Cómo diferenciar un café sano de uno que no lo es

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Qué tipo de café es mejor para la salud.

Hay cafés que son sanos y otros que no lo son, algo que está relacionado en parte con su sabor, aunque no siempre. En temas de paladar el gusto depende de la persona, aunque no todos los tipos de café del mundo tienen las mismas propiedades, y éstas habitualmente tienen algo que ver con el sabor adquirido por el grano.

Se puede diferenciar un café sano y bueno de uno que apenas tiene sabor y además es perjudicial. Hay literatura científica de sobra para saber que beber café es bueno para la salud, aunque todo depende de cómo lo tomes. Sus efectos como antioxidante, por citar un ejemplo, son de sobra conocidos por todos.

 

Para abrir boca, aquí va una serie de consejos sobre cómo tomar el café:

Elige la mejor cafetera en oferta dentro del inmenso catálogo de Amazon España

Tipos de café: arábica vs robusta, las dos variedades principales

Hay decenas de tipos de café en todo el mundo, aunque por lo general sólo unos pocos están disponibles para el gran público. Las variedades más selectas son prohibitivamente caras, así que prácticamente la totalidad del comercio mundial de los granos de café se reduce a dos variedades principales: arábica, la mayoritaria, y robusta.

La diferencia entre estos dos tipos de café es el sabor y sus propiedades. El tipo arábica se cultiva siempre a más de 800 metros de altitud, mientras que el robusta necesita un clima más liviano. Esto hace que el café Arábica tenga un sabor mucho más fuerte que la otra alternativa, y es que el grano es más concentrado.

Como ya hemos dicho, sobre gustos no hay nada escrito. Depende ya de si prefieres un sabor más intenso o uno más suave, cuestión de paladar, ya que prácticamente no hay diferencia en cuanto a beneficios de estos dos cafés para la salud.

Como último apunte, hay que hace un inciso sobre las variedades de café que hay en España: mezcla y natural. En el primer caso de trata del llamado café torrefacto, el elaborado con granos tostados con azúcar -recuerda, no tomar- que se sirve en la mayor parte de bares y restaurantes. Ni que decir tiene que su sabor y propiedades son considerablemente peores.