Logo Computerhoy.com

El núcleo de la Tierra comienza a girar en dirección contraria, y ya está afectándonos

Ciencia
El núcleo de la Tierra comienza a girar en dirección contraria, y ya está afectándonos

Conocemos muy poco del interior de nuestro planeta... y resulta que se están produciendo importantes cambios.

Según han descubierto varios investigadores de la Universidad de Pekín, en China, el núcleo de la Tierra se ha ido frenando en los últimos años, y podría haber cambiado de dirección. Un nuevo movimiento que influirá en el clima, el norte magnético, y en la duración de los días.

Sabemos muy poco del interior de la Tierra, porque apenas podemos arañar su superficie. Lo más profundo que hemos cavado fue hace más de 50 años, el Pozo Superprofundo de Kola, en Rusia, que apenas alcanza los 12 kilómetros de profundidad. La altísima presión colapsó el agujero y las herramientas. 12 Kilómetros frente a los 6.300 Kilómetros que hay hasta el núcleo de la Tierra.

Nuestro planeta tiene varias capas, que a su vez se dividen en capas más pequeñas: la corteza, que forma la superficie, el manto, el núcleo externo, y el núcleo interno:

Capas de la Tierra

Lo que nos interesa es el núcleo interno: una bola de hierro y níquel del tamaño de Plutón, unos 2.300 Kilómetros de diámetro, cuya temperatura supera a la de la superficie del Sol: más de 5.000 grados centígrados. Como para bajar ahí... Eso sí, el Sol tiene temperaturas más calientes en otras zonas, de hasta 15 millones de grados centígrados...

El núcleo interno es el responsable del magnetismo de la Tierra, y gracias a él existe la vida en nuestro planeta. Este magnetismo es el que desvía las peligrosas ondas radioactivas que llegan a la Tierra.

La clave está en los terremotos

No podemos bajar hasta el centro de la Tierra, pero sí podemos estudiar su interior con ayuda de... los terremotos, y los movimientos sísmicos. Los terremotos generan ondas que se transmiten hacia el interior de la Tierra, y viceversa, cambiando su longitud de onda según los materiales que atraviesan. Así se ha conseguido conocer la composición de las diferentes capas de la Tierra.

Esta larga introducción es imprescindible para conocer lo que está pasando. Los geofísicos Yi Yang y Xiaodong Song han estudiado los datos de los terremotos desde los años 60 del pasado siglo, y han descubierto datos sorprendentes, según explican en Nature Geoscience.

En los años 70 el núcleo interno de la Tierra giraba en dirección contraria a la actual, y de forma sincronizada con el manto terrestre. Pero alrededor de 2009 se detecta un reducción de velocidad, hasta que el núcleo se ha detenido por completo, y ha cambiado de dirección.

Medusas bioluminiscentes

El año pasado otro estudio diferente presentado por dos profesores de la Facultad de Letras, Artes y Ciencias Dornsife de la USC, mostraba una conclusión similar: "Nuestras últimas observaciones muestran que el núcleo interno giró ligeramente más despacio de 1969 a 1971 y luego se movió en la otra dirección de 1971 a 1974", explican en IFL Science.

Es un fenómeno que parece repetirse cada 70 años más o menos, seguramente debido a las diferentes atracciones gravitatorias que ejercen sobre el núcleo la Luna y el propio manto de la Tierra.

Que el núcleo de Tierra se haya parado y esté cambiando de dirección, tiene consecuencias. Cambia la posición del norte magnético, la duración de los días, y los movimientos de las mareas. Y con ello, el clima. Por eso es tan importante que estudiemos más a fondo todo lo que ocurre bajo nuestros pies.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Hoy destacamos

Y además