Logo Computerhoy.com

Adiós al tú a tú: WhatsApp está destruyendo la poca interacción que nos queda

Foto del redactor Carolina González ValenzuelaFoto del redactor Carolina González Valenzuela

Redactora de Tecnología

Adiós al tú a tú: Whatsapp está destruyendo la poca interacción que nos queda
Foto del redactor Carolina González ValenzuelaFoto del redactor Carolina González Valenzuela

Redactora de Tecnología

WhatsApp, la más que popular aplicación de mensajería instantánea, ha revolucionado la forma en que la gente joven y la sociedad en general se comunica, pero también plantea grandes desafíos en términos de interpretación errónea de mensajes y la disminución de las interacciones cara a cara.

En la era digital actual, WhatsApp se ha convertido en la aplicación de mensajería instantánea más popular y extendida entre la sociedad. Según Marketing4eCommerce, esta app posee ya más de 2.000 millones de usuarios activos en el mundo.

Esta plataforma revolucionaria ha transformado la forma de comunicarse, conectando a personas de diferentes zonas del mundo en tiempo real. Sin embargo, mientras WhatsApp y WhatsApp Web ha ganado la reputación de ser una estrella en el panorama de las aplicaciones de mensajería, también ha generado un cambio significativo en la forma en que las personas se relacionan.

La dependencia de esta app para comunicarse ha llevado a una disminución en las conversaciones en persona y en el contacto directo, sobre todo entre los jóvenes. 

La comodidad de enviar mensajes y comunicarse a través de una pantalla ha conducido a una reducción en la habilidad de comunicación verbal y no verbal, lo que ya está afectando negativamente las relaciones interpersonales y la capacidad de comprender y empatizar con los demás. A todo esto hay que sumar la adicción a los dispositivos móviles y al aislamiento social, aunque eso es otro tema

El efecto ChatGPT: las redes sociales también se beneficiarán de la inteligencia artificial

“Como con cualquier herramienta tecnológica, es importante encontrar un equilibrio saludable entre el uso de WhatsApp y la interacción personal directa para asegurar un desarrollo social adecuado y una comunicación efectiva”, explica para Computer Hoy Andrea Castrillo, Responsable en Innovación Digital y Redes Sociales.

Según el Departamento de Prevención de Adicciones del Instituto de Adicciones de Madrid Salud, un 21% de los adolescentes muestran una utilización de riesgo de la mensajería instantánea, un 14,5% un abuso y un 8% una dependencia. En resumen, un 43,5% de los adolescentes presentan una conducta problemática en el uso de WhatsApp. 

Distribución porcentual de los usuarios de Whatsapp en España en 2022, por de edad. Fuente: Statista.
Distribución porcentual de los usuarios de Whatsapp en España en 2022, por de edad. Fuente: Statista.

Desafíos en la comunicación por WhatsApp: malentendidos, sin habilidades sociales, falta de privacidad y desconfianza

Interpretar de forma errónea los mensajes

Una de las desventajas de la comunicación a través de WhatsApp es la tendencia a malinterpretar los mensajes. Debido a la falta de comunicación no verbal y tono de voz, los mensajes escritos pueden ser ambiguos y propensos a diferentes interpretaciones. La imaginación comienza a volar libra con un simple “Hola”.

“Puede llevar a confusiones, malentendidos e incluso conflictos entre las personas. La falta de contexto y la incapacidad de leer las emociones detrás de las palabras pueden dificultar la comprensión precisa de los mensajes, lo que puede resultar como mínimo en una discusión”, añade la experta entrevistada.

Telegram

Problemas reales de comunicación cara a cara

La dependencia de WhatsApp como principal medio de comunicación ha contribuido a la disminución de las habilidades de comunicación 'tú a tú'. “Los jóvenes encuentran grandes dificultades para expresar sus emociones, resolver conflictos o mantener conversaciones profundas y emotivas en persona”, añade Andrea Castrillo.

Esta comunicación virtual a través de mensajes puede generar también una falsa sensación de seguridad y control de las emociones, lo que resulta siendo falso en la realidad y dificulta la práctica de habilidades de comunicación entre dos personas efectivas en situaciones de la vida cotidiana. 

Un claro ejemplo es esa capacidad casi sobrenatural para discutir vía WhatsApp con determinadas personas y ser totalmente incapaz de expresarte con la misma soltura en persona.

¿Alguna vez has estado con una persona y le has dejado de prestar atención por estar con el WhatsApp? Fuente: Marta Celaya, Ane Chacón, Ainoa Chacón y Elisa Urrutia.
¿Alguna vez has estado con una persona y le has dejado de prestar atención por estar con el WhatsApp? Fuente: Marta Celaya, Ane Chacón, Ainoa Chacón y Elisa Urrutia.

El doble check azul o quitar el “visto por última vez”

Una característica distintiva de WhatsApp es el doble check azul, que indica que alguien ha leído tu mensaje. Esta función puede generar presión y expectativas de respuesta inmediata, lo que causa muchas veces ansiedad o estrés en las personas —sobre todo en adolescentes—.

Además, la opción de ocultar el “visto por última vez” puede generar desconfianza o dudas en las relaciones, ya que puede interpretarse como ocultar información o evitarla directamente, rompiendo por completo esa privacidad y respeto.

El efecto ChatGPT: las redes sociales también se beneficiarán de la inteligencia artificial

Estás en línea, pero no respondes sus mensajes

Otra situación común es cuando alguien está en línea pero no está conversando contigo o viceversa y esto se acrecienta cuando se trata de tu pareja, lo que puede generar inseguridades y desconfianza en una relación totalmente sana.

“La capacidad de ver cuándo alguien está en línea puede llevar a suposiciones o pensamientos ilógicamente negativos sobre por qué esa persona no está interactuando contigo. Es un control constante”, añade. 

Es innegable que WhatsApp se ha convertido en una aplicación vital para casi todo el mundo. Sus beneficios en muchas ocasiones superar a las desventajas antes mencionadas, pero ante todo se debe promover la comunicación en persona y honesta, fomentando un equilibrio saludable entre la comunicación virtual y las interacciones cara a cara.

Finalmente, en las relaciones de pareja, se debe establecer sobre todo cierta privacidad y confianza mediante un diálogo claro previo a esos mensajes o esas horas que tu pareja no te responde y que sobre todo se base en el respeto mutuo. 

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: iOS, WhatsApp