Logo Computerhoy.com

La NASA ya trabaja un telescopio que será más potente y hasta 100 veces más grande que el James Webb

La NASA suma y sigue y su nuevo proyecto con nombre FLUTE, busca crear un telescopio fluídico, que superará en hasta 100 veces el tamaño actual del James Webb, basándose en el moldeado de fluidos que permite crear grandes lentes directamente en el espacio.

La NASA ya trabaja un sustituto que dejará al James Webb a la altura de unos prismáticos
Foto del redactor Carolina González ValenzuelaFoto del redactor Carolina González Valenzuela

La NASA nunca cesa es sus innovaciones y, pese al increíble telescopio James Webb, el más potente jamás lanzado al espacio, la agencia ya ha puesto el foco en otra novedad: crear lentes líquidas para fabricar un telescopio gigantesco de un tamaño quizá 100 veces superior al Webb, en el propio espacio y así evitar el imposible envío desde la Tierra.

En un nuevo artículo en su página web, la NASA escribe que está explorando nuevas formas y materiales fluidos para construir telescopios gigantes con su programa FLUTE. "Cuando se trata de telescopios, más grande es mejor", escribe. "Los telescopios más grandes recogen más luz y permiten a los astrónomos mirar más lejos en el espacio y ver objetos distantes con mayor detalle", añade.

El astronauta israelí Eytan Stibbe, a bordo de la Misión Axiom 1 (que tiene previsto enviar a cuatro personas a la ISS para una estancia de ocho días), será quién lleve a cabo el experimento: explorar si es posible fabricar lentes y espejos de alta precisión en el espacio utilizando líquidos.

"Pensamos: ¿por qué no aprovechar el modo en que los líquidos se comportan de forma natural en microgravedad y aplicarlo a la construcción de telescopios a gran escala o componentes ópticos fabricados en el espacio que puedan tener todo tipo de usos?", explica Edward Balaban, investigador principal del Experimento de Telescopios Fluídicos (FLUTE) en el Centro de Investigación Ames de la NASA.

Ya se han realizado pruebas previas con éxito en la Tierra

Uno de los grandes puntos a favor, es que no hablamos de algo nuevo que se vaya a probar por primera vez en la Estación Espacial Internacional. Los investigadores ya han probado anteriormente la idea de las lentes líquidas en la Tierra simulando un entorno ingrávido con agua.

"Inyectando un líquido que puede solidificarse, en monturas circulares sumergidas en agua, pudimos crear lentes literalmente en un cubo de fregar", explica a la NASA el Dr. Valeri Frumkin, del Technion - Instituto Tecnológico de Israel. "Los polímeros, que también se utilizan para hacer uñas acrílicas o en adhesivos como el superglue, son una elección natural para el material de las lentes".

Investigadores del FLUTE forman una lente líquida durante un periodo de microgravedad de 15 a 20 segundos en un vuelo parabólico ZeroG. NASA
Investigadores del FLUTE forman una lente líquida durante un periodo de microgravedad de 15 a 20 segundos en un vuelo parabólico ZeroG. NASA

Se descubrió que las lentes sólidas creadas con líquido de esta manera tenían una calidad increíble que rivaliza o incluso supera lo que se puede crear con los métodos que existen en la fabricación de lentes ópticas. Y lo que es mejor, necesitaron menos tiempo de creación en comparación con las lentes tradicionales.

Destacar que posteriormente también se ha probado a realizar estas lentes en microgravedad simulada en el Airbus Zero G, de nuevo, con éxito.

hubble vs webb

Cuando el experimento se realice en microgravedad permanente a bordo de la Estación Espacial Internacional, Eytan Stibbe probará suerte para crear una lente que resulte efectiva. Tal y como explican, una vez creadas las lentes con polímeros líquidos y endurecidas con luz ultravioleta o mediante altas temperaturas, se enviarán a la Tierra para que las analicen los investigadores de la NASA.

Si todo sale como la NASA espera, este proceso realizado varias veces podría dar lugar a enormes telescopios espaciales 100 veces más grandes que el James Webb. Tan solo imagina lo que serían capaces de hacer si ya nos quedamos con la boca abierta al ver las imágenes del James Webb.

Conoce cómo trabajamos en ComputerHoy.

Etiquetas: NASA