Logo Computerhoy.com

Las 10 comidas que no deberías recalentar en el microondas

Pese a que el microondas en muchas ocasiones es nuestro gran aliado, hay ciertos alimentos y comidas ya cocinadas que es mejor evitar recalentar en este aparato por nuestra salud.

Los mejores microondas baratos que puedes comprar
Gettyimages
Foto del redactor Carolina González ValenzuelaFoto del redactor Carolina González Valenzuela

El microondas es un aparato maravilloso que nos ahorra un tiempo increíble. Los alimentos se calientan más rápido en él que en la cocina o en el horno, y no es necesario casi ni estar pendiente del tiempo o el peso del alimento.

Sólo tienes que elegir el modo, programar el temporizador, y ya puedes esperar para disfrutar de casi cualquier alimento. Ahora bien, no todos los platos son aptos para el microondas. Algunos pueden deteriorarse durante el proceso de cocción, mientras que otros pueden generar sustancias tóxicas para nuestra salud.

Y es que, un microondas no cocina los alimentos de manera uniforme, lo que a menudo significa que cualquier bacteria presente en los alimentos, aunque se recalienten, sobrevivirá. 

Sálvate de una intoxicación alimentaria o simplemente de una comida bastante mala y reseca manteniendo estas sobras del día anterior fuera de tu microondas. Te dejamos 10 comidas a evitar para cocinar o recalentar en el microondas.

Las 10 comidas que no deberías recalentar en el microondas

Arroz

arroz blanco
Depositphotos

El arroz contiene esporas de Bacillus cereus, una bacteria que puede causar intoxicación alimentaria. Estas esporas pueden sobrevivir durante la cocción, y cuanto más tiempo permanezca el arroz cocido a temperatura ambiente, más probable es que la bacteria crezca y se multiplique.

Huevos duros

Huevos cocidos

Getty Images

Los huevos duros pueden cocinarse con antelación para que sean un buen acompañante para casi cualquier comida, pero si prefieres comerlos calientes, evita el microondas

Estos contienen humedad, y el vapor se acumula cuando se calientan. La cáscara impide que el vapor salga, lo que significa que el huevo explotará cuando lo peles. 

Leche materna

Leche materna

Aquí entramos en un terreno complicado ya que cualquier madre que esté en periodo de lactancia ha extraído la leche y la ha conservado y posteriormente calentado en el microondas. Y es que, el aspecto de que el microondas calienta de forma desigual afecta también a este alimento para nuestros bebés que puede ocasionar la floración de bacterias.

La mejor opción, según la FDA es calentarla en un cazo para así evitar cualquier problema que podemos transmitir a nuestro hijo o hija.

Carne procesada/embutido

Chorizo

Las carnes procesadas suelen contener sustancias químicas y conservantes que prolongan su vida útil. Desgraciadamente, cocinarlas en el microondas puede empeorar esas sustancias para la salud.

Al recalentarlas, lo único que estamos haciendo es generar sustancias químicas que perjudican nuestra salud. 

Un estudio publicado en la revista Food Control, según extraemos de Reader's Digest, sugiere que recalentar carnes procesadas con radiación de microondas contribuye a la formación de productos de oxidación del colesterol (COP), que se han relacionado con el desarrollo de enfermedades coronarias

Fruta

Frutas

Getty Images

A ver, con respecto a la fruta aquí hay poco debate porque cuánta gente calienta futa en un microondas o directamente la calienta sea donde sea. Sin embargo, aquí no hablamos de meter una manzana en el micro si no, por ejemplo, cocinar una tarta de manzana en este aparato o calentar unas uvas para deshidratarlas y convertirlas en pasas (mejor en el horno).

Pues bien, en este proceso se produce lo que se conoce como plasma, una forma de materia que se crea cuando el gas se ioniza y deja pasar la electricidad y radiación, fundiéndose o vaporizando el recipiente en el que esté.

Además, la fruta entera atrapa el vapor bajo la pulpa, lo que significa que podría reventar mientras se calienta.

Pollo

Carne de pollo y pavo

Aquí es bastante simple de entender. La composición proteica de este alimento básico cambia por completo cuando se saca del frigorífico para calentarlo. Esto puede causar problemas en el sistema digestivo, así que mejor, evitémoslo.

Por supuesto y aunque aquí hablamos de recalentar, olvídate de cocinarlo en el microondas. Existen una gran cantidad de bacterias que pueden sobrevivir en la carne cuando se calienta en el microondas, en comparación con otros métodos de cocción.

Chiles picantes

Chiles picantes

Vamos con algo que seguro que muy pocos han probado y que te recomendamos que siga siendo así. Y es que, recalentar estos pequeños pimientos picantes puede provocar que la capsaicina, la sustancia química que les da su sabor picante, se libera en el aire y podemos montar un gran drama.

Además, si consigues evitar esto, el microondas quedará impregnado de esta sustancia, así que probablemente el café del día siguiente te despierte más de lo normal.

Determinadas Verduras 

Espinacas

Si tienes espinacas o cualquier verdura de hoja verde, zanahoria, nabo o incluso apio, evita recalentarlas en el microondas. Estas verduras ricas en nitratos cuando se vuelven a calentar pueden volverse tóxicas, liberando propiedades cancerígenas.

Y es que, por ejemplo, las espinacas contienen una gran cantidad de hierro, algo que ya todos sabemos, por lo que calentarlas y recalentarlas puede oxidar el hierro presente en ellas. La oxidación del hierro genera peligrosos radicales libres que se sabe que causan muchas enfermedades.

Remolacha

Remolacha

Al igual que antes hemos comentado con las espinacas, sucede lo mismo con la remolacha. Su composición hace que sea altamente peligroso, que no mortal, consumir este producto recalentado en un microondas.

Patatas

patatas

Las patatas, al ser un alimento básico, son las mejores y más fáciles de almacenar, recalentar y comer. Desgraciadamente, hay que pensarlo bien. Las patatas son una rica fuente de vitamina B6, potasio y vitamina C, pero si se recalientan una y otra vez, lo más probable es que produzcan Clostridium Botulinum (bacteria causante del botulismo). 

Incluso si se dejan las patatas cocidas a temperatura ambiente, la producción de bacterias no hará más que aumentar. Por lo tanto, si quiere evitar la proliferación de bacterias, lo mejor es mantenerlas en la nevera o tirarlas si no se consumen en 1 ó 2 días.


Conoce cómo trabajamos en ComputerHoy.

Etiquetas: AlimentaciónSalud, Cocina