Logo Computerhoy.com

Así es el innovador piloto automático de Airbus capaz de aterrizar en cualquier pista o aeropuerto de manera autónoma

Foto del redactor Juan Antonio Pascual Estapé

Redactor Colaborador

Foto del redactor Juan Antonio Pascual Estapé

Redactor Colaborador

Hablamos mucho de los coches autónomos, pero los aviones autónomos ya han alcanzado el mismo nivel de desarrollo.

DragonFly, el piloto automático de Airbus capaz de aterrizar un avión en cualquier aeropuerto del mundo, sin importar las condiciones climáticas o la visibilidad, ya está en los tres meses finales de desarrollo. El avión autónomo está un poco más cerca.

DragonFly utiliza las mismas tecnologías que emplean los coches autónomos, pero aplicadas a un avión y con capas extra de seguridad. Si un avión autónomo falla, pueden morir cientos, miles de personas.

La nueva tecnología de Airbus no pretende sustituir a los pilotos. No es un avión autónomo (al menos de momento) sino un piloto automático que asiste a los humanos, y solo tomo el control en una situación de emergencia en la que los pilotos estén inoperativos.

DragonFly, el piloto automático que aterriza un avión

Hoy en día los aviones son muy estables, y el piloto automático es capaz de nivelar el avión en casi cualquier situación. Con ayuda de la torre de control, casí cualquier persona con unas buenas dosis de sangre fría, podría aterrizar un vuelo comercial.

Pero DragonFry va un paso más allá. En condiciones de emergencia en las que los pilotos no estén disponibles, es capaz de desviar el rumbo al aeropuerto más cercano, aterrizar el avión sin importar las condiciones meteorológicas o la visibilidad, y hasta aparcarlo en el hangar si se lo pides... Puedes ver cómo funciona en el vídeo de apertura de la noticia.

Para conseguir esto, DragonFly de Airbus emplea varias capas de tecnología. En el supuesto de que un avión se quede sin pilotos, en primer lugar una inteligencia artificial conectada a los mapas de vuelo y a los sistemas del avión, evalúa la ruta, las condiciones atmosféricas, zonas habitadas, combustible, etc. y elige el aeropuerto más cercano en donde sea más seguro aterrizar.

Antonov An-225

Se comunica con su torre de control y con el Centro de Control de Operaciones, para avisar de su llegada y asegurarse de que tiene vía para aterrizar.

Si recibe el permiso, en la última fase una serie de sensores y cámaras con reconocimiento de imágenes, similares a los que usan los coches autónomos, recrean una imagen 3D del entorno para localizar la pista, y con los sensores de altitud y posición del avión, aterrizar sin problema.

Es una tecnología que Airbus lleva tiempo probando y, según la nota de prensa, está en los 3 últimos meses de desarrollo. Una vez terminada, la va a mejorar para que no solo sirva en situaciones de emergencia. También ofrecerá datos y ayuda a los pilotos en los despegues y aterrizajes. Una especie de copiloto virtual dotado de inteligencia artificial.

DragonFly, el piloto automático de Airbus que es capaz de aterrizar el avión en cualquier aeropuerto, demuestra que los aviones autónomos están cada vez más cerca. Pero tendrán que pasar cientos de pruebas de seguridad, antes de que la tecnología llegue a los aviones comerciales.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Viajes, Inteligencia artificial, Vídeo