eso por no hablar de lo confusos que resultan los comandos para activar el modo intérprete. En función de si consigues dictar el comando exacto necesario para utilizar el modo intérprete, lo que te ofrecerán los auriculares quizás sea simplemente la traducción de la frase "sé mi intérprete" a otro idioma, creyendo que estabas buscando una traducción de lo que acabas de decir.

Echo en falta que los Pixel Buds sean más un Google Nest y menos unos auriculares inalámbricos cualesquiera que simplemente se vinculan con el asistente de tu móvil. Quizás falten todavía un par de generaciones para que veamos eso, pero espero que algún día se haga realidad.

Pixel Buds 2020

Conectividad y batería: estables en conexión y aprobado en batería

Durante todo el tiempo que ha durado nuestra prueba, no hemos sufrido ni un solo problema de estabilidad en la conexión inalámbrica de los Pixel Buds. Una vez vinculados con el teléfono, en todo momento han respondido correctamente a nuestro uso: tienen alcance suficiente para que te alejes un par de metros del móvil y sigas escuchando sin interrupciones.

Por la parte de la batería, en nuestra prueba nos hemos movido por debajo de las cinco horas de reproducción de música que Google promete para los auriculares. El estuche ofrece en total hasta 24 horas de reproducción, incluyendo una carga rápida dentro del propio estuche que con tan solo diez minutos permite obtener hasta dos horas de autonomía en los auriculares.

Pixel Buds app: el control de los auriculares en tus manos

Pixel Buds App

La aplicación de los Google Pixel Buds, que viene instalada de fábrica en los móviles Pixel (en todos los demás, puede descargarse gratis desde Google Play), es el centro de control para todos los ajustes de los auriculares.

Además de indicar el nivel de batería, la aplicación te permite buscar los auriculares emitiendo un sonido, configurar los gestos, personalizar el Asistente de Google y activar o desactivar funciones como el Sonido Adaptable o la Detección de auricular (para apagarlo o encenderlo automáticamente cuando te lo retires del oído).

Por lo demás, habrá pocas ocasiones en las que realmente necesites hacer uso de la aplicación. Tu día a día se va a resumir en abrir el estuche de los Buds, ponerte los auriculares y empezar a escuchar música en tu aplicación en streaming favorita.

Conclusiones: una alternativa con mucho potencial por explorar

Google Pixel Buds 2020

Que los Google Pixel Buds no tengan cancelación de ruido es, con diferencia, su mayor lastre a la hora de hacerles un hueco en la disputada lista de auriculares tipo True Wireless que recomendaríamos comprar hoy en día. Cuestan 199 euros, y por ese precio ahora mismo puedes encontrar los excelentísimos Sony WF1000XM3 que incorporan cancelación de ruido activa y que, tal y como ya te contamos en su análisis, ofrecen una experiencia de sonido del más alto nivel.

Los Pixel Buds no se quedan cortos ni en diseño, ni en experiencia de uso ni tampoco en calidad de sonido. Lo cierto es que son unos muy buenos auriculares inalámbricos para el precio que tienen, pero a mí personalmente me ha sabido a poco la experiencia que ofrecen por la parte del software. Igual que cuando probé el Google Pixel 4 XL quedé encantado con el producto tan diferencial al que un año más Google había dado vida, con los Buds tengo la sensación de haber probado unos auriculares inalámbricos cualesquiera.

Puede que sea mucho pedir el que los auriculares no dependan tanto del móvil para el asistente por voz, pero sería un gran avance que en alguna de las siguientes generaciones Google pusiera el foco en esta característica. Ahí sí estaríamos hablando de la verdadera alternativa Android a los AirPods de Apple, incluso en términos de software se podrían posicionar un par de pasos por delante de los de Cupertino.

Los auriculares de Google entran por los ojos gracias a este diseño tan Pixel que presentan, con lo cual son una buena alternativa si estás en la búsqueda de un estuche que quepa bien en el bolsillo y que, además, tenga un buen acabado de producto. Pero si te has decidido por unos auriculares con cancelación de ruido, y eres un melómano que no se conforma con una calidad de sonido normalita, entonces será mejor que sigas buscando.

Pixel Buds

Pixel Buds (2020)

Los auriculares inalámbricos de Google vienen cargados de funcionalidades del asistente, incluyendo control por voz. Aunque no tienen cancelación de ruido activa, disponen de un diseño que filtra el ruido exterior para garantizar la mejor calidad de audio.