Skip to main content

Comprar un router: guía con todo lo que debes saber para elegir

Comprar un router: guía con todo lo que debes saber para elegir

Juan Antonio Pascual

20/01/2018 - 08:07

Si vas a comprar un router, necesitas conocer las últimas innovaciones que han surgido en los últimos meses. En esta guía para comprar un router lo explicamos.

Comprar un router en 2018 no es una tarea sencilla. Y es muy diferente a lo que suponía hacerlo hacer dos o tres años: hay que tener en cuenta factores cada vez más importantes como las bandas en las que funciona el router (que tenga 5 GHz es imprescindible), si tiene o no la tecnología de MIMO, el alcance de la cobertura...

Los routers tienen una función básica: ofrecer Internet por cable o a través de aire. Pero su tecnología ha evolucionado a un ritmo vertiginoso, hasta el punto de que un router nuevo incorpora funciones que no existían hace apenas unos meses. Los routers que regalan las operadoras cumplen con la función básica de darte conexión, pero son muy limitados en aspectos como el alcance y el rendimiento del WiFi.

Los tiempos cambian, y las necesidades también. Antes era suficiente con un canal para enviar y recibir datos del PC. Como mucho, también se conectaban los móviles de los padres. Ahora tiene móvil con WiFi hasta el gato, y se conecta a Internet hasta la tetera. Televisores, consolas, tablets, dispositivos de streaming, Internet de las Cosas... Cada vez más aparatos saturan nuestras redes WiFi, así que los routers han tenido que evolucionar para gestionar muchas conexiones al mismo tiempo, además de añadir nuevas medidas de seguridad, prioridades de conexión, optimizaciones para el streaming (Netflix) o el juego online, entre otras cosas.

Por eso hemos preparado esta guía para comprar un router con todo lo que debes saber para elegir bien.

Las primeras decisiones básicas

Los routers de 2018 ofrecen docenas de funciones y características, pero muchas de ellas no son vitales para un uso cotidiano, o solo aportan mejoras a cierto grupo de usuarios, como los gamers, o aquellos que descargan mucho o realizan muchas videoconferencias.

Por eso vamos a comenzar revisando las características básicas de un router, que nos va a permitir aplicar un primer filtro.

Lo primero que debemos analizar es el uso que le vamos a dar. Si tenemos muchos móviles en casa (por ejemplo, una familia numerosa) hay que comprar un router que potencie la conexión WiFi, y soporte muchas conexiones simultáneas.

Si usamos mucho el streaming (por ejemplo para ver Netflix), debemos buscar un router que gestione las prioridades, de forma que mantenga la velocidad del streaming cuando otras aplicaciones exijan ancho de banda para descargar.

Es importante conocer tanto nuestras necesidades, como las diferentes características del router.

Tutorial: Cómo configurar tu red WiFi correctamente

Conexiones y antenas

Lo primero que debes elegir es el número de conexiones de cable y antenas que necesitas. Si vas a poner el router cerca de tus dispositivos (consolas, ordenadores, Smart TV), es recomendable conectar por cable, pues no sufre las interferencias ni la saturación del WiFi. Cuenta los dispositivos que vas a conectar por cable, y asegúrate de que el router que elijas tiene al menos esos conectores. Lo normal es que vengan con dos o cuatro clavijas LAN Ethernet y una WLAN, pero algunos tienen más. Los ideal es que sean conexiones LAN Gigabit.

https://computerhoy.com/noticias/life/branded--netflix--5-hechos-narrados-black-mirror-que-podrian-convertirse-realidad-73419

Incluso aunque el router esté lejos, te puede interesar conectar por cable a través de la red eléctrica, mediante un conector PLC. El WiFi siempre tiene que ser la última opción.

Si pese a lo dicho vas a usar mucho el WiFi y vives en una casa grande o con muchas paredes y obstáculos de madera, te conviene que el router tenga varias antenas enternas orientables en diferentes direcciones. Eso sí, ten en cuenta que muchos routers usan antenas internas, y son igual de válidas. Pero asegúrate de que tiene varias y están orientadas en diferentes ángulos.

Estas primeras decisiones ya te permiten filtrar algunos modelos de routers.

El tipo de WiFi

Un dato clave a la hora de comprar un router en 2018 es el estándar WiFi que soporta. Existen varios diferentes, y definen aspectos como la velocidad, la capacidad de gestionar varias conexiones al mismo tiempo, e incluso la opción de crear varias redes WiFi diferentes con un único router.

En 2018 se ha estrenado el nuevo estándar WiFi 802.11ax, que ya comienza a ser incluido en los routers más nuevos. Es hasta un 55% más rápido y permite más conexiones simultáneas.

Comprar un router: guía con todo lo que debes saber para elegir

El Asus RT-AX88U es uno de los primeros routers que acepta el estándar WiFi 802.11ax. Se pondrá a la venta en el primer cuatrimestre del año. Pero hace falta que los móviles, tablets, PCs y otros dispositivos también sean compatibles con él, algo que no ocurrirá hasta 2019.

Existen otros que llevan años entre nosotros. Estas son sus diferencias:

  • 802.11abg: velocidad de hasta 300 Mbps
  • 802.11n: velocidad de hasta 800 Mbps
  • 802.11ac: velocidad de hasta 1300 Mbps (1733 Mbps en la banda de los 5 GHz). Consume menos energía. Los canales de la señal son más anchos (caben más dispositivos) y admite señales simultáneas con MU-MIMO y beamforming.
  • 802.11ad: Un estándar que no pertenece a la IEEE. Ofrece 800 Mbps en 2,4 GHz, 1.733 Mbps en 5 GHz, y 4.600 Mbps en una nueva banda de 60 GHz
  • 802.11ax: velocidad de hasta 6.000 Mbps (11.000 Mbps en 2019). Mejora de las tecnologías MU-MIMO y OFDA para establecer más conexiones al mismo tiempo sin interferir entre ellas

Cuando vayas a comprar un router, mira el tipo de estándar WiFi que soporta y descubrirás sus características principales. Ten en cuenta que la máxima velocidad de cada estándar sólo se obtiene con tres, cuatro u ocho antenas, según el formato.

Así debes poner el router en casa para mejorar la cobertura

Los mejores routers de 2018 tienen que garantizar dos funciones críticas: un buen alcance del WiFi, y la conexión simultánea de numerosos dispositivos. Para ello se utilizan nuevas tecnologías que son las que marcan su calidad (y su precio). Vamos a verlas en detalle.

Tecnologías de alcance

Un router recibe la señal de Internet a través del ADSL o la fibra óptica que nos suministra la operadora, y la envía a todo tipo de dispositivos bien a través de otro cable Ethernet, o por el aire, con WiFi. El alcance y la velocidad del WiFI depende de muchos factores, como las interferencias, los obstáculos, o la distancia al router, factores que se potencian (o se minimizan) con nuevas tecnologías.

Número de antenas

Ya hemos comentado que es importante comprobar el número de antenas de un router, aunque muchos de ellos usan antenas internas. Los routers estándar suelen llevar dos, pero los hay con cuatro y hasta ocho antenas, como el Linksys EA9500-EU:

Como más antenas tengamos más fácil le resulta al router enviar la señal en una determinada dirección, más alcance y más velocidad tendrá.

Beamforming

Muchos router modernos utilizan Beamforming para mejorar la conexión WiFi. Esta técnica permite al router detectar la dirección en la que se encuentra el dispositivo que quiere conectarse (el móvil, la consola o el PC), y aumentar la intensidad de la señal WiFi en esa dirección:

Comprar un router: guía con todo lo que debes saber para elegir

Si el router va a estar lejos de tus dispositivos o hay muchos obstáculos (paredes, puertas, muebles), te conviene comprar un router con Beamforming.

WiFi Mesh o WiFi en malla

Si vives en una casa grande, o bien hay muchas paredes, escaleras, muebles y otros obstáculos, es posible que el WiFi no llegue a todos los rincones, o pierda mucha velocidad. La solución clásica es poner un repetidor WiFi, o llevar Internet a través de la red eléctrica. Pero tienen sus inconvenientes. Los repetidores crean su propio punto de acceso y los dispositivos se conectan a uno u otro. Cambiar entre ellos no es instantáneo. Los PLC a través de la red eléctrica exigen un enchufe que a veces no está a mano, o tienes varias instalaciones eléctricas independientes en casa.

Una alternativa cada vez más utilizada es WiFi Mesh, o WiFi mallada. La teoría es similar a la del repetidor WiFi (varios nodos distribuidos por toda la casa), pero en este caso no son puntos de acceso independientes, sino nodos de una malla común. Los dispositivos se conectan automáticamente al nodo más cercano, y el cambio de uno a otro es instantáneo.

Algunos fabricantes permiten crear WiFi en malla usando routers viejos que tenemos olvidados en el armario, para no tener que comprar más hardware.

Tecnologías de conexión

Aumentan el número de dispositivos simultáneos conectados, y reducen las interferencias.

Dos o tres bandas

Los routers antiguos funcionaban en la banda de los 2.4 GHz, que hoy en día está saturada porque casi todos los dispositivos usan esta frecuencia. Los routers de 2018 emplean dos bandas, la de 2.4 GHz y la de 5 GHz. La banda de 5 GHz está menos usada, es más rápida y tiene menos latencia (es mejor para videojuegos), pero tiene menos alcance. Si tu router es multibanda, creará dos o más redes WiFi. Asegúrate de repartir tus dispositivos entre todas las redes, para reducir las interferencias. Lo normal es poner los antiguos (móviles y PCs viejos) en la banda de los 2.4 GHz, y reservar la de 5 GHz para los móviles modernos, consolas, etc.

Band Steering

Esta tecnología cambia automáticamente un dispositivo conectado de la banda de 2.4 GHz a la de 5 GHz, o al revés, en función de la saturación. Si una está muy llena, se cambia a otra.

Comprar un router: guía con todo lo que debes saber para elegir

MU-MIMO

Los routers de hoy en día tienen que ofrecer conexión a muchos dispositivos a la vez (varios móviles de la famlia, PCs, consolas, Smart TV, Internet de las Cosas). Todos comparten la red, así que compiten por el ancho de banda.

La tecnología MU-MIMO se estrenó en 2015, a través del estándar 802.11ac. Antes los routers sólo podían atender a un dispositivo a la vez, el resto se tenía que poner en una cola. Con MU-MIMO, un router es capaz de conectar varios aparatos al mismo tiempo, y atender entradas y salidas de datos a la vez. Puede separar la conexión de cada dispositivo (por ejemplo, asignando cada uno a una antena), así como enviar y recibir datos al mismo tiempo. De esta forma se reducen las interferencias y se puede asignar ancho de banda a cada uno de ellos, si nos interesa que uno tenga más velocidad de Internet que otro. Por ejemplo, si quieres que Netflix no interfiera con una partida multijugador a PlayerUnknown's Battlegrounds, o con una descarga grande en el PC.

Es importante si juegas mucho online o usas mucho el streaming.

Existen diferentes capacidades, llamadas MU-MIMO 2x2, 3x3 o 4x4. Hacen referencia al número de usuarios simultáneos que atienden a la vez. Un router MU-MIMO 2x2 puede conectarse con dos dispositivos simultáneamente.

Comprar un router: guía con todo lo que debes saber para elegir

Canales compartidos

Puesto que todos los routers que hay en una misma zona (los de los vecinos de un bloque, por ejemplo) usan la misma banda de 2.4 o 5 GHz para transmitir, ésta se divide en más de una docena de canales, para reducir las interferencias. La mayoría de los routers solo se conectan a un canal, y pueden cambiar automáticamente a otro si está muy saturado. Los routers más avanzados son capaces de hacer Channel Bonding, es decir, combinar dos canales contiguos para mejorar la conexión. Si vives en una zona muy poblada, esta opción puede ser interesante.

Conexión 4G LTE

Algunos routers permiten instalar una tarjeta SIM para conectarse a Internet a través de 4G LTE. Es mucho más eficaz que hacer tethering con el propio móvil. No es una opción de uso cotidiano porque la conexión 4G LTE es cara, pero sí puede resultar útil en lugares en donde no llega la fibra, o hay frecuentes averías y no puedes quedarte sin Internet en el ordenador.

192.168.1.1: Cómo acceder al router y cambiar la configuración

Funcionamiento

Los mejores routers de 2018 no se conforman sólo con enviar y recibir datos de Internet. También los optimizan para que viajen más rápido.

Enrutamiento de paquetes

Los datos se mueven a través de Internet en forma de paquetes. La forma de gestionar estos paquetes es lo que hace que lleguen a su destino más o menos rápido. Cuando juegas a un videojuego multijugador, es vital que estos paquetes se intercambien lo más rápidamente entre los jugadores de una misma partida, para que no aparezca el temido lag (retardo), que estropea el juego.

Si vas a comprar un router para gaming, comprueba que tiene funciones de optimización de paquetes como WTFast o GPN (cada marca los llama de una forma), que buscan la ruta más rápida para que esos paquetes lleguen a su destino lo más rápido posible, reduciendo al mínimo la latencia en los juegos.

QoS Adaptativo

Casi todos los routers disponen de un modo QoS (Calidad del Servicio). Es como se llama a la capacidad de dar prioridad a ciertas tareas. Podemos dar prioridad a los juegos, o a las descargas, o a las videoconferencias, y el router reservará más ancho de banda para ellos. Suele ser una opción difícil de configurar. Por eso los routers avanzados incluyen QoS adaptativo, que se adapta automáticamente a la prioridad que le pidamos, en función de los dispositivos conectados y el tipo de datos que se estén transmitiendo.

Puertos USB

¿Para qué necesita un router un puerto USB? Si conectas un disco duro, puedes convertirlo en un NAS y compartir su contenido con cualquier dispositivo, a través de la red WiFi. Es conveniente que sea USB 3.0, mejor que 2.0.

Comprar un router: guía con todo lo que debes saber para elegir

Por medio de la función NAS también es posible enviar música a altavoces inalámbricos, conectar en red impresoras y escáneres, e incluso retransmitir la televisión TDT a cualquier móvil o tablet.

Funciones extra

Muchos routers son capaces de realizar otras tareas más allá de ofrecer conexión a Internet. Algunas son muy prácticas.

Estándares de seguridad

Todos los routers son compatibles con los sistemas de encriptación WEP, WAP (ambos ya anticuados) y WAP-2. Algunos también soportan WAP-2 Enterprise, aún más robusto, pensado para las empresas.

Control parental

Casi todos los router, incluso los gratuitos, incluyen una función de control parental, pero suele ser muy básica: cortar la conexión a ciertas horas, o bloquear ciertas webs que debes indicar. Los más avanzados permite establecer filtros más elaborados por edad, tipo de contenido, etc.

App para el móvil

Si hay muchos dispositivos en tu casa que se conectan a Internet, te conviene comprobar si existe una app que permita controlarlo todo desde el móvil. Con algunos modelos es posible ver quién está conectado a cada red WiFi, asignar el ancho de banda, dar prioridad a ciertas descargas, gestionar el control parental, etc. Por ejemplo, los routers de AVM disponen de un sistema operativo propio llamado Fritz! OS, que se controla desde el PC, tablet o móvil:

Comprar un router: guía con todo lo que debes saber para elegir

Permite hacer cosas como dar preferencia a un dispositivo (por ejemplo la tele, si estás viendo Netflix y no quieres que se corte), dar conexión a invitados sin desvelar la clave, o desviar las llamadas del fijo al móvil. También transmite películas y música en streaming a todos los dispositivos, e incluso transforma el móvil en una webcam accesible a través de Internet.

El hardware

Por último, hay que echar un vistazo al hardware que utiliza el router, pues también tiene su propio procesador y memoria RAM. Los más modernos disponen de procesadores Qualcomm de 2 núcleos y hasta 1 GB o más de memoria RAM, para gestionar las conexiones.

Con esta guía con todo lo que debes saber para comprar un router podrás descubrir el modelo que más te conviene. Elige las funciones que más necesitas, y búscalas en los routers que te llamen la atención. Para empezar te recomendamos este artículo con algunos de los mejores routers que hay ahora mismo en el mercado. ¡Mucha suerte!

Los 5 mejores router WiFi de 2017

Ver ahora:

Sobre el autor

Redactor de ComputerHoy: llevo en Axel Springer, antes Hobby Press, desde que estudiaba en la universidad. ¡He colaborado en un montón de revistas!

Tags:

#router

Te recomendamos