Logo Computerhoy.com

Netflix ya ha estrenado en España el plan barato con anuncios, ¿te compensa cambiarte?

Streaming
Netflix

El plan barato con anuncios de Netflix acaba de ser estrenado y vamos a repasar todas sus características para comprobar si de verdad merece la pena pagar por él.

El plan barato de Netflix ya está entre nosotros y, ahora, toca comprobar si es lo suficientemente interesante como para optar por esta nueva modalidad de suscripción o seguir como hasta ahora. A nivel general no hay mucho que contar acerca de lo nuevo que acaba de lanzar Netflix, aunque si no te has enterado todavía vamos a hacer un pequeño resumen.

Lo primero a tener en cuenta es que Netflix se ha apresurado para lanzar este nuevo plan y el motivo detrás de esto es bastante incierto, aunque todo apunta a que necesita competir de una forma más encarnizada con las plataformas como HBO Max o Disney+. Dejando de lado los motivos detrás del lanzamiento de este plan, vamos a ver todo lo que hay detrás.

Netflix quiere que este nuevo plan sea la opción barata y más accesible de la plataforma, pero esto tiene truco. Al suscribirte a este plan lo que obtienes son una retahíla de películas y series, pero no todas las que se encuentran dentro del catálogo. Además, accedes a que se muestre publicidad dentro de la plataforma de streaming.

Sí, estarás pagando por ver series, películas y documentales con momentos de publicidad que se reproducirán de forma automática y que, lógicamente, no podrás saltar. Posiblemente al leer todo esto te haya quedado claro que este nuevo modelo de suscripción no es para ti, pero eso no significa que no sea interesante repasar lo que ofrece y, sobre todo, lo que no.

Barato y con anuncios: así es el nuevo modelo de suscripción que aterriza en España

Hasta hoy los planes que ofrecía Netflix eran únicamente tres: básico, estándar y premium. A partir de ahora se suma el plan básico con anuncios que se encontraría por detrás del plan básico. A nivel de características es el más limitado de los cuatro planes actuales y, por lo tanto, también es el más barato de los cuatro.

Lo que ofrece el plan básico y con anuncios se resume en la visualización en un solo dispositivo a resolución HD, además de que algunas series y películas no estarán disponibles en el catálogo de este plan. Hay que sumar a esto los anuncios que se reproducirán, ascendiendo a un total de 4 y 5 minutos por cada hora.

Con el plan barato con anuncios no se puede descargar contenido para verlo más tarde sin conexión por lo que siempre tendrás que depender de tu conexión a internet para poder ver los contenidos que se lancen. El precio con el que llega este plan básico con anuncios es de 5,49 euros al mes por la suscripción, siendo un precio que no se nos antoja tan económico.

El siguiente plan es el básico. En este plan tenemos la reproducción en un solo dispositivo al mismo tiempo y en resolución HD como en el básico con anuncios. Las diferencias las encontramos en que todo el catálogo de series, películas y documentales estará disponible y, por supuesto, esto sin necesidad de anuncios.

Básico con anunciosBásicoEstándarPremium
Dispositivos disponibles1 dispositivo1 dispositivo2 dispositivos simultáneos4 dispositivos simultáneos
ContenidoCatálogo limitadoCatálogo ilimitadoCatálogo ilimitadoCatálogo ilimitado
ResoluciónHDHDFull HDUltra HD o 4K
AnunciosNoNoNo
DescargasNo1 dispositivo2 dispositivos simultáneos4 dispositivos simultáneos
Precio 5.49€ 7,99€12.99€17.99€

Además, el plan básico permite descargar contenidos en un dispositivo para poder disfrutarlos más tarde en algún momento en el que te encuentres sin conexión. El precio del plan básico es de 7,99 euros al mes lo que hace que sea 2,5 euros más caro que el plan básico con anuncios, pero ofreciendo mucho más.

Dejando atrás los planes básicos toca ver el plan estándar. En este plan se pueden ver contenidos en hasta dos dispositivos al mismo tiempo, la resolución pasa a ser Full HD, el catálogo de Netflix está completo y se pueden descargar contenidos para ver más tarde en dos dispositivos al mismo tiempo en caso de ser necesario.

El precio del plan estándar es de 12,99 euros al mes lo que supone un aumento de 5 euros respecto al plan básico y de 7,5 euros en caso de ser el plan básico con anuncios. En caso de compartir este plan con otra persona el precio individual se queda en 6,49 euros por individuo, siendo inferior al plan estándar y ofreciendo mayor resolución.

Ahora toca pasar al plan premium que permite ver los contenidos en cuatro dispositivos al mismo tiempo, la resolución sube hasta el 4K y se pueden descargar series, películas y documentales hasta en cuatro dispositivos. El precio que tiene el plan premium es de 17,99 euros, siendo el más caro de los cuatro y, lógicamente, el que más funcionalidades ofrece.

En caso de compartir la suscripción premium de Netflix, el precio entre cuatro personas se queda en 4,49 euros. La cifra es bastante interesante pues demuestra que siempre sale más rentable compartir que pagar el plan más básico de Netflix. Sí, la empresa de streaming está poniendo todo su empeño en evitar que los usuarios compartan cuenta.

Mientras no hagan efectivas sus medidas para evitar compartir cuenta en Netflix, lo más recomendable es juntarte con tres amigos o tres familiares y compartir el plan premium de Netflix. De hecho, el plan básico con anuncios no tiene ningún tipo de sentido y menos con el precio al que ha salido al mercado.

La diferencia entre tener o no tener anuncios sin necesidad de compartir cuenta es de 2,5 euros, ganando también en contenido en streaming. La jugada de Netflix puede tener sentido a nivel empresarial, pero siendo la diferencia tan mínima y buscando siempre ver contenidos sin anuncios lo mejor es compartir el plan premium o directamente pagar el plan básico normal.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Hoy destacamos

Y además